En un operativo, que el gremio califica de improvisado, efectivos de la Guardia Nacional detuvieron la tarde del pasado lunes a dos médicos residentes en el hospital Universitario de Maracaibo. Freddy Pachano Arenas, director de posgrado de medicina de la Universidad del Zulia, indicó que los militares revisaron los carros de los galenos, y encontraron insumos. En San Cristóbal, denuncian acoso por parte de «inspectores de salud».

Maracaibo. Tras un operativo realizado la tarde del pasado lunes en el Hospital Universitario de Maracaibo, efectivos de la Guardia Nacional detuvieron a dos médicos residentes de posgrado identificados como Rafael Briceño, de cuarto año, venezolano y María Elías, colombiana, de primer año, por presunta sustracción de insumos.

Freddy Pachano Arenas, director del posgrado de medicina de la Universidad del Zulia, refirió que ambos fueron detenidos, al momento que se disponían a salir de las instalaciones hospitalarias.

Esta comisión que estaba en un operativo improvisado, al parecer revisó los carros y encontraron los insumos. Aparentemente los insumos que tenía el doctor Rafael Briceño no son del hospital pero la residente de primer año reconoció que los que ella tenía sí lo eran», sostuvo Pachano.

Según informó el galeno, estos insumos estaban destinados para una intervención quirúrgica que se tenía prevista para este martes. «Eran para operar a una paciente de un tumor gigante de ovario, identificada como Claudia Salón.

«Se le ha hecho saber a los residentes de la orden emitida por el Ministerio del Poder Popular Para la Salud y la orden que ha emitido el director del hospital, de que no se pueden solicitar insumos, aun cuando entendemos que el residente por tratar de resolver un problema hace lo que sea por ayudar al paciente, no podemos avalar situaciones que van contra la orden de la máxima autoridad del hospital», insistió el médico.

Pachano refirió que el personal y los residentes de medicina del hospital están al tanto de las nuevas directrices sobre este tema.

Les hemos explicado que no deben tener insumos en su poder y que si los van a introducir al hospital, aun cuando no son del hospital, deben declararlos para cuando los vayan a sacar sepan que son los mismos que entraron y no se usaron o dejarlos en el hospital. Todos estos problemas vienen por el déficit de insumos, pero hay una propuesta nueva, con un director nuevo en el Hospital Universitario de Maracaibo y lo primero que tenemos que hacer es darle la confianza», refirió.

Situación complicada

Sobre el paradero de los detenidos, dijo que hasta la noche de ayer (lunes) se conoció que estaban en el destacamento de la Guardia Nacional de la Barraca, pero se desconoce si el día de hoy fueron trasladados a otra sede y si fueron acusados formalmente por la sustracción de insumos.

El galeno explicó que desde la Universidad del Zulia, a través de la dirección de asesoría jurídica, prestarán apoyo a los detenidos, sin embargo aclaró que hay cosas que escapan de sus manos.

Yo los voy a ayudar desde el punto de vista legal con la dirección de asesoría jurídica de LUZ pero cuando suceden casos como este, en los que el residente es encontrado con insumos del hospital o sacándolos, puede verse como una sustracción de insumos, y es un tema delicado y difícil», sostuvo.

El director de posgrado de LUZ, dijo estar seguro de la inocencia de los involucrados.

«Estoy convencido de que esa no era la intención de la doctora, lo sé porque conozco el ambiente médico, un Guardia Nacional no tiene por qué pensar igual», dijo.

Se conoció que la paciente no se operó, por lo que Pachano refirió que los médicos, no solo del Zulia, sino de todo del país se encuentran en una situación muy delicada, entre si obedecer la norma o salvar la vida de los enfermos.

Uno sabe que son ellos y, sobre todo los residentes, los que han mantenido la salud de la población venezolana, pero no se pueden exponer a ser vilipendiados de esta forma por imprudencia. Entonces si ellos saben que no deben cargar insumos, que no deben sacarlos del hospital así sean donados, no lo deben hacer», refirió.

Hasta el momento se desconocen las razones del operativo de la Guardia Nacional en el referido hospital.

Denuncian acoso en San Cristóbal 

Trabajadores del Hospital Patrocinio Peñuela Ruiz, adscrito al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, en San Cristóbal, denunciaron que son víctimas de persecución, tras la llegada de los llamados «inspectores de salud».

Revisiones inesperadas de lockers, pertenencias, bolsos y hasta en los cuartos de reposo, mantienen en zozobra a camilleros, enfermeros, médicos y hasta el personal de limpieza, pues aseguran que con esta persecución, buscan hacer ver que ellos son los responsables del desabastecimiento de insumos médicos en los centros asistenciales públicos del país.

En mayo pasado, Nicolás Maduro sugirió la designación de «inspectores secretos», para hacer vigilancia y «contraloría» en los centros de salud, a fin de que los mismos salgan adelante. Destacó Maduro en su momento que la función de estos sería acabar con las mafias de medicamentos que hay en los hospitales.

Trabajadores del centro asistencial, el segundo más importante del estado después del Hospital Central de San Cristóbal, denunciaron a Crónica.Uno, la «cacería de brujas» a la que aseguraron están siendo sometidos, bajo la mirada complaciente de las autoridades del centro asistencial.

sustracción de insumos
En Patricio Pañuela Ruiz, denuncian persecución de inspectores Foto: Cortesía
Revisiones sorpresas

Bajo la condición de anonimato, pues temen represalias, aseguraron que en ese centro, al menos hay dos inspectores, quienes no escatiman en requisar bolsos, carteras, y demás pertenencias de los trabajadores en busca de algo que les «permita armar la alharaca» de que se estaban robando los insumos de allí.

Hace dos años éramos los Héroes de batas blancas, ahora nos tratan como si fuéramos delincuentes y eso no es así. Cuando uno menos se los espera, llegan y nos revisan como si cargáramos droga o algo peor», dice una de las enfermeras de este centro.

Señala que si bien saben que hay inescrupulosos que venden medicamentos, muchos tienen sus “caletas” y precisamente no son instrumentos médico-quirúrgicos, sino guantes, gasas que en un momento han servido para atender a pacientes que no cuentan con los recursos para comprar todo lo que se le pide para ser atendidos.

“Aquí solo hay mano de obra, porque todo, hasta las soluciones que son algo tan básico y elemental no lo hay, todo, absolutamente todo debe comprarlo el paciente…ni un algodón podemos tener en los bolsillos, porque nos llevan presos”, sostuvieron.

Mueren de mengua

Comentan que recientemente hubo una situación de emergencia en el área de traumatología con una paciente que se agravó. Gracias a la caridad de otros pacientes, es que pudieron usar guantes para entubar a la mujer agonizante.

Tras sufrir de un paro respiratorio, se vieron en la obligación de usar una lámina de metal, ante la falla de la tabla necesaria para hacer RCP. 

El succionador hubo que traerlo de pabellón porque no había en piso, teníamos que hacerle el RCP pendientes de que no la fuéramos a cortar con los remaches de la lámina», dijo.

Lamentablemente la paciente no resistió y perdió la vida. Tras el hecho, reprochan que el inspector no haya llegado para evidenciar las condiciones en las que trabajan en este lugar.

«Para eso sí no hay inspector. En ese momento brilló por su ausencia, porque andan como brujas viendo a ver a quienes meten presos para ganar puntos con el director. Solo se dedican a perseguir», denunciaron.

La ONG Médicos Unidos de Venezuela, rechazó esta medida, ya que lo que se busca, es «exponer a quienes ayudan a los pacientes, bajo la amenaza del vilipendio o de perder su libertad».

«Ese cuerpo de inspectores no inspeccionará a ministros, directores ni a los verdaderos responsables…Los venezolanos que acuden a los hospitales deben llevar la lista de insumos y medicamentos que necesitarán pues los centros asistenciales están desabastecidos», reza un comunicado emitido por la Organización, quienes en reiteradas oportunidades han denunciado la persecución en hospitales.


Participa en la conversación