Proyectan planes de infraestructura en el casco central de Maracaibo para erradicar la inseguridad y prostitución

Las Pulgas

El Consejo Legislativo del estado Zulia instaló varias mesas de trabajo para atender los problemas que enfrenta el casco central de Maraciabo, entre ellos en el Mercado Las Pulgas, como inseguridad, explotación sexual infantil e infraestructura, mientras que la asociación plataneros solicitó al gobierno nacional la construcción de un nuevo mercado en terrenos de Metro Mara.

Maracaibo. Los recuerdos de aquella turbulenta madrugada del 25 de mayo de 2020 siguen frescos para los comerciantes formales e informales del Mercado Las Pulgas, en el caso central de Maracaibo, que vieron como el esfuerzo de sus años de trabajo se desvaneció tras una intervención del gobierno regional en la que más de 20.000 trabajadores resultaron afectados.

Esa fecha marcó un antes y un después para el mercado a cielo abierto más grande del estado Zulia, donde nació el comercio de la ciudad. Sobre todo después de suspender sus actividades por ser el foco de contagio más grande de COVID-19 en la llegada de la pandemia, situación que se prolongó hasta mediados de 2021 y que dejó pérdidas incalculables para los comerciantes.

La gestión anterior de la gobernación del Zulia y la alcaldía de Maracaibo a cargo de Omar Prieto y Willy Casanova, respectivamente, anunciaron en su momento la reactivación del mercado como un triunfo para la entidad, aseguraron la erradicación de mafias y un reordenamiento del mercado «que ahora si estaba listo para ser un lugar seguro y limpio donde propios y extraños podrían hacer sus compras».

Estas acciones provocaron que más de 2000 trabajadores formales pasarán al comercio informal, que se mantienen hasta la fecha,  de acuerdo con cifras de la Asociación de Comerciantes de Las Pulgas; un centro desolado, oscuro y con fallas de servicios públicos cada día más graves.

Ya nosotros no somos los mismos, las pérdidas que tuvimos fueron muchas porque no solo fue la pandemia, sino los robos y los atropellos que la Guardia Nacional Bolivariana aprovechó para hacer cuando nos sacaron de aquí”, dijo Zenaida Urdaneta, una vendedora ambulante que sueña con que le devuelvan el local donde trabajó por más de 20 años en el mercado Las Playitas.

Plataneros buscan orden

Uno de los gremios más afectadas por la reestructuración del mercado 2019-2020, fueron los plataneros, que desde hace más de 14 años se mantuvieron agrupados en un terreno adyacente a la estación Libertador del Metro de Maracaibo. Por más de un año estuvieron vagando por varias zonas del casco central como el mercado Kai Kai, Puente España, El Pescadito, entre otras, para no perder su origen comercial.

Estamos cansados de andar del timbo al tambo, porque los plataneros somos el sector marginado entre los marginados de los comerciantes del centro, entonces van a tener que hacer algo con nosotros”, dijo Francisco Solano, un carretillero.

Oswaldo Márquez, Presidente de la Asociación de Plataneros del Zulia que hace vida en el casco central de la ciudad dijo que ahora más de 6000 agremiados buscan la reivindicación de sus derechos laborales a través de la construcción de un nuevo mercado, en el marco de lo que han denominado Plan Integral de Renovación Urbana para el casco central de Maracaibo.

Actualmente un aproximado de 500 plataneros ocupan nuevamente el terreno propiedad de Metro Maracaibo, pero Márquez asegura que en 2008, Hugo Chávez: “Reconoció nuestra historia, la herencia cultural y le ordenó al presidente del metro de Maracaibo, Francisco Urbina, para ese entonces, que nos dieran ese terreno. Ahí hemos estado todo este tiempo, aguantamos el desalojo y volvimos, lo justo sería tener nuestro propio mercado”.

El plan es solicitar la adjudicación del terreno para brindarle estabilidad a un universo de 800 personas que comercializan formalmente con este rubro. Sin embargo, el presidente de la asociación propuso reubicar a los carretilleros y paseadores (vendedores ambulantes), en la parte trasera del mercado Las Pulgas amparados en el artículo 181 de la Constitución de la República

Art. “Los ejidos son inalienables e imprescriptibles. Solo podrán enajenarse previo cumplimiento de las formalidades previstas en las ordenanzas municipales y en los supuestos que las mismas señalen, conforme a esta Constitución y a la legislación que se dicte para desarrollar sus principios. Los terrenos situados dentro del área urbana de las poblaciones del Municipio, carentes de dueño o dueña, son ejidos, sin menoscabo de legítimos derechos de terceros, válidamente constituidos. Igualmente, se constituyen en ejidos las tierras baldías ubicadas en el área urbana. Quedarán exceptuadas las tierras correspondientes a las comunidades y pueblos indígenas. La ley establecerá la conversión en ejidos de otras tierras públicas”.

Según adelantó Márquez, están solicitando al presidente Nicolás Maduro a través de la administración de Metro Mara, una audiencia en la que esperan que asistan representantes de 14 asociaciones de comerciantes del centro de Maracaibo para solicitar la propiedad del terreno. “Es necesario que tengamos un mercado, no los merecemos”, dijo convencido, al tiempo que explicó que los terrenos de Las Pulgas son propiedad del Centro Rafael Urdaneta.

Plataneros
La Asociación de Plataneros del Centro de Maracaibo solicitará a Metro Mara la adjudicación del terreno donde han trabajado por más de 14 años para construir un nuevo mercado/Mariela Nava
Clez instala mesas de trabajo en el centro

El Consejo Legislativo del Estado Zulia (Clez) creó una comisión especial que se encargará de darle atención al sector económico del casco central de la ciudad a través de mesas de trabajo. Estas comisiones trataran temas como inseguridad; niñas, niños y adolescentes, prostitución, drogas e infraestructura para un nuevo reordenamiento del mercado.

Eduardo Labrador, diputado del Clez, dijo a Crónica.Uno que existe una responsabilidad regional con los plataneros, por lo que desde la comisión que preside brindarán un acompañamiento y asesoramiento para que su propuesta de tener un mercado nuevo sea un proyecto que les permita pasar de la economía informal a la formal y ponerle orden a la anarquía.

Le hemos pedido al gremio que sinceren un censo de trabajadores y luego se lo presentaremos las autoridades regionales. Si bien los comerciantes han adquirido un derecho, también es cierto que el Metro tiene carácter legal sobre el terreno, por eso pediremos una reunión con sus directivos para plantear la situación y ver la viabilidad del proyecto. Esperamos llegar a algún acuerdo”, dijo Labrador.

El centro es un lugar inseguro

La inseguridad y la explotación sexual infantil encabezan la lista de problemas que han sobrevivido dentro de sus oscuros y desolados pasillos. “El casco central tiene diversidad de problemas, por eso debe atenderse por áreas”, dijo el diputado del Clez.

Según las cifras que lleva Márquez, 400 niños y jóvenes son víctimas de explotación infantil en el mercado zuliano.

Tenemos una inseguridad vivita, al igual que la corrupción de los cuerpos de seguridad. Detrás de esos niños hay grupos, mafias, que los manejan, los usan para que pidan, roben y se prostituyan. Hay niñas de 12 y 13 años embarazadas. Tenemos una situación grave y nadie dice ni hace nada”, criticó el presidente de la asociación de plataneros.

El pasado miércoles 29 de junio, una joven de 20 años de edad fue atacada en el mercado Las Pulgas. La víctima fue identificada como Nelly González, que fue sorprendida en uno de los pasillos por tres mujeres que la golpearon y le dieron varias puñaladas.

Anteriormente, el 15 de mayo una comisión especial del Servicio de Investigación Penal del estado Zulia (Sipez) logró desarticular una red de prostitución infantil en el mercado que mantenía alianzas con licorerías y hoteles adyacentes al terminal de transporte terrestre de pasajeros de Maracaibo. Un hombre fue sorprendido en flagrancia abusando de un niño de 10 años de edad, quedó detenido.

Oswaldo Márquez denunció que esta situación tiende a empeorar. “Hay una cantidad de niños y jóvenes que pululan ahí, duermen en los techos de los negocios. Si no paramos esto seremos cómplices de un futuro aterrador”, concluyó.

Una nueva visión 

José Robles, presidente del Centro Rafael Urdaneta, dijo que la propuesta de la Asociación de Plataneros es lógica porque es indiscutiblemente que necesitan ubicarse, al igual que los comerciantes que quedaron bajo la figura del comercio informal tras el desalojo del mercado, pero aclaró que todo tiene su proceso.

“Nadie debe impedir el derecho al trabajo, pero debe hacerse de manera ordenada, sin generar caos. Este es un proyecto al que no se le pueden cerrar las puertas”. Adelantó Robles que reveló que entre las organizaciones de comerciantes del centro de la ciudad existen pugnas internas. “Eso pone en conflicto lo que se pueda estar decidiendo, porque nunca están de acuerdo”.

El CRU está preparando actualmente un proyecto para la construcción de un nuevo mercado que sería un anexo del mercado Las Pulgas, ubicado en la franja trasera. Robles explicó que los locales demolidos en esa zona aún tienen propietarios, debido a que esos terrenos fueron comprados por los mismos al Centro Rafael Urdaneta en su momento.

Esos mercaderes tienen propiedad de tenencia de la tierra y eso hay que reconocerlo. El CRU tiene clara la necesidad de diseñar un plan para que se pueda ocupar esa franja conversando con los propietarios y comerciantes para ver de qué manera se puedan volver a instalar ahí. Incluso,  se pueden dar algunos créditos, porque estamos diseñando un complejo, para su posterior discusión”.

Aunque el CRU mantiene activo el Plan de Renovación Urbana que busca adecuar el casco histórico de la ciudad, no solo en la preservación de las edificaciones históricas patrimoniales y los espacios, sino el desarrollo del comercio y la cultura. “Quedan muchas cosas por hacer entre ellas revitalizar el centro, reordenarlo y repoblarlo”, dijo.


Participa en la conversación