Productores de Fedenaga indican que en Carabobo, Barinas, Lara y Falcón ha mejorado relativamente el despacho de gasolina. En los estados Zulia y Táchira las fallas persisten. “Apure está crítico”, en general en la zona de los llanos las condiciones son adversas para los productores.

Caracas. A diferencia de marzo y abril del año pasado, cuando la escasez de gasolina se volvió crítica, los usuarios empiezan a percibir una leve mejoría en el servicio, sin embargo, no en todos los estados del país. En las regiones los habitantes resisten años de largas colas en las gasolineras y fallas recurrentes en los servicios públicos, lo que ha zanjado el malestar entre los venezolanos, debido a que algunos sienten que las autoridades privilegian a la capital.

Desde hace semanas en Margarita, estado Nueva Esparta, las colas son más cortas que las observadas en 2020 y la diligencia de llenar el tanque parece ser mucho más rápida. Así lo perciben también productores en otros estados. En Caracas, en las últimas semanas, las estaciones se ven sin una larga fila de vehículos, que se formaba incluso antes del amanecer. Una de las razones podría ser el esfuerzo de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) por aumentar su producción y los envíos de gasolina de Irán que se han mantenido desde junio del año pasado. 

“En cuanto gasolina ha mejorado un poco, no cubre toda la necesidad, pero hay un poco más que hace unos meses”, dice Armando Chacín, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), en entrevista a Crónica.Uno. Los productores agropecuarios son uno de los sectores que llevan años enfrentando la escasez de combustible. Hoy indican que la gasolina empieza a mostrar mejoras en algunos estados, pero la falta de diésel empeora. 

La caída en la producción petrolera empezó antes de las sanciones de enero de 2019. Pdvsa cargaba con daños en su infraestructura, que provocaban paradas no programadas de unidades clave de refinación doméstica, las máquinas tenían obsolescencia y las recurrentes fallas eléctricas también afectaban su operatividad. Esto la hacía dependiente de importaciones de combustibles esenciales para el país, entre ellos el diésel, que luego de las sanciones de EE. UU., estuvo permitido a través de intercambios.

Sin embargo, la administración de Donald Trump prohibió a Venezuela continuar recibiendo diésel en octubre de 2020 y la nación empezó a hacer uso de sus inventarios. El diésel del que se dispone actualmente podría alcanzar para tres meses, según expertos

“El gasoil (diésel) ha desmejorado muchísimo”, explica el presidente de Fedenaga. Los productores necesitan de este combustible para los equipos de bombeo, de riego o para las plantas eléctricas. No obstante, algunos municipios que no lograban adquirir gasolina comenzaron a tener acceso a entre 30 y 40 litros de gasolina a la semana. Un productor requiere a la semana un mínimo de 70 litros de gasolina.  

A juicio de Chacín, los reportes de los productores les indican que en Carabobo, Barinas, Lara y Falcón ha mejorado relativamente el despacho de gasolina. En los estados Zulia y Táchira las fallas persisten. “Apure está crítico”, dice. En general en la zona de los llanos las condiciones son adversas para los productores, allí apenas un 10 % de los productores logra abastecerse una vez por semana, de acuerdo con cifras de Fedenaga.

Entre esos estados que siguen afectados está el Zulia, donde las colas por gasolina continuaron entre enero y febrero, en su mayoría en las bombas dolarizadas. En Lago Pista, la estación más grande de la ciudad de Maracaibo, comprar un puesto en una cola tiene un costo de dos dólares. La escasez también hace que surja un mercado negro con diferentes servicios. 

La falta de combustible obliga a los usuarios a esperar de cuatro a seis horas, aunque este lunes el panorama cambió. Los usuarios reportaron mayor movimiento y menos tiempo de espera en las estaciones de servicio de Maracaibo y San Francisco.

Ayer me enteré de que iba a llegar gasolina, me vine esta mañana y ya eché (mediodía), no me tardé ni dos horas. Salieron de las motos tempranito y después atendieron los carros, así debe ser. Igual hay gente cobrando por los puestos, pero los usuarios nos organizamos y no pagamos nada, dijo Roberto Urdaneta, un usuario.

Al menos 12 estaciones de servicio recibieron combustible proveniente de Bajo Grande. Las estaciones de servicio marcaron entre 200 y 400 vehículos este martes. En Lago Pista unos 800 vehículos pudieron surtirse. Maracaibo tiene nueve estaciones de servicio subsidiadas y la misma cantidad a precio internacional. En San Francisco dos son subsidiadas y una a precio internacional. En las estaciones subsidiadas los usuarios solo pueden echar 30 litros, pese a que cuentan con un cupo al mes de 120.

La demanda de combustible no está satisfecha. Caracas es la meca, allí puedes conseguir gasolina cuando quieras, para nosotros no se refleja al resto al país, expresa Armando Chacín, presidente de Fedenaga.

En San Cristóbal, estado Táchira, las fallas en el servicio persisten. Las pocas estaciones abiertas venden a precio internacional. El año pasado, en las semanas de cuarentena estricta por el coronavirus, las estaciones de esa entidad no trabajaban, igual pasó en el estado Bolívar.

A pesar de que el gobierno aumentó el precio del combustible en junio del año pasado e incluso llevó el litro de venta libre a $0,50 los usuarios no ven una mejora sustancial en el despacho. Una consulta hecha por Crónica.Uno entre el 22 y el 23 de febrero revela que 58,6 % de los participantes califica el servicio en la última semana como “pésimo”, un 31,4 % como “regular” y 10 % como “excelente”.

El 20 de febrero Irán envió el buque cisterna Forest con un cargamento de 276.729 barriles de gasolina. El buque atracó en El Palito, Venezuela. De acuerdo con Tanker Trackers este fue el tercer petrolero en arribar este año al país, después de Fortune y Faxon. Desde mayo de 2020, el gobierno de Maduro recurrió a Irán para paliar la escasez de gasolina y como paga Irán ha recibido oro, según funcionarios de ese país.

Fedenaga asegura que en 17 estados agrícolas la situación sigue siendo crítica para los productores agropecuarios. Entre marzo y abril, el sector demandará más combustible para preparar las tierras.

Nicolás Maduro pidió a los trabajadores petroleros aumentar la producción este año y llevarla de 500.000 barriles diarios a 1.500.000. Hasta ahora el país está a la expectativa con el nuevo gobierno de Biden en EE. UU. para que restablezca los intercambios de diésel.

Con información de Ana Fabiola Barrera y Mariela Nava

Foto referencial: Gleybert Asencio

Lee también
Bolívar registró 208 ejecuciones extrajudiciales durante 2020

Participa en la conversación