El Parlamento formalizó la desincorporación de los diputados por Amazonas y declaró el “abandono del cargo” de Nicolás Maduro en la sesión de este lunes.

Caracas. En un mismo día la Asamblea Nacional (AN) acató y desacató las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Antes de declarar el “abandono del cargo de Maduro”, el Parlamento refrendó, mediante votación, la decisión de los tres diputados de Amazonas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de desincorporarse del congreso para que la institución quede fuera del “desacato” que usa el máximo juzgado en su contra para declarar ilegales e inconstitucionales todas sus leyes.

“Esto es para darle más fuerza al debate [sobre el abandono del cargo]”, explicó el presidente del Parlamento, Julio Borges, al momento de ser aprobada la solicitud.

Luego de dos horas exactas de debate, en el que intervinieron seis oradores, 106 diputados de la MUD votaron a favor del acuerdo, mientras que el diputado de Avanzada Progresista, Teodoro Campos, decidió abstenerse, lo que provocó un grito de “entreguista, vagabundo”, desde el palco del hemiciclo.

La MUD cumplió así su promesa de declarar el “abandono del cargo” de Maduro antes de este 10 de enero, fecha en la que el mandatario cumple cuatro años y, según la Constitución, su falta absoluta ya no deriva en elecciones presidenciales adelantadas, pues su mandato es culminado por el vicepresidente de la República. “Esta es una medida que abre el camino para que en el país se realicen elecciones para salir de la crisis”, aseveró Borges.

Los diputados se ampararon en el artículo 233 de la Constitución que confiere al Parlamento la función de calificar las faltas absolutas del mandatario. Sin embargo, la Carta Magna no señala los causales para esto, ni el número de diputados que deben respaldar la medida. Los parlamentarios de la oposición basaron su decisión argumentando que el Jefe de Estado ”abandonó” muchas de sus funciones constitucionales en temas políticos, económicos, sociales y de Derechos Humanos.

Alegaron que los actos de corrupción ascienden a 350 mil millones de dólares; que ha habido 100.000 muertes violentas durante su mandato, que 25 % de los niños del país están desnutridos; que parte de la población se muere por falta de medicamentos, que se destruyó el aparato productivo y que se cerraron las vías electorales, como el referendo revocatorio.

“No se reduce a la ausencia física del Presidente, es también el flagrante incumplimiento, grave, e intencionado de la Ley”, señaló el diputado Juan Pablo Guanipa (MUD), encargado de hacer la propuesta.

El oficialismo, en cambio, acusó a la MUD de intentar “desestabilizar” al país con la decisión e insistieron en que las actuaciones del Parlamento son ilegales porque este no obedece las sentencias del TSJ. “Inducen una crisis económica en el país para luego desestabilizar”, indicó el diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Pedro Carreño, quien también se refirió a la decisión de votar la desincorporación de los legisladores de Amazonas: “Por un lado intentan enmendar la plana y por el otro se entrometen en funciones que no son suyas, esto es otro show más”.

El diputado Freddy Guevara (MUD) indicó que la Unidad sabe que no se va a convocar a elecciones dentro de 30 días. Agregó que la decisión del Poder Legislativo solo se aplicará si las personas la respaldan en la calle. “La única forma de que esto se cumpla es con la movilización permanente, sistemática y masiva en las calles”, indicó luego de citar a Rómulo Betancourt, Leopoldo López y Mahatma Gandhi.

El parlamentario también hizo un llamado a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB): “No sean tontos útiles, quieren que se llenen las manos de sangre para defender los privilegios de unos enchufados”.

El diputado del Gran Polo Patriótico (GPP) Juan Marín aseveró que la AN solo puede declarar la falta absoluta luego de que exista una falta temporal del mandatario y que el Parlamento requiere de las tres quintas partes para tomar esta decisión. “Ustedes no tienen los recursos para aplicar esto, si fuera los alrededores del Parlamento estarían distintos, este país está en absoluta normalidad”, sostuvo.

El encargado de cerrar el debate fue el expresidente del Legislativo, Henry Ramos Allup. Desde su curul, Ramos señaló que el artículo 233 no se refiere al abandono físico del mandatario y señaló que Hermann Esacarrá, quien habría redactado el texto, le había dicho —“antes de convertirse en el abogado del Gobierno”— que este era el único caso en el que no se requería del Poder Judicial para hacerse efectivo. “Sabemos lo que va a pasar pero no podemos abstenernos de nuestros deberes constitucionales. Les recomiendo que no le sigan metiendo presión a esta olla, porque si estalla, se los va a llevar por delante”.

Lee también
Chúo Torrealba: El cambio político debe incluir calle social y ruta electoral

Las reuniones previas

Diputados, que pidieron la reserva de su nombre, explicaron que ambas decisiones fueron tomadas en reuniones hechas este mismo lunes, antes de entrar a la sesión. Con el retiro de los diputados de Amazonas estuvieron en desacuerdo Alianza Bravo Pueblo, Voluntad Popular y Vente Venezuela —partido de María Corina Machado—, sin embargo, los diputados decidieron votar a favor de la resolución y hacer la salvedad de su posición durante la plenaria, a través del diputado Freddy Superlano (Voluntad Popular).

“Con esto enredamos más al Gobierno ante la comunidad internacional y El Vaticano, porque ahora cómo justifican que seguimos en desacato”, indicó un legislador de la oposición.

En el caso del abandono del cargo, ya el principal líder del partido Avanzada Progresista (AP), Henri Falcón, había adelantado que este partido no estaba de acuerdo con esta resolución. No obstante, dos de los tres diputados de la tolda no estaban muy en sintonía con el gobernador de Lara, mientras Julio César Reyes decidió apoyar la medida, el diputado Campos prefirió abstenerse.

TSJ responde

El máximo juzgado emitió una nota de prensa en la que indicó que la AN no tiene “facultad para destituir al Presidente”. El Tribunal recordó la sentencia N° 948 de la Sala Constitucional del 15 de noviembre de 2016, en la cual se ordenó los diputados de abstenerse de continuar el procedimiento de declaratoria de “responsabilidad política” contra el Presidente de la República.

“Adicionalmente, la referida sentencia destaca la prohibición a los diputados y diputadas de convocar y realizar actos que alteren el orden público; instigaciones contra autoridades y Poderes Públicos, así como otras actuaciones al margen de los derechos constitucionales y del orden jurídico”, señala el comunicado.

Foto: Miguel González


Join the Conversation