Nicolás Maduro decreta estado de alarma en Venezuela para combatir coronavirus

El mandatario venezolano informó este viernes que evalúan restringir las actividades laborales.

Caracas. El mandatario venezolano Nicolás Maduro decretó este viernes 13 de marzo el estado de alarma como mecanismo para implementar las acciones necesarias que permitan prevenir y combatir la propagación del nuevo coronavirus (COVID-19) en el país.

Explicó que la decisión fue tomada con base en el artículo 338 de la Constitución, el cual le otorga la facultad en casos que puedan poner en riesgo la seguridad y estabilidad del país.

CRBV Art. 338: Podrá decretarse el estado de alarma cuando se produzcan catástrofes, calamidades públicas u otros acontecimientos similares que pongan seriamente en peligro la seguridad de la Nación o de sus ciudadanos y ciudadanas. Dicho estado de excepción durará hasta treinta días, siendo prorrogable hasta por treinta días más.

Podrá decretarse el estado de emergencia económica cuando se susciten circunstancias económicas extraordinarias que afecten gravemente la vida económica de la Nación. Su duración será de hasta sesenta días, prorrogable por un plazo igual.

Podrá decretarse el estado de conmoción interior o exterior en caso de conflicto interno o externo, que ponga seriamente en peligro la seguridad de la Nación, de sus ciudadanos y ciudadanas, o de sus instituciones. Se prolongará hasta por noventa días, siendo prorrogable hasta por noventa días más.

La aprobación de la prórroga de los estados de excepción corresponde a la Asamblea Nacional. Una Ley Orgánica regulará los estados de excepción y determinará las medidas que pueden adoptarse con base en los mismos.

Asimismo, Maduro instó a los gobernadores y gobernadoras a trabajar 24 horas para atender la situación del coronavirus y garantizar la seguridad a la población. «Todo el Estado venezolano debe estar al servicio del pueblo para protegerlo, defenderlo y acompañarlo en esta crisis», enfatizó.

Lee también
José Brito asegura que Venezuela Unida no se opondría a una reprogramación de elecciones por la COVID-19

Otras de las decisiones tomadas por el Gobierno venezolano fueron la suspensión, a partir del próximo 16 de marzo, de las clases en todos los niveles educativos, así como la prohibición de ingresar a los servicios de transporte público sin contar con la debida protección (mascarillas) para no propagar el COVID-19.

«Ningún país está suficientemente preparado. No creemos que esta es una crisis más. Estamos declarando al país en emergencia. Cero burocracia y cero irresponsabilidad y cero falta de coordinación. Es hora del sacrificio», dijo en cadena de radio y televisión.

Maduro pidió a todos sus funcionarios que trabajen con responsabilidad para atender el coronavirus, el cual, aseguró, es mortal. Sin embargo, la OMS ha aclarado en múltiples oportunidades que el índice de mortalidad de la enfermedad es solo de 2 %.

Entre otras medidas, anunció que dentro de los próximos días se suspenderán las actividades laborales en todo el país. También firmó un decreto para impedir que personas que no tengan tapabocas ingresen a los sistemas de Metro y ferrocarril.

«Esto nos va a llevar meses, meses para controlarlo (…) es difícil y lo será», admitió.

A la oposición y a los centros de salud privados les pidió trabajar en conjunto para frenar la enfermedad.

«Acá no hay oposición y gobierno ahorita. Acá trabajamos por la vida (…), ya basta de utilizar y manipular con una situación tan alarmante, tan crítica», agregó.

Luego de que la mañana de este viernes se confirmaran dos casos en Venezuela, Maduro dijo que se han realizado 80 pruebas para descartar COVID-19.

Lea también:

Colombia cierra fronteras terrestres con Venezuela


Participa en la conversación