Protestas por gasolina en Cumaná se radicalizan y sin miedo manifiestan frente a la gobernación

sin miedo

Permanecer más de un mes si gasolina y la falta de un cronograma de abastecimiento para los conductores y usuarios particulares por parte de las autoridades del estado, agudizó el nivel de desesperación de los conductores particulares y transportistas que hasta ahora no han podido cargar de gasolina los tanques de sus vehículos.

Cumaná. La traumática espera de permanecer más de un mes sin combustible obligó a que decenas de cumaneses, transportistas, comerciantes y conductores particulares radicalizaran las protestas y, sin miedo, este martes 22 de septiembre acudieron de forma voluntaria a la convocatoria que hicieran grupos de usuarios organizados para exigir a las autoridades civiles y militares del estado Sucre abastecimiento de gasolina. Cuatro días después algunos manifestantes se mantienen en el lugar.

Los promotores de la protesta, aprovechando la semana de flexibilización de la cuarentena, hicieron un llamado colectivo a la participación activa, a través de las redes sociales, recibiendo la respuesta efectiva de más 300 conductores y transportistas que se apersonaron a las inmediaciones de la Gobernación del estado Sucre.

La gobernación del estado, punto de la concentración, amaneció y permaneció acordonada con funcionarios de la policía estatal fuertemente equipados con implementos antimotín.

La presencia de los contingentes de la policía del estado no intimidó ni amilanó a los manifestantes, que estaban decididos a ejercer su derecho constitucional a la protesta y exigieron a viva voz —“queremos gasolina”— el suministro del carburante necesario para su movilización.

sin miedo
La presencia de los funcionarios policiales no intimidó a los manifestantes. Foto: Cortesía.

En la concentración, los representantes de los grupos de usuarios y conductores de las estaciones de servicio Venezuela, La Ventaja, El Peñón y Villa Olímpica manifestaron que seguirán con este tipo de acciones si no logran respuestas a sus exigencias.

La exclusividad del suministro de gasolina solo para sectores priorizados en medio de esta cuarentena, ha comprometido la vida del ciudadano común que necesita movilizarse para cumplir con sus actividades propias y cotidianas como ir al trabajo, trasladar a algún familiar enfermo o simplemente movilizarse para realizar las compras del hogar.

Lee también
Venezuela supera los 80.000 contagios de COVID-19 con otros siete fallecidos y 608 casos

Para Agustín Barrios, usuario de la bomba La Ventaja, es “una calamidad” tener el carro parado desde hace más de un mes por falta de gasolina. Reconoce que no es el único que está en esta situación, porque un trabajador normal no puede costear la gasolina “bachaqueada” por tres y hasta cuatro dólares, si el sueldo no alcanza ni para comer.

En Cumaná desde hace más de un mes durante la radicalización de la cuarentena no hay venta de gasolina para particulares.

Y ahora tampoco abastecen gasolina durante la semana de flexibilización”, argumentó Carlos Rondón, líder del grupo de usuarios de la bomba Venezuela.

Esta larga espera y la desinformación con respecto a un cronograma de abastecimiento para los conductores y usuarios particulares por parte de las autoridades del estado, agudizó el nivel de desesperación de los ciudadanos y transportistas que hasta ahora no han podido cargar de gasolina los tanques de sus vehículos.

Aseguran que las autoridades se han limitado a decir que solo abastecerán a los sectores priorizados, pero en otros estados están vendiendo a particulares. «¿Por qué en Sucre, ¿no?”, se preguntaban.

sin miedo
Los usuarios denuncian venta irregular del combustible. Foto: Cortesía.

Entretanto, Raúl Valdez, vecino y usuario de la bomba El Peñón, llamó la atención de las condiciones que establecieron en esa estación de servicio. “Allí surten al transporte público y camiones de carga; pero los transportistas tendrán que tener sus unidades con la carga que transporten para poder abastecer sus unidades”.

Esto es una locura —insistió en señalar Valdez— si el transportista entró a Cumaná con una carga de aguacate o de pollo y vendió toda su mercancía, ¿Cómo pretenden que tenga la carga para poder venderle la gasolina para su retorno?

Lee también
La gasolina es un negocio estrictamente militar

Lo mismo pasa con las funerarias, dijo otro usuario. Para que puedan garantizar un servicio fúnebre, las carrozas deben llevar al difunto con acta de defunción para que puedan ser atendidos.

Este condicionamiento para la oportuna distribución de gasolina y la desinformación en torno a un cronograma para surtir a los conductores particulares condujo a que los representantes de los grupos organizados entregaran oficios con listas de usuarios al general de división, Pablo Bravo Parra, comandante de la Zodi Sucre y al gobernador del estado Sucre, Edwin Rojas, solicitando abastecimiento continuo de gasolina para los usuarios de estas estaciones de servicio.

Denuncian irregularidades

En medio de la manifestación la gente denunció algunas irregularidades en las estaciones de servicio de Cumaná, donde han sido testigos de la venta de gasolina “por debajo de cuerda” a particulares sin ser funcionarios de sectores priorizados.

Coincidieron en que no solo es la venta de combustible a discreción de quien administra la estación de servicio o de los funcionarios militares responsables de la seguridad y custodia de la misma, sino del “matraqueo” y maltrato que reciben los usuarios por parte de los funcionarios militares.

Transcendió, en medio de la protesta, que, mientras “le niegan la gasolina al pueblo”, en algunas estaciones de servicio han sustraído la reserva de combustible en medio de la noche, pese a que estas bombas están custodiadas por funcionarios de seguridad del Estado.

Mientras tanto, uno de los sectores más afectados, a pesar de ser uno de los priorizados, es el de salud. Médicos y personal de salud expresaron que existe una lista de beneficiarios coordinada por Fundasalud, pero son muchos los profesionales que han sido excluidos de esos listados por esas mismas autoridades y no les venden gasolina.

Lee también
Más de 32 días esperaron transportistas y conductores en Cariaco para abastecerse de gasolina

Los médicos advirtieron que esta irregularidad compromete sus servicios y respectivas guardias en los diferentes centros de salud donde laboran ante la imposibilidad de llegar a cumplir con su trabajo, más cuando el Gobierno no ha dispuesto unidades de transporte que garanticen su traslado, agregaron.

Este reclamo del sector salud ha sido recurrente porque el beneficio solo es para el grupo de Barrio Adentro, el resto “debe ingeniárselas” y buscar cómo cumple con sus horarios de servicio, agregaron.

Los afectados dan cuenta de que hay médicos a quienes les venden gasolina hasta dos veces a la semana, otros solo pueden abasteceraw cada 15 días, mientras que más de 20 % son excluidos de las listas oficiales.

La protesta llegó a la AN

El diputado por Sucre a la Asamblea Nacional, Robert Alcalá, se hizo eco de esta protesta y también elevó su voz en el Parlamento nacional para denunciar la aguda crisis y drama que padece el pueblo venezolano por la falta de gasolina.

Refirió que Venezuela pasó de ser el país con la gasolina más barata del mundo, a tener la más cara del mundo; donde se le niega el combustible al pueblo y se pone en riesgo la vida de pacientes oncológicos y renales.

El diputado destacó que de acuerdo con cifras que manejan en la Asamblea Nacional, en las refinerías de El Cardón y El Palito escasamente se produce alrededor de 55.000 barriles diarios de gasolina y el país necesita para el consumo interno entre 240.000 a 250.000 barriles diarios, lo cual representa una deficiencia de cerca de 200.000 barriles diarios, un verdadero drama para el pueblo venezolano.

Aseguró que desde la AN seguirá elevando su voz de protesta y continuará llamando al pueblo venezolano a ejercer su legítimo derecho constitucional a la protesta pacífica.


Participa en la conversación