El 20 de febrero un grupo de ciudadanos protestó en Lima “contra” la migración de venezolanos. Al día siguiente hubo un intento de homicidio contra un venezolano repartidor de comida.

Caracas. El fin de semana en Perú ocurrieron varios hechos relacionados con los venezolanos migrantes y refugiados que viven en ese país. En Crónica.Uno hicimos un resumen: 

  • El 19 de febrero las defensorías del Pueblo de Ecuador, Colombia y Perú emitieron un comunicado en conjunto dirigido a los gobiernos y a los ciudadanos. Las instituciones dijeron que en las últimas semanas, ante la persistencia del cierre de las fronteras, han aumentando los riesgos asociados a la migración irregular para los venezolanos: “Con el auge de expresiones de intolerancia, manifestaciones de xenofobia, aporofobia que estigmatiza y criminaliza a las personas en situación de migración, a lo que se suma el despliegue desproporcionado de la fuerza pública en la frontera entre Ecuador y Perú”. Entre las peticiones se encuentran: medidas contingentes de apoyo humanitario, no desplegar en forma desproporcionada personal y equipo militar policial “como medida para desalentar el desplazamiento de personas” en fronteras, impulsar procesos de regularización migratoria excepcional y promover junto con la sociedad civil campañas de sensibilización sobre la migración.
  • El 20 de febrero un grupo de ciudadanos protestó en Lima contra la migración de venezolanos. Esta marcha fue convocada a través de redes sociales tras el homicidio de Silvano Oblitas Cántaro, un peruano en Colombia que presuntamente fue lanzado desde un puente. Durante la convocatoria, la Embajada de Venezuela fue atacada. Jorge Arreaza, canciller de Venezuela, exigió a las autoridades peruanas garantizar la integridad del personal diplomático y consular. “La República Bolivariana de Venezuela reitera su rechazo a las inaceptables campañas de discriminación y xenofobia contra la comunidad venezolana en Perú, exige el fin de las mismas y rechaza la difusión de mensajes antivenezolanos para obtener réditos electorales por parte de algunos sectores políticos de ese país”, se lee en el comunicado. Carlos Scull, representante diplomático de Juan Guaidó en Perú, también difundió un video en Twitter donde los manifestantes agredían a venezolanos que iban pasando por el lugar. “Hay apología a la discriminación se atacan a venezolanos que trabajan se promueve la violencia”, escribió Scull.
  • El 21 de febrero la Defensoría de Perú escribió en Twitter lamentando lo ocurrido en la marcha: “Las acciones discriminatorias no deben ser toleradas por la sociedad ni autoridades. Exigimos investigar y emitir sanciones correspondientes”. Ese mismo día, a Oswaldo Girán, venezolano repartidor de comida, un hombre en estado de ebriedad le disparó al momento de entregarle su pedido. No alcanzó a herirlo. “Él se me acerca y lanza un disparo y me peló. En eso me pone el arma en la cabeza y se le encasquilla dos veces, en lo que se le encasquilla me monto y me voy”, contó Girán en un video difundido en redes. Mientras huía, el hombre le lanzó otro disparo. Girán recibió asistencia legal de la ONG Unión Venezolana en Perú.

  • En la mañana del 21 de febrero, el Diario Correo de Perú informó que la policía de Robos de la División de Investigación Criminal capturó a Oscar Enrique Narro Correa, alias “Cara Cortada”, acusado de asesinar de cuatro balazos a  Orlando Abreu, comerciante venezolano. El asesinato ocurrió el 24 de enero en el mercado Mayorista, ubicado en la Provincia de Trujillo. El 12 de febrero Scull informó que el caso ya estaba en la Fiscalía y que estaba en comunicación con las autoridades. 
En contexto

En Perú viven casi 1,1 millones de venezolanos migrantes y refugiados que han huido de la emergencia humanitaria compleja de Venezuela. Solo 0,09 % de los que han llegado a ese país está en prisión, según escribió en Twitter Federico Agusti, representante de Acnur en Perú. “La mayoría de los refugiados y migrantes son trabajadores, honestos y comprometidos. No son delincuentes”, dijo. 

Un informe del Banco Mundial de 2019 señaló que la productividad laboral de Perú puede aumentar en 3,2 % con la participación de jóvenes venezolanos calificados. 42 % tiene entre 18 y 29 años de edad. Esto equivale a 3200 millones de dólares anuales o a un tercio del presupuesto del Ministerio de Educación de Perú. Esta es una de las razones por las que se requiere integrar económicamente y culturalmente a los venezolanos. 

En ese documento también se lee que 35 % de la población venezolana se ha sentido discriminada desde que llegó al país, 10 % ha sido víctima de violencia física a manos de un desconocido.

Lee también
Corte chilena dejó sin efecto expulsión de venezolanos por carecer de fundamento legal

La necesidad de oportunidades para esta población es urgente. Antes de la crisis sanitaria por la COVID-19, 18 % de la población de venezolanos en Perú estaba en pobreza, según datos del Banco Mundial. La mayoría no ha tenido acceso a trabajo formal, vivienda ni salud. Apenas 6 % estaba empleado bajo contrato. 

Foto referencial


Participa en la conversación