Sintrasalud Apure denuncia que instructivo de pago del nuevo salario elimina beneficios y es un despido masivo nacional

salario

El salario de medio petro vigente desde marzo de este año, suprimió hasta 90% del valor económico de cláusulas contractuales, históricas y recientes, obtenidas a través de luchas sindicales. Los trabajadores de la salud de Apure piden la destitución del ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, por la eliminación de estos beneficios y que constituye un “despido indirecto” de toda la masa laboral venezolana del sector público.

San Fernando. Nicolás Maduro anunció el incremento del salario mínimo a medio petro para los trabajadores públicos del país, el pasado 3 de marzo, durante el segundo Congreso de la Clase Obrera del Psuv.

Para el momento del anuncio el medio petro era equivalente a 29 dólares y su correspondiente en moneda nacional, era de 126,32 bolívares. El 15 de marzo quedó fijado en Gaceta Oficial a 130 bolívares mensuales.

También aumentó el bono de alimentación que pasó, de 3 bolívares equivalentes a 0,68 dólares, a 45 bolívares igual a 10 dólares.

El incremento fue de 1705% con respecto al salario anterior de 1,6 dólares, igual a 7 bolívares y, además de los trabajadores activos, el beneficio se extendió a los jubilados y pensionados.

Maduro también anunció la salarización de los bonos otorgados a través del Sistema Patria, así como otras reivindicaciones laborales.

salario
MIguel Barrios, presidente de Sintrasalud, denuncia el despido masivo. Foto: Sulay García.

Vamos a aprovechar esta etapa para hacer nuevos contratos colectivos adaptados a las necesidades de los trabajadores, con módulo de salud, vivienda, educación, vacaciones, cajas de ahorro”, prometió Maduro.

Aunque no alcanzó a cubrir la canasta básica alimentaria, cuyo valor actual es superior a los 150 dólares, el aumento con sus beneficios extras, fue muy bien recibido por los trabajadores públicos nacionales.

La masa laboral del país lo interpretó como un reconocimiento oficial de la precarización del salario y una decidida intención de recuperarlo. Sin embargo, el dulce sabor dejado por el anuncio presidencial, no duró.

El instructivo Proceso de Ajuste del Sistema de Remuneración de la Administración Pública, Convenciones Colectivas, Tablas Especiales y Empresas Estratégicas para aplicación del incremento salarial, amargó todo.

Reducción y eliminación de cláusulas

El nuevo aumento fue a costa de una reducción de entre 50% y 90% del valor económico en cláusulas históricas y recientes, explica Miguel Barrios, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Salud de Apure.

En protesta por las desmejoras, todos los trabajadores de Insalud Apure, afiliados a Sintrasalud, al igual que sus homólogos del resto del país, acudieron a la oficina regional del Ministerio del Trabajo, el 12 de abril.

“Estamos en presencia de un despido masivo nacional. La reducción de algunas cláusulas y eliminación de otras, incide directamente sobre el salario y toda desmejora es un despido indirecto”, asegura Barrios.

El presidente de Sintrasalud sostiene que los lineamientos del instructivo establecidos por el ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, contradicen el espíritu de lo anunciado por Maduro.

Ricardo Menéndez, de manera unilateral y autócrata, nos cercenó parte de nuestras cláusulas históricas y vigentes dentro de la contratación colectiva y las actas convenio”, asevera.

Explica el sindicalista apureño que el instrumento viola el derecho a la progresividad laboral garantizado en el artículo 89 de la Constitución y en las convenciones colectivas y actas convenios hasta ahora suscritas.

También viola los derechos sociales del trabajador incluidos en la carta magna en los artículos 91 al 97 y el 434 de la Ley Orgánica del Trabajo, así como en los acuerdos suscritos y ratificados por Venezuela ante la OIT.

salario
Jhonny Cedeño, secretario de Sintrasalud, acusa al ministro Menéndez de violar los derechos humanos. Foto: Sulay García.

“Es ilegal, es un atropello, es una aberración y es una humillación para la clase trabajadora venezolana y como sindicato no lo permitiremos”, enfatiza Barrios.

Repercusiones en el sector salud

Aproximadamente, 25 cláusulas económicas en las convenciones de los trabajadores de la salud de Apure fueron desmejoradas, buena parte de ellas conquistas históricas y otras más recientes, explica Barrios.

Entre las más conocidas figuran: “Prima por hijo, nacimiento, Día del Niño, juguete, útiles, beca, Día de la Madre, Día del Padre, fallecimiento, profesionalización. Unas, en 90%; otras, en 80% y otras, en 50%”, detalla.

Además, ya no aumentarán con el salario. “Les quitaron la palabra ´con incidencia´ y les colocaron ´sin incidencia´, es decir, que son unas cláusulas que por la inflación dentro de pocos meses estarán en cero”.

El porcentaje por escala que variaba e incrementaba de acuerdo con el nivel y años de servicio, ahora, es inferior y fijo independiente de la escala.  La reducción es entre 15% a 20% de una escala a otra, indica el sindicalista.

“El escalafón de empleados y obreros que se logró peleando, porque solo era para enfermeras y médicos, nos lo cercenaron en 50% al igual que la prima por antigüedad y 75% la de profesionalización”.

Las primas nuevas como el bono de alimentación y de guerra económica, que Barrio reconoce, fueron reivindicaciones otorgadas por el gobierno sin previa lucha sindical, también fueron recortadas.

Pero, para el trabajador de la salud y sus compañeros, Maduro no es responsable de estas desmejoras. “El aumento fue acertado por parte del presidente, el problema es su ministro Ricardo Menéndez”, asevera.

Añade: “De un solo golpe nos quitó la prima de transporte que es histórica, que sindicatos anteriores a la revolución lograron peleando, también el bono de alimentación y guerra económica dado por la revolución”.

En el instructivo para el pago enviado a Insalud Apure, el 23 de marzo, se lee: “El Complemento Especial de Protección y Estabilidad Económica, el Bono de Transporte y Bono de Alimentación quedan subsumidos en el sueldo básico de las escalas salariales del personal: empleado, obrero, médico y alto nivel”.

La ganancia no supera las pérdidas, comenta Barrios. Explica que, en su sector, juntando todas las cláusulas económicas de las que gozaban, y que fueron desmejoradas, el aumento solo fue de 53,7 bolívares.

Los trabajadores no están en contra del aumento, sino de la desmejora de beneficios logrados durante años de lucha, aclara también, Jhonny Cedeño, secretario de Trabajo, Reclamo y Bienestar Social de Sintrasalud.

“La LOT, que impide la regresión de los derechos, fue la última ley promulgada por el presidente y líder de la revolución, Hugo Chávez, para que no nos atropellaran”, recuerda Cedeño.

Para el dirigente sindical el ministro Menéndez “puso al presidente Maduro como mentiroso ante la masa trabajadora y ante el país”. Y lo que es peor, el instructivo es una regresión en más de 30 años de conquistas laborales.

Esto es grave, es una violación de derechos humanos, está despidiendo masivamente a una masa trabajadora en el ámbito nacional”, enfatizó.

Exigen restitución de beneficios

Los trabajadores de la salud de Apure cifran sus esperanzas en la mesa negociadora del acta convenio del año 2022 que se inició en febrero y se reactivó este miércoles 20 de abril.

Cedeño informa que Sintrasalud Apure, se pliega a las exigencias de la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores de la Salud, Fenasitrasalud.

salario
Los trabajadores de la salud amenazan con protestar en la calle en caso de no conseguir sus reivindicaciones. Foto: Sulay García.

La federación exige la restitución de las cláusulas tal como estaban en el acta convenio que discutían antes del anuncio presidencial. A esa petición el dirigente apureño agrega otra.

“Estamos esperando dos cosas: La rectificación del gobierno y la destitución del ministro, porque creemos que nuestro presidente, siendo obrero y sindicalista, sabe que no se puede desmejorar a un trabajador, o lo deja como está o lo sube, pero no puede desmejorarlo, eso es ley”, apunta el secretario de Sintrasalud.

Barrios agrega, por su parte, que, junto con la restitución de los beneficios, también sean subsanados los daños ocasionados y que se incremente el bono vacacional de 90 días a 120 días.

“Queremos lo que anunció el presidente más la rectificación. Hay un gobierno que tiene que ser serio. Si no podía asumir su responsabilidad con lo que anunció para los trabajadores, mejor no lo hubiese hecho. Debió llegar a la mesa y discutir en base al presupuesto que tenía”, recrimina Barrios.

En la reunión de este miércoles 20 de abril para retomar la discusión del acta convenio del año 2022, fue desestimada, por «inviable», la propuesta de mantener el actual aumento sin que se afecten las reivindicaciones ya conquistadas en las negociaciones anteriores. El gobierno alegó no poder sufragar su impacto financiero.

Miguel Barrios informó que, anticipada a ese escenario, la comisión negociadora de Fenasintrasalud, dejó en la mesa una propuesta alternativa para que el Ministerio para la Salud, la analice y presente informe económico, de modo que, el 11 de mayo, fecha de la próxima reunión, puedan tener una respuesta.

Se irán a la calle

El punto de honor es la rectificación del instructivo que regula el reciente aumento causante de la polémica, con la correspondiente restitución de los derechos conculcados, sin desmejorar el incremento ya otorgado.

Los dirigentes sindicales advierten que, de no lograrse la corrección, los 9000 trabajadores de Apure y 400.000 del país, están dispuestos a tomar calles e instituciones, realizar paros o cualquier acción de presión hasta lograr los ajustes.


Participa en la conversación