Efraín Vega, médico, denunció que hay enfermos entubados con chiripas pasándoles por encima, que en la sala de partos de la Concepción Palacios hay ratas y que en Coche hacen suturas rodeados de moscas.

Mabel Sarmiento Garmendia/@mabelsarmiento

Caracas. “En el hospital Periférico de Coche se mueren entre tres o cinco pacientes al día en una guardia por falta de medicamentos e insumos”.  Así de tajante fue el doctor Efraín Vega, perteneciente a la Sociedad de Médicos del Hospital Clínico Universitario y quien además trabaja en el Periférico de Coche.

Él participó en el foro “Condiciones de la Salud en Venezuela” auspiciado por la Asociación Venezolana de Servicios de Salud de Orientación Cristiana, Avessoc, y en el que se presentaron cifras parciales de la Encuesta de Condiciones de Vida 2015 (Encovi), relacionadas con el sector salud.

Vega hizo una exposición rápida pero puntual de la actual situación recopilada por la Red Médicos por la Salud, cuyo radio de acción es el ámbito nacional.

Citó que en 2014 iniciaron las encuestas hospitalarias en donde ya mostraban una crisis. “Pero en la actualidad todo se ha agravado. Hay hospitales que pasan días sin agua y sin luz. Desde el lunes hay protestas en varios centros, principalmente de los galenos de los servicios de terapias intensivas y pabellones. Los pacientes se quedan sin las máquinas que los ayudan a respirar y el personal debe hacerlo manual por el tiempo que dure el  corte. Simplemente las plantas generadoras de energía en algunos casos no arrancan”.

Pero eso no solo se vive a diario en los hospitales. Dijo que  ninguno de estos puestos -incluso los de Vargas- tienen ambulancias, y el Siamu funciona con solo dos, una de ellas con fallas mecánicas.

“Hay que escuchar el radio del Siamu y oír a los médicos pedir auxilio cuando los pacientes fallecen por no contar con un traslado oportuno”, comentó Vega.

Su lista de problemas era interminable y los asistentes al foro comenzaron a bajar las cabezas y a mostrar caras de susto. Incluso hubo más de uno que soltó unas lágrimas cuando Vega dijo que no se trata solo de la escasez de medicamentos de alto costo. “Dos o tres veces a la semana nos está faltando la solución 09 (el suero). Y la falta de relajantes musculares y de sedación es alarmante. Tanto que, por ejemplo en el HCU estamos poniendo morfina para que los pacientes mueran sin dolor. Esto es como si estuviéramos en una guerra. Además vemos el incremento de enfermedades de transmisión sexual y de VIH-Sida porque en el país no hay preservativos”.

Lee también
Mayerling Méndez lucha por mejoras para escuela de Antímano

Igual, continuó, solo en el HCU triplicamos en febrero de este año la cifra de neonatos fallecidos: 156. “Lo más grave es que los decesos se produjeron por falta de sondas o catéteres”.

El mantenimiento es otro talón de Aquiles en esta crisis. Contó que algunas emergencias pasan días sin agua y esto afecta incluso el servicio de comida. Los enfermos no se están alimentando.

Esto genera contaminación en los servicios. Fue descriptivo cuando habló de que hay pacientes entubados en la terapia con las chiripas pasándoles por encima, que en la sala de partos de la Maternidad Concepción Palacios hay ratas y que el Periférico de Coche tiene una invasión de moscas.

“Tenemos que hacer las suturas en estas condiciones. Nos quejamos y el director (de Coche) nos dijo que fuéramos a la Corte Celestial. No le importa que 80% de los pacientes de quirófano presenten infecciones por la contaminación que se da no solo por la falta de limpieza y mantenimiento, sino además porque las morgues están colapsadas. En el HCU pasamos con cadáveres en las cavas varios días hasta que explotan y el hedor llega al piso tres. Luego no tenemos agua para lavar el desastre que se genera en el sótano”, añadió.

Al rosario de penas sumó las deudas salariales. Informó que actualmente el Ministerio de Salud les adeuda el retroactivo desde mayo del año pasado, cuando subió 134% los salarios. “Son 500.000 bolívares de retroactivo por cada médico, que sigue cobrando además el mismo sueldo que tenían antes de ese aumento publicado en Gaceta Oficial. Mientras el resto de los trabajadores hospitalarios gana salario mínimo”.

Lee también
Cania: Atención a niños con desnutrición grave subió de 3 a 20 cada mes

Condiciones de la salud

Marino González, profesor del departamento de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Simón Bolívar, estuvo a cargo de la presentación de datos de la Encovi que muestra la crisis de la salud, “producto de la economía más inflacionaria y más destructiva en el siglo XXI”.

Se refirió a que en este país hay 9 millones de personas hipertensas, de las cuales solo tres millones están en tratamiento, muchas de ellas de escasos recursos económicos y mayores de 40 años.

Destacó que 33% de los venezolanos no sabe que tiene hipertensión y que la mayoría se está tratando en el sector privado porque ve que en los Barrio Adentro no reciben el tratamiento adecuado.

Citó que en materia de vacunación estamos en shock (una palabra que usó durante toda su exposición para describir la situación del país), debido a que 21% de infantes que no reciben la dosis contra la polio, 11% la de sarampión y 22% de infantes que no tienen la Triple.

A eso añadió que de 100 personas en estos momentos 83 no cuentan con seguros y que 62% de sus gastos se va en pagar medicinas.

Lo otro que arrojó la investigación es que siete millones de personas se benefician de los mercales, haya o no comida.

Foto: Cristian Hernandez



Participa en la conversación