En lo que va de año han fallecido 8 personas con hemofilia

La coordinadora general de la Asociación Venezolana para la Hemofilia (AVH), Antonia Luque, indicó que no hay insumos ni personal adecuado para atender a estos pacientes.

Caracas. La situación de los casi 5.000 pacientes con hemofilia y otras enfermedades hemorrágicas que hay en Venezuela se está agravando, debido a la imposibilidad de conseguir todos los factores de coagulación  ( VII, VIII, IX, Protombinico, VIII+vW), a la falta de insumos y debido al éxodo del capital humano. En lo que va de año han muerto 8 pacientes por no contar con los tratamientos, en 2017 totalizaron 13 y en 2016 otros 22.

Así lo denunció  la coordinadora general de la Asociación Venezolana para la Hemofilia (AVH), Antonia Luque. “Esta es una crisis humanitaria compleja, que tiene muchas aristas. Los pacientes están peor, porque continúan sin medicamentos, y tampoco se cuenta con el personal adecuado para atenderlos, como es el caso del laboratorio de coagulación del Banco Municipal de Sangre, donde queda una de las 15 personas que laboraban allí”, expresó.

Para Luque la falta de capital humano se debe a “los bajos salarios, los problemas para conseguir efectivo, el costo del pasaje, la inseguridad, además que no hay reactivos para trabajar, ni agua para hacer la higiene”, lo que está afectando también a los médicos y las enfermeras especializadas.

Agregó que los pacientes del interior no tienen cómo llegar a los centros donde pueden tener acceso a los factores de coagulación que llegan a través de la cooperación técnica,  y que la gente se está desesperando. “Hay muchos casos de pacientes y familiares que se están deprimiendo, hasta el punto de suicidarse”.

Recordó que el Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV) informó la semana pasada que la tasa de suicidios en el país para el 2017 cerró en 19,09 por cada cien mil habitantes, la más alta en los últimos 30 años.

Los pacientes que necesitan factores VIII y IX pueden ser tratados con plasma o crios, pero quienes necesitan el VII no tienen ninguna alternativa en caso de hemorragia, además de no estar seguros al recibir dichos componentes, por falta de reactivos.

Una solución humanitaria

Lee también
Cecodap recomienda hablar de los suicidios sin tabúes

La coordinadora de la AVH hizo un llamado al Estado venezolano para que acepte la apertura de un canal humanitario, pero puntualizó que una solución de esta naturaleza “debe ser manejada y supervisada por organizaciones civiles y agencias internacionales para que tenga efectividad”.

Señaló que, en caso de que se produzca alguna alternativa de este tipo, es necesario “en primer lugar, arreglar la infraestructura, por ejemplo, las cavas. Luego, dotar a los hospitales como el Vargas, que en este momento tiene varios quirófanos cerrados. También es importante rescatar el capital humano que se ha ido”.

Luque extendió el llamado al ministro de Salud, Carlos Alvarado, para que “nos diga qué camino va a seguir”. Resaltó que el funcionario “ha manifestado interés en la situación de los pacientes con hemofilia y dio curso a la renovación de los permisos para la cooperación técnica”, pero los pacientes aún esperan resultados.

Foto referencial: Miguel González


Participa en la conversación