Remuneraciones promedio del sector privado siguen sin compensar las necesidades de los trabajadores

créditos

El Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) y la consultora Anova Policy Research calculan que en el sector comercio y servicios, que abarca 55 % del empleo formal, las remuneraciones promedio oscilan los 89 dólares mensuales. El monto, si bien casi triplica el de hace dos años, no garantiza cubrir las necesidades básicas y empuja a la población a la informalidad.

Caracas. Desde que la dolarización comenzó a volverse un hecho en el país, Cristian Montilla notó que sus ingresos mejoraron y, al menos, podía colaborar con la compra de alimentos en su hogar sin tener que abandonar por completo sus estudios universitarios, pero en el último año el encarecimiento del costo de la vida lo ha hecho replantear esa realidad. 

Cristian trabaja como asesor de ventas en una farmacia del centro de Caracas, donde cumple labores de cajero y auxiliar con otras dos personas en el mismo turno. Con la pandemia los comercios de venta de medicamentos fueron los pocos exceptuados por la cuarentena, por lo que durante varios meses se convirtió en el único sostén de su familia, sin siquiera pensar en abandonar su puesto de trabajo.

Ahora, casi tres años después de empezar a trabajar allí, Cristian comienza a pensar en nuevas oportunidades que permitan aumentar sus ingresos, aprovechando también que sus clases en la UCV siguen parcialmente suspendidas.. La razón: a pesar de los aumentos, lo que gana cada vez le rinde menos. 

Mi hermano terminó un curso de reparación de celulares y ha conseguido buena clientela. Estoy pensando dejar este trabajo para hacer el curso también y así vemos si montamos un negocio juntos en la casa o algún puesto económico que encontremos, explica Cristian.

Si bien las remuneraciones del sector privado -principalmente de comercio y servicios- han aumentado conforme avanza la dolarización, los montos siguen siendo irrisorios en gran parte de los lugares de trabajo. Durante la cuarentena, sí, nos ayudó un poco ese sueldo, pero ahorita sí creo que puede haber más oportunidades por cuenta propia

Una investigación conjunta del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) y la consultora Anova Policy Research reveló que en 2021 las remuneraciones del sector privado en dólares, en promedio, aumentaron 71,5 % y cerraron el año en torno a los $89,2 mensuales. 

El indicador, denominado Índice de Remuneraciones de los Trabajadores del área metropolitana de Caracas, fue elaborado mediante una encuesta mensual en 354 establecimientos comerciales de los cinco municipios capitalinos, cubriendo 3480 puestos de trabajo del sector comercio y servicios, que representa al menos 55 % del empleo formal en el país. 

Según el estudio, las remuneraciones del sector privado varían, en promedio, entre $80 (obreros, asistentes y empleados administrativos), $136 (profesionales y técnicos) y $210 (nivel gerencial de las empresas). En términos reales (en bolívares) la variación resultó ser de 20,7 % motivado -en parte- a la política de contención del tipo de cambio que mantiene la divisa abaratada.

Hay mucha gente trabajando en el sector comercio y servicios, pero también hay quienes están huyendo del empleo formal porque los salarios siguen siendo muy bajos (…) Hay indicios de que la informalidad ha aumentado muchísimo y la gente tiene la percepción de que trabajando por cuenta propia obtendrá mayor remuneración, explicó el economista jefe de Anova, Omar Zambrano, en la presentación del estudio.

Además, el estudio evidenció que, en promedio, 50 % de las remuneraciones que las empresas del sector dan a sus empleados son a través de bonos y 40 % mediante salarios, que son los que tienen incidencia laboral. 

Leyda Velásquez, por ejemplo, trabaja en una tienda de zapatos cerca de la avenida Urdaneta y cuenta que, de no ser porque en el local han logrado repuntar las ventas incluso en temporadas bajas, su ingreso sería de tan solo 50 dólares mensuales, pues por cada par de zapatos que logra vender obtiene 10 % de su precio en comisión y con eso costea los gastos semanales.

El Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores (Cenda) estima que en noviembre del año pasado la canasta alimentaria de 60 productos básicos para una familia de cuatro personas se ubicaba en $272 mensuales, por lo que un ingreso promedio de $89 solo cubre 32 % de ese monto. Además, la inflación sigue haciendo mellas en los bolsillos de los venezolanos, con precios en bolívares que aumentan tan rápido que incluso disminuyen el poder de compra del dólar.

Los estudios más recientes de Anova Research, y a falta de datos oficiales sobre remuneraciones por parte del Banco Central de Venezuela (BCV) y el Instituto Nacional de Estadística´(INE) desde 2015, muestran que entre 2020 y 2022 las remuneraciones del sector privado, en dólares, han aumentado al menos 170 % (hace dos años la estimación era de $32,71).

Aunque Omar Zambrano aclara que la “mejora” salarial se está dando principalmente en comercios y empresas prestadoras de servicios porque es el que está liderando la esporádica recuperación económica que estamos observando, dejando relegado a sectores como el público y otros que siguen perdiendo empleos.

Considero que los salarios promedio van a mejorar, pero cada vez habrá menos el el sector comercio y servicios. La recuperación económica basada solamente en comercio tiene un límite mientras no se creen empleos en otros sectores, porque si la gente no tiene buenos salarios, no va a poder consumir, destaca.

A mediados de abril del año pasado, Anova Research y el OVF ubicaban en más de $85 las remuneraciones promedio de sectores como industria, manufactura y agricultura, aunque juntos ambos representaban poco más de 10 % del empleo formal para entonces. Además, políticas como la exoneración de aranceles a la importación y la apreciación del tipo de cambio siguen afectando sus capacidades, pese a que en 2021 hubo evidencias tímidas de recuperación. 

El sector público, además, continúa en declive en cuanto a remuneraciones debido a, según el economista y miembro del OVF José Guerra, una política gubernamental de contracción del salario y el gasto público para disminuir la presión inflacionaria, que en 2021 registró la tasa más baja en cuatro años. 

Según lo registrado por el OVF las remuneraciones del sector educación están entre los $25 y $52 mensuales; la de obreros y empleados administrativos del sector salud van desde seis hasta ocho dólares al mes mientras que agentes policiales de cuerpos como el CICPC y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) perciben, en promedio, unos $14 por mes.


Participa en la conversación