Vecinos de Santa Mónica limpiaron terreno donde esperan que se desarrollen proyectos educativos

limpiaron terreno

El terreno, ofrecido pero no adjudicado oficialmente a la Escuela José Gonzalo Méndez, pertenece al municipio Libertador. El mismo fue tomado días atrás por voceros del Clap y milicianos. La comunidad educativa y vecinos organizados se opusieron a la toma y lograron que el terreno fuese desalojado.

Caracas. Vecinos de Santa Mónica y miembros de la comunidad educativa de la Escuela Básica Nacional José Gonzalo Méndez, el sábado 25 de mayo limpiaron terreno que días previos había sido tomado por voceros del Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap) de la zona y por integrantes de las milicias.

Aunque para el momento de la toma, la directiva de la escuela argumentó que el terreno de Santa Mónica había sido adjudicado al centro educativo y que durante años habían intentando la protocolización y formalización de la adjudicación, la misma nunca se hizo oficial, de ahí que el terreno siga bajo responsabilidad de la Alcaldía de Caracas.

limpiaron terreno
Foto cortesía

La profesora Belkys Puentes explicó a Crónica.Uno que tienen documentos que evidencia todo el proceso. Dijo que la protocolización de la adjudicación no se llevó a cabo por distintos motivos, entre ellos, los diferentes cambios que se han dado en el Ministerio de Educación.

Los voceros del Clap y los milicianos dejaron el terreno 48 horas después de haberlo tomado; acto seguido, la comunidad educativa retomó el control. Sin embargo, durante los días siguientes se han llevado a cabo reuniones con distintos actores de la comunidad en la sede del plantel para determinar qué sucederá con el terreno.

A una de esas reuniones asistió un representante de la Alcaldía de Caracas, quien afirmó que el terreno es municipal y que por ahora esa situación no cambiará.

«Solicitó organizar la instalación de mesas de trabajo para definir qué y cómo funcionará en ese espacio. Le pidió a la directiva de la escuela que buscara tres miembros del Clap, tres miembros que representen a los vecinos, tres representantes del plantel y tres miembros de la comunidad educativa para que todos los interesados participen en esas mesas de trabajo», explicó una de las vecinas que participó en la limpieza el sábado pasado.

Los vecinos celebran como un logro ciudadano el modo como se resolvió la toma del terreno y también aplauden que se estén dando dentro de la escuela las conversaciones para llegar a un acuerdo con participación del Ministerio de Educación,  voceros del Clap, milicianos, Alcaldía de Caracas y vecinos organizados.

Esperan que las decisiones de la Alcaldía, al final de estas conversaciones, beneficien a los niños, niñas y adolescentes de la comunidad, en la que existen unos 20 colegios, aproximadamente. Esperan que el terreno sirva para que los alumnos puedan gozar de los derechos a la educación y a la recreación que por ley les corresponden.


Participa en la conversación