Jefes del Proyecto de Saneamiento del Río Guaire renunciaron y trámites burocráticos del Ministerio de Ecosocialismo y Agua traba acuerdos monetarios con contratistas. Finalización del proyecto se postergó a 2021.

Isayen Herrera/ @isayenHG

Caracas. La fase III del Saneamiento del Río Guaire se quedó sin los tres ingenieros que presidían la obra desde 2010. Ahora solo queda un personal con máximo un año de antigüedad para terminar el proyecto que empezó en 2005.

Aún el préstamo de 300 millones de dólares que otorgó el Banco Interamericano de Desarrollo en 2012 más 70 millones de dólares que se otorgaron por vía ordinaria para cubrir una tercera etapa que debe terminar en diciembre de este año, no se ha consumido en su totalidad. Sin embargo, una fuente ligada al proyecto informó que de las 30 obras para separar las aguas de lluvias de las servidas, 80% están paralizadas.

“En realidad están durmiendo la burocracia del Ministerio de Ecosocialismo y Agua”, precisa la fuente para aclarar que el proyecto sigue su curso, pero el retraso para firmar contratos con las empresas encargadas junto con la inflación que cambia los precios día tras día no ha dejado que ningún acuerdo entre las partes se concrete.

Las obras que deberían estar en ejecución se encuentran en los Altos Mirandinos, Chaguaramos, Santa Mónica y El Valle.

Además no se ha reubicado a ninguna familia que vive a las orillas del río Guaire. En La Línea aún las aguas contaminadas dejan en vilo a los habitantes aledaños porque la obra está inconclusa. “Hay un remanso hidráulico (ascensión del agua de forma abrupta  que se da cuando un fluido a altas velocidades descarga a zonas de menores velocidades) y no se ha corregido”, explicó el informate.

Lee también
Colegio de Enfermería del Distrito Capital alerta sobre la desaparición de consultas externas

También al menos 400 familias deben desalojarse del Barrio Santa Fe, ubicado en Antímano, para colocar una tubería marginal de un kilómetro. Desde 2014 se espera la reubicación para continuar el proyecto.

La promesa de poder bañarse en el Guaire es solo una anécdota, porque el fin del proyecto es de carácter ambiental y no recreacional. Se pretende que el agua contaminada no llegue a Paparo donde desemboca al Río Tuy.

Faltan 6 años más y 700 millones de dólares

Aún no se han estudiado las 16 subcuencas que van  desde Plaza Venezuela hasta Petare de las 32 que hay en Caracas. El estudio generará otras obras que formarían parte de la cuarta fase 2017-2021, para la que hay que buscar otra fuente de financiación.

En enero se informó que para culminar el proyecto de saneamiento del río Guaire se activará IV fase que necesita una inversión estimada de 4.705.549.559 bolívares, equivalente a 700 millones de dólares que se calculó con el equivalente a la extinta tasa preferencial de 6,30 bolívares­, que representa un poco más del doble del dinero que prestó ya el BID.

Para finales de 2016 el proyecto tiene como meta alcanzar 41,70% de la obra completa, pero el avance en enero era de 20% en estos momentos. Las tres fases deberían mostrar un logro de 75,23% del futuro saneamiento.

Foto: Cristian Hernández


Participa en la conversación