Violaciones sistemáticas a la autonomía buscan destruir a las universidades asegura vicerrector académico de la UC

universidades

De las cuatro autonomías que por ley le atañen, tres han sido violentadas de manera sistemática por el Gobierno Nacional, así lo afirma el vicerrector administrativo de la Universidad de Carabobo, profesor José Ángel Ferreira, quien advirtió que el propósito es destruir a las 12 universidades autónomas y convertirlas a la larga, en universidades experimentales.

Maracay. De las cuatro autonomías contempladas en el artículo 9 de la Ley de Universidades vigente, tres han sido violadas de manera flagrante y sistemática por parte del Gobierno Nacional, según lo advirtió el vicerrector académico de la Universidad de Carabobo, José Ángel Ferreira.

El propósito- afirma Ferreira- es destruir a las universidades autónomas y convertirlas a la larga, en universidades experimentales. En Venezuela existen 48 universidades experimentales, cuyos rectores y demás autoridades, son escogidas a dedo por el ministro de Educación Superior.

«Se imponen los pensum y las ideologías, lo que representa una gran pérdida para el bienestar de la comunidad», refiere.

Ferreira detalla cómo de manera sistémica se han venido violentando las competencias universitarias, que van desde la financiera, la organizativa, la administrativa, hasta la académica.

El artículo 9 de la Ley de Universidades, establece que estas disponen de “autonomía organizativa, en virtud de la cual podrán dictar sus normas internas. Autonomía académica, para planificar, organizar y realizar los programas de investigación, docentes y de extensión que fueren necesario para el cumplimiento de sus fines; autonomía administrativa, para elegir y nombrar sus autoridades y designar su personal docente, de investigación y administrativo y autonomía económica y financiera, para organizar y administrar su patrimonio.”

«Tenemos tres años sin que se cumpla el presupuesto ley y cuando la pandemia no llegó ni un centavo. Apenas este año, nos ha llegado 4% del total del presupuesto y ya estamos en agosto. Esto nos impide tomar decisiones en materia financiera y decidir qué vamos a gastar de lo que se planificó y de lo que la propia Asamblea Nacional aprobó», señala Ferreira.

universidades
Ferreira afirma que hay que incrementar la defensa por la autonomía. Foto: Gregoria Díaz

La violación a la autonomía organizativa, también ha impedido que las autoridades universitarias decidan, por ejemplo, sobre las vacaciones individuales y colectivas dentro de la comunidad universitaria.

Tenemos un año con la plataforma Patria que nos quitó el poder sobre la nómina y nos impusieron el instructivo Onapre, que viola la convención colectiva y, por ende, la Constitución. El bono no llega. Estas decisiones antes eran nuestras, porque eran parte de la autonomía organizativa, y eso se acabó, lo cual trae muchos problemas porque hay mucha gente que no cobra quincena tras quincena, y se acabó el retroactivo», dijo.

Beneficios perdidos

Entre los beneficios que las universidades autónomas han conquistado y actualmente han desaparecido, están el servicio de hospitalización, cirugía y maternidad que dejó de operar hace cinco años, así como las pólizas de accidentes personales, funerarios y apoyo en farmacia.

No conforme con esto, también se nos ha arrebatado la autonomía administrativa, con la que ejercíamos actos de soberanía como la elección y renovación de las autoridades universitarias. Yo cumplí los cuatro años de mi período y tengo pasados nueve años en el cargo, tiempo en el que no ha habido elecciones», sentencia el vicerrector académico de la UC.

Para Ferreira, esta falta de autonomía es tan grave, que, con el fallecimiento recientemente de dos autoridades universitarias, el Gobierno Nacional se atribuirá la designación de estas autoridades como ya lo ha hecho en otras ocasiones.

Pero, además exhorta al análisis y a las acciones para salvar a las 12 universidades venezolanas que, hasta ahora, no solo salvaguardan el conocimiento, sino que siguen siendo, pese a todo, una excelente referencia internacional, de la calidad en la formación académica.

«Ahora nos toca analizar – explica-de qué forma podemos salvar a la universidad venezolana de quienes la quieren destruir».

Para el vicerrector académico de la UC, las universidades autónomas, democráticas y populares representan un gran proceso de movilidad social que exige, y merece, una universidad de calidad, como la que ha egresado a cientos de profesionales que se han ido y que rinden extraordinarios frutos en el exterior.

«Sistémicamente están invadiendo las competencias que tenemos por ley. Afortunadamente no se han metido con la autonomía académica, porque ella es la que nos sigue dando el respaldo moral y tecnológico para sobrevivir, en medio de una situación muy grave que ataca una estructura exitosa», sentencia Ferreira.


Participa en la conversación