Foro Penal: Lista de presos políticos asciende a 357

La excarcelación de los presos políticos, señala el director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, es una fábula del Gobierno. En Venezuela existen 357 presos políticos y la cifra se incrementa conforme el madurismo muestra sus colmillos.

Caracas. Es más de mediodía, el sol es abrasivo y la gente sigue envuelta dentro de su propia cotidianidad en el centro de Caracas. La fiebre por la reventa de oro y el interés por el dólar negro dominan Capitolio y los alrededores del Palacio Federal Legislativo.

Solo una imagen desconcierta la aparente normalidad en la zona, a pocos metros de la Casa Amarilla. Los periodistas aglutinados, con un grumo de cámaras y micrófonos en la esquina El Conde son parte de aquella imagen. Un niño que seguramente supera la docena de años se acerca, pasea su mirada por aquel bullicio, husmea las conversaciones entre gente bien vestida y pregunta por los presos que se escaparon. Una periodista del canal 4 le aclara que son presos políticos y de inmediato el muchacho se hace la misma pregunta que todos.

—¿Cuántos son, de dónde vienen, quedarán en libertad? —se cuestiona, entre risas contenidas.

La situación es más que evidente. El despliegue de funcionarios de la Guardia Nacional que acordonan el lugar y las restricciones del tránsito peatonal endosan cierta tensión al día. El anuncio de liberación de 39 presos políticos se orquesta en el lugar y algunos curiosos se detienen para ver aquella promesa, pero nada que salen. Solo hay funcionarios armados en el lugar.

La excarcelación de los presos políticos, señala el director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, es una fábula del Gobierno. En Venezuela existen 357 presos políticos y la cifra se incrementa conforme el madurismo muestra sus colmillos.

Lee también
Amnistía Internacional exige liberación inmediata de 59 colombianos presos en Venezuela

Solo en las últimas semanas, advierte la ONG, se han sumado 18 militares y civiles vinculados con el sector a la lista de presos políticos; una cuenta que parece no detenerse y que crece silenciosa. Se trata cuando menos de un conteo que desdice el discurso de reconciliación y de cambio con el que se presentó Nicolás Maduro el 20-M tras su reelección.

Romero, quien no estuvo entre los invitados al encuentro con la Comisión de la Verdad, promovida por la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente, acudió al sitio con un cúmulo de estadísticas para desgranar el contexto en el que se produce la liberación de algunos presos. A decir verdad, las prebendas otorgadas por el Gobierno a sus adversarios son, en su mayoría, medidas cautelares de libertad, lo que es igual a decir libertad condicional. Casi en simultáneo, Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), respondía con una sentencia que resumía en términos formales las restricciones del Gobierno: “Tribunales penales otorgan beneficios procesales a ciudadanos”.

La liberación, advierten promotores de Derechos Humanos, se produce en condiciones irregulares. Alfredo Romero cita casos como los de Gregory Hinds y Geraldine Chacón, quienes permanecían tras las rejas pese a las boletas de excarcelación otorgadas por tribunales.

Ambos fueron llevados a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en El Helicoide para responder una entrevista y desde entonces se encontraban detenidos sin orden de arresto. Él, originario de Barbados, líder de la Fundación Embajadores Comunitarios y ella, líder social, enfocada en la defensa de Derechos Humanos y la igualdad de género, estuvieron presos sin una causa aparente.

Pese al aspaviento del Gobierno por la liberación de las 39 personas, en la sede del Sebin en El Helicoide aún permanecen 48 presos políticos. Esa data no supone una lectura al margen de la arbitrariedad del Gobierno. Se trata del tercer centro de reclusión con mayor número de presos políticos en el país. El primer lugar lo ocupa Ramo Verde, en Los Teques, con 71 disidentes detenidos.

A propósito de la arbitrariedad gubernamental, Romero asegura que hay 12 personas con boletas de excarcelación. No es una concesión liberar a una persona que ya está oficialmente liberada y el Sebin la ha tenido secuestrada, dijo Romero.

Lee también
Primer Museo de Derechos Humanos en Venezuela registra torturas y tratos crueles de los últimos 20 años

La sorpresa del día fue el caso de Juan Pedro Lares, el hijo del exalcalde del municipio Campo Elías, en Mérida, quien fue trasladado por el servicio de inteligencia a la sede de la Casa Amarilla y luego fue devuelto en un jeep de la policía política sin explicación aparente. Sin embargo, su nombre figura en la lista de excarcelados. Juan Pedro Lares es un desaparecido, lleva ya 10 meses recluido en El Helicoide, pero no tiene orden judicial alguna, no es más que un desaparecido. Nunca ha debido estar encarcelado, dijo Romero antes de su liberación.

Lares es el mayor ejemplo de secuestro, según denuncia el Foro Penal. Dentro del número de presos políticos, hasta esta tarde el Foro Penal contabilizaba 12 adolescentes. De esa lista quedan por fuera nombres como los de Dylan Canache, quien fue trasladado a la cárcel para adolescentes el viernes 18 de mayo y fue liberado esta tarde.

Este 1º de junio también hubo movimientos en la Cárcel de Santa Ana (Táchira) desde donde se trasladó a Carlos Aristimuño, quien se ha visto afectado por una hemorragia digestiva, a un centro de salud.

Lo más críticos al Gobierno aseguran que Maduro pretende oxigenar su gestión, pero la detención de 18 militares y funcionarios vinculados al ramo de la Defensa desdicen su discurso. Hay quienes piensan que el Gobierno busca legitimar a toda costa una política que ha estado machada por la represión, el hostigamiento y el encarcelamiento a quienes piensan distinto.

Por el lugar se les vio desfilar al excandidato presidencial Javier Bertucci, al exdiputado por Copei, Pedro Pablo Fernández, quien asomó, a su llegada, la liberación de más de 30 presos políticos, y Roy Chaderton, excanciller y negociador del chavismo en el diálogo, quien dijo desconocer lo que ocurría en la Casa Amarilla. Estoy saliendo de una reunión muy larga que nada tiene que ver con los presos políticos, dijo a su salida de la Casa Amarilla en la Esquina de Principal.

Lee también
Primer Museo de Derechos Humanos en Venezuela registra torturas y tratos crueles de los últimos 20 años

También estuvieron la gobernadora de Táchira, Leydi Gómez, y Patricia de Ceballos, esposa del Daniel Ceballos, a quien se le otorgó medida cautelar de presentación cada 30 días, prohibición de salida del país y de declaraciones a medios y redes sociales.

Fotos: Julio Materano


Participa en la conversación