El Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos señala que 40 % de la población tenía acceso a Internet a mediados de 2018, pero dos años después la cifra se redujo a 33 %. Por otro lado, los usuarios también enfrentan censura, vigilancia y detenciones por opinar en redes sociales.

Caracas. Los servicios públicos en su mayoría subsidiados por el Estado muestran con más frecuencia la debilidad de sus infraestructuras, solo el 23 de septiembre un corte de electricidad dejó más de 15 estados sin luz. La pandemia obligó a confinar a la población y, por ende, a realizar estudios y trabajo desde casa, pero en Venezuela apenas 33 % tiene acceso a Internet y debe lidiar con la vigilancia de las autoridades y las intermitencias en el servicio.

Un monitoreo de la ONG Espacio Público divulgado este jueves 8 de octubre en el foro Telecomunicaciones en Cuarentena reveló que entre el 16 de marzo y el 30 de septiembre en el país ocurrieron alrededor de 12 fallas masivas que afectaron la conectividad a Internet. La censura, la vigilancia y las detenciones por opinar en redes sociales también están presentes en el informe.

El Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos señala que a mediados de 2018, 40 % de la población tenía acceso a Internet, pero dos años después la cifra se redujo a 33 %.

Entre los eventos que causaron la interrupción de los servicios de Internet, Espacio Público menciona: un incendio ocurrido el 5 de abril en parte de las instalaciones de la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv), lo que originó que usuarios de varios estados del país manifestaran dificultades. El 6 de julio la pérdida de conectividad en unas 15 entidades del territorio nacional tras fallas eléctricas, y el 23 de septiembre un bajón de energía eléctrica generó una caída de la conexión a Internet de 62 % en el país.

Lee también
Lo más reciente del 6 de octubre de 2020

El presidente del Observatorio Venezolano de los Servicios Públicos, Julio Cubas, indicó que casi  63 % de los usuarios manifiesta que todos los días presentan fallas de datos móviles y que desde hace un año ese servicio comenzó a perder el nivel de aceptación entre los consumidores. Asimismo, 41 % de los consultados dice que usa servicio de datos para mantenerse informado, sin embargo, el otro 59 % no.

Un informe de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel) revela que los usuarios de Internet disminuyeron 2,64 % entre 2018 y 2019; por ejemplo, los suscriptores de banda ancha fija pasaron de 2.604.578 a 2.581.834. Cantv es el mayor prestador de servicios de Internet en el país con 66,42 % del mercado.

La criminalización también está presente para los usuarios de las redes sociales y otras plataformas digitales. El oficial del programa Observatorio Social de Espacio Público, Eduardo Lovera, explicó que han documentado vigilancia y detenciones por compartir información en servicios de mensajería instantánea, por ejemplo, en los estados de WhatsApp. La ONG asegura que unas 34 personas han sido detenidas por difundir opiniones o informaciones a través de Internet, principalmente, mediante el uso de redes sociales.

En más de seis meses de cuarentena Espacio Público registra 89 casos, que se traducen en 185 denuncias de violaciones de la libertad de expresión en línea. La falta de electricidad va de la mano con las fallas en los servicios de Internet. Distintas protestas se registran a menudo en el país en rechazo a la escasez de agua, luz, gas y gasolina.


Participa en la conversación