Pedro Coronado, jefe de Control de Estudios, dijo que, al momento, no cuentan con recursos para reponer los equipos robados y teme que no podrán dar respuesta a los estudiantes sin estas máquinas. El Observatorio de Universidades, durante los meses de cuarentena, ha registrado 139 hechos delictivos en las universidades públicas del país.

Caracas. Este lunes 10 de agosto autoridades de la Universidad Central de Venezuela reportaron un hurto en el Departamento de Control de Estudios de la Facultad de Humanidades y Educación (FHE). El jefe de Control de Estudios, Pedro Coronado, dijo que en total fueron hurtadas 12 computadoras. «Su incidencia es muy importante porque tenemos 10 escuelas y cada una de esas máquinas era llevada por un asistente de registro de cada escuela. No vamos a poder dar respuesta si no tenemos esos equipos«.

El decano de la FHE, Vidal Sáez, sostiene que este hecho pudo haber ocurrido hace un mes cuando también robaron en una dependencia contigua, en la que se llevaron algunos materiales. «El lunes el jefe de la unidad iba a hacer unos trámites para el semestre próximo, se dio cuenta de lo ocurrido y fue con la jefa de Seguridad al Cicpc de Santa Mónica», explicó.

Coronado lamentó la situación y aseguró que la facultad no cuenta con recursos para la reposición de computadoras, «estamos trabajando con las uñas», expresó. El presupuesto asignado a la UCV para este año fue 9,8 % de lo solicitado. «De inmediato no se podrán reponer los equipos», dijo Sáez, «los ingresos propios son muy pocos, sólo para cosas muy fundamentales. Ahora que van casi cinco meses con actividades suspendidas, están cerca de ser nulos».

Tras la pérdida de las computadoras, Coronado señaló que la prosecución de estudios podría estar en riesgo: «Porque con esas máquinas llevábamos la prosecución de todos los estudiantes».

El Consejo de la Facultad aprobó en sesión virtual ordinaria el 30 de julio reprogramar la actividad docente del periodo 2020-1 a distancia para que se desarrolle de septiembre a febrero de 2021. Para esto se solicitó al Departamento de Control de Estudios elaborar la Reprogramación Académica para las escuelas semestrales y anuales.

Sáez explicó que, afortunadamente, la base de datos está preservada. «La reprogramación se está discutiendo y será presentada en septiembre, de manera que por allí no hay inconvenientes», destacó. Desde hace casi dos años, comenzaron a trabajar en un sistema de gestión estudiantil propio, este fue respaldado dentro y fuera del campus.

El Observatorio de Universidades, durante los meses de cuarentena, ha registrado 139 hechos delictivos (entre robos y hurtos) en las universidades públicas del país. Solo en junio registró 43 denuncias, 50 % de estos hechos fueron reportados por las autoridades universitarias; el 30 % por representantes estudiantiles y 20 % restante fue notificado por autoridades policiales.

«Estos datos desnudan la realidad que afrontan los centros educativos a nivel superior del país. Ante la falta de presupuesto, la impunidad y el abandono al que han sido sometidas por parte del Gobierno desde hace años, las universidades sufren una especie de asedio del hampa que diariamente hurta y roba los activos que pertenecen a la Nación, y que son fruto de varias décadas de organización y trabajo sostenido», se lee en el informe del Observatorio de Universidades.


Participa en la conversación