Desde hace dos semanas, los trabajadores del matadero de Valencia se mantienen activos en protestas para exigir reivindicaciones salariales y la dotación de implementos para el beneficio de reses y cochinos. Su mayor preocupación es la insalubridad que se presenta en el lugar por falta de guantes y desinfectantes.

Valencia. Alrededor de las 11:30 de la mañana de este jueves, funcionarios de la Policía Municipal de Valencia se llevaron detenidos a seis trabajadores del Frigorífico Carabobo (Frinaca), mejor conocido como el matadero de Valencia, cuando ejercían una acción de protesta frente a la sede del ayuntamiento, exigiendo la presencia del alcalde chavista Alejandro Márvez.

El director general de la Alcaldía de Valencia, Julio Fuenmayor, relató a Crónica.Uno que la acción policial se llevó a cabo luego de que Gonzalo Mujica, responsable de la concesión del matadero, denunciara que los trabajadores le estaban exigiendo unas viviendas para cesar con sus acciones de protesta.

Los seis trabajadores detenidos fueron llevados a la comandancia de PoliValencia, ubicada en la Plaza Bolívar de la capital carabobeña.

Los trabajadores del matadero llevan dos semanas de protestas para exigir dotación de insumos laborales, atención ante la insalubridad que se presenta por la falta de guantes y desinfectantes y el ajuste del salario al decretado por el Gobierno, que se ubica en 1800 bolívares soberanos.

El día de ayer las protestas se radicalizaron cuando varios trabajadores se encadenaron a las puertas de la sede de la Alcaldía de Valencia. Aseguraban que en 10 meses de gestión del alcalde Márvez no se han podido sentar en una mesa de trabajo para tratar la problemática que se vive en el matadero.

Lee también
Deserción estudiantil está alrededor de 50% en universidades privadas de Carabobo

Detallaban que son 139 trabajadores afectados. No contaban con cuchillos y limas para la matanza. De dos neveras para almacenar ganado solo funciona una y a 50 %. Tampoco cuentan con desinfectantes para limpiar las áreas de trabajo ni guantes para la matanza. En referencia al salario, indicaron que semanalmente se les cancelan 15 bolívares soberanos; es decir, 1.500.000 bolívares fuertes.

Foto: Cortesía


Participa en la conversación