En estos momentos no hay Cardiosan, Oncaspar ni Prednisona. Además escasean antirretrovirales, anticonvulsivos, antibióticos, antigripales y medicamentos para la tensión

Mabel Sarmiento Garmendia/@mabelsarmiento

Caracas. Recientemente Carlos Rotondaro, presidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, reconoció que existen fallas coyunturales de algunos medicamentos, pero las mismas son solventadas de 15 a 30 días. Por tanto, dijo que no se puede  hablar de escasez.

Pero para una niña de tres años como Fabiola que sufre de Leucemia y que desde hace cinco meses está siendo tratada en el hospital Miguel Pérez Carreño de Caracas, esperar de 15 a 30 días por una ampolla de Oncaspar (la quimioterapia que le colocan) es una cuestión de vida o muerte.

Pues bien. Sus familiares llevan todo el mes buscando hasta por debajo de las piedras las 14 ampollas que requiere. «En la farmacia de Alto Costo del Ivss nos las daban, pero las que estaban entregando eran unas genéricas provenientes de China y le causaban reacción a la niña. La doctora nos dijo que debíamos conseguir la original, pero esa no la hay», contó Martha Navas, abuela de la niña.

Dijo que han viajado a Maracaibo y a Valencia a buscar algunas donaciones, pero por esta fecha es muy difícil, y además se exponen a que les decomisen las cajas por presunto contrabando. Así que echaron mano de las redes sociales para pedir auxilio.

«Por las redes sociales y por las publicaciones en los medios de comunicación hemos conseguido algunas ampollas. Pero es muy duro. Cuando la niña comenzó con la enfermedad fue muy difícil, a uno le pega mucho, pero ahora atravesar por esto, no conseguir los medicamentos, es más duro aún», señaló.

Por fuera el medicamento cuesta 35.000 bolívares. «Pero es el mismo chino que importó el Gobierno. La mamá de otro niño que tiene la misma patología que Fabiola pudo comprarlas y también le ocasionó una reacción. Pero el problema es que no se consigue el tratamiento original. A la bebé se la colocan una vez a la semana y si no la tenemos, por ejemplo, esta semana no se le puso, se le retrasa el protocolo y por su puesto se pone en riesgo su vida. Solo se le ha podido poner tres dosis», comentó.

Lee también
Producción de maíz disminuyó 30% en 2020 en medio de desfase tecnológico y falta de financiamiento

Fabiola no solo necesita Oncaspar. Está medicada con un cóctel de fármacos para controlarle la leucemia, entre ellos Betametasona. Además debe tomar obligatoriamente Cardiosan (un protector de órganos principalmente del corazón). «Pero tampoco lo conseguimos. Esto es muy preocupante».

Crisis indetenible 

Como esta familia muchas otras. Según Federación Farmacéutica de Venezuela en estos momentos en el país no hay antirretrovirales, anticonvulsivos, antibióticos, tratamientos para el cáncer, antigripales ni medicamentos para la tensión.

En declaraciones recientes dadas por el presidente de la Federación, Freddy Ceballos, informó que están utilizando medicamentos de uso animal, «porque el Estado venezolano no da los dólares para que se produzcan aquí».

Se refirió al caso dela Prednisona, un fármaco que no se consigue y que es usado para tratar rechazo de órganos en trasplantes, asma, alergias epidérmicas, problemas del oído y enfermedades del riñón.

La deuda que tiene el Estado Venezolano con el sector farmacéutico suma 3 millardos de dólares. 2014 y ahora 2015 han sido los dos años de más recesión en el gremio, por lo que la federación calculó que 85 % de las farmacias del país van a quebrar. No solo faltan medicamentos. También hay déficit de insumos.

Ahora bien, se rumoró que el Gobierno comenzaría a honrar la deuda a principios de 2016, pero lo que vaticinan fuentes cercanas al sector es que se va a acentuar el desabastecimiento. «Ni pagando esos dólares se resuelve la crisis, pues no hay producción local», manifestó un vocero del gremio farmacéutico.

Lee también
Fallas en la planta de ósmosis de la Unidad de Diálisis Juan Pablo II pone en riesgo a los pacientes renales

Lea también: “Se quejan de que no tienen hallacas y en mí arbolito quedará un regalo sin abrir


Participa en la conversación