Integrantes de las comunidades indígenas sostienen que la Dgcim asesinó a uno de ellos en una incursión secreta este sábado. Las protestas lograron que se suspendieran las elecciones del domingo en Gran Sabana (sur de Bolívar).

Ciudad Guayana. A las comunidades indígenas del sur de Bolívar que protestan desde el sábado a raíz del asesinato de Charlie Peñaloza, el pemón que fue víctima de una incursión armada de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en el Parque Nacional Canaima, no les bastó con que sus revueltas hayan obligado al Consejo Nacional Electoral (CNE) a suspender las elecciones de concejales en el municipio Gran Sabana.

Para ellos debía haber más. Por eso, desde finales de la tarde del lunes, cerraron la vía que comunica Venezuela con Brasil. La protesta es tan álgida que, a finales de la tarde de este martes, cumple 24 horas sin interrupciones. Según sus voceros, continuará hasta que el gobierno de Nicolás Maduro admita que sus funcionarios son los responsables del asesinato y garantice que este tipo de hechos no sucedan nuevamente.

Los grupos que protestan en la Troncal 10 arreciaron la manifestación luego de la declaración del ministro de Defensa de Maduro, Vladimir Padrino, tres días después del ataque en el que murió Peñaloza y su hermano, Carlos Peñaloza, fue herido.

Padrino criticó “esas maquinarias que se ponen a destruir la capa vegetal y que buscan en profundidad el oro” y detalló que “hubo un enfrentamiento, hubo armas, hicieron armas contra esta comisión, los efectivos que conducían esta operación y resultó este intercambio, de este enfrentamiento en ese sector, cuatro heridos con armas de fuego. Lamentablemente falleció uno de esos cuatro heridos”.

Lee también
Trabajador de Sidor reclama su salario con caminata desde Ciudad Bolívar

Suspicacias

Ricardo Delgado, exalcalde de Gran Sabana, explicó que la declaración de Padrino exaltó más los ánimos:

No dijo nada el sábado ni el domingo ni el lunes. Los representantes (militares) de ellos, que fueron a conversar con el Consejo de Caciques, dijeron que no saben nada, pero nosotros no creemos en esa versión: nadie moviliza todo eso (aviones y funcionarios) sin que el Gobierno sepa de esa maniobra. Por eso creemos que fue planificado y que ellos son los responsables”.

Apuntó sobre el asesinato de Peñaloza:

“Nosotros creemos que fue envenenado en el camino hacia el hospital de Ciudad Bolívar, porque su herida no era de tanta gravedad como para que muriera”.

El cadáver permanece todavía en la morgue del hospital Ruiz y Páez, de la capital del estado.

El alcalde actual, Emilio González, informó más temprano este martes que los habitantes de las comunidades Waramasen, Santo Domingo, Maurak y San Antonio de Morichal son las que se unieron en la protesta.

El Gobierno quiere apoderarse del oro de la zona y no vamos a permitirlo (…) Lo que se solicita es que se retiren de la zona porque en lugar de paz, traen incomodidad total, traen armas de guerra, matan a nuestros hermanos y no lo vamos a permitir”, declaró al diario Correo del Caroní.

El diputado a la Asamblea Nacional. Américo de Grazia, corroboró que la protesta se mantiene como acto de resistencia indígena. «Cerrada la línea fronteriza con Brasil. Así como el aeropuerto de Santa Elena de Uairén. Hasta que no haya justicia y aparezcan los responsables de la acción criminal perpetrada por la Dgcim”.

Lee también
Funcionarios del Sebin allanan sede del Correo del Caroní en Puerto Ordaz

Nueve de los funcionarios de ese organismo que participaron en el operativo permanecen en el Parque Nacional Canaima. La posibilidad de que los indígenas permitan sus rescates es parte de la negociación con el Gobierno.

Fotos: Cortesía


Participa en la conversación