“La economía venezolana continúa deteriorándose en forma progresiva y sostenida”, indican en el Informe de Coyuntura del IIES-UCAB.

Caracas. Una contracción de la economía de 10,5 % del Producto Interno Bruto (PIB) y un crecimiento de los precios que podría, al menos, acercarse en 2018 a 60.000 %, si se mantuviera la tasa promedio del primer semestre prevé el Instituto de Investigaciones de Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (IIES-UCAB) .

“La economía venezolana continúa deteriorándose en forma progresiva y sostenida”, indican en el Informe de Coyuntura.

La investigación llevada a cabo por Luis Zambrano Sequín, Demetrio Marotta Lanzieri y Santiago Sosa muestra la evolución de los principales agregados macroeconómicos del país y la posible evolución que tendrán estas variables durante el resto del año e incluso 2019.

Los investigadores explican en el documento que es probable que “la cifra de inflación mensual sea sustancialmente mayor a la estimada si la tasa de inflación mensual sigue superando 100 %, como se ha registrado en los últimos dos meses”, comentó Luis Zambrano Sequín —profesor del IIES UCAB y corresponsable de este reporte— para quien la gigantesca inflación constituye una muestra más de los desequilibrios acumulados por la implementación de una política económica ineficiente, que insiste en su sesgo antimercado y de desestímulo a la iniciativa privada.

En cuanto al PIB apuntan que el deterioro es aún mayor cuando la atención se centra en el producto interno per cápita. Estiman que para finales de 2019 el ingreso real por persona sería equivalente al 53 % del nivel que alcanzó en 2012. Asimismo, el texto revela que el consumo caerá casi 11 % por quinto año y el volumen de inversiones se reducirá 14 %, con lo cual su valor en términos reales será equivalente a menos del 40 % del total del año 2012.

Esta importante reducción en los niveles de la inversión pública y privada inevitablemente ha mermado en forma permanente la capacidad productiva del país, afectando el producto potencial y reduciendo las posibilidades de recuperación rápida del nivel de ingreso en el mediano y largo plazo, se lee en el texto.

Lee también
Último aumento de salario integral se redujo a menos de un kilo de proteina animal

Producción petrolera en picada

Los especialistas de la UCAB también advierten que, pese a que el precio del petróleo se ha venido recuperando en el mercado internacional, no existe perspectiva de que mejoren los ingresos de Venezuela por las exportaciones de este rubro, debido a la “reducción brusca de los niveles de producción petrolera interna”, la cual pasó de 2,4 millones de barriles diarios en 2016 a 1,1 millones de barriles en 2018.

Para 2019, se espera una reducción adicional en el valor de las exportaciones, consecuencia de una mayor caída en la producción petrolera. Incluso, hay analistas que prevén un escenario aún más adverso, basados en una reducción más abrupta en la producción, que podría incluso caer por debajo de los 800.000 barriles diarios el año que viene, indica el reporte.

Además, prevé que el volumen de importaciones se ubicará en 12.800 millones de dólares, una caída de 10 % versus el año pasado y de 82 % respecto al año 2012, lo cual hace prever un aumento de la escasez y de la aceleración de la inflación.

Dólar disparado

En cuanto al tipo de cambio, el informe señala que el precio del dólar en el mercado no oficial podría cerrar el año en un monto 14.000 veces superior al de 2017, debido a que la cotización en el mercado paralelo viene incrementándose a un ritmo de 90 % mensual.

Para el cierre de este año se espera que el tipo de cambio paralelo alcance BsF/$ 15.950.000, asumiendo que en términos reales el tipo de cambio actual [ajustado por la inflación esperada] se mantenga, apunta el texto.

Para los investigadores de la UCAB, la venezolana es “la economía peor administrada del mundo” y llaman a aplicar medidas urgentes para corregir los desequilibrios, incluyendo un amplio programa de estabilización y profundas reformas económicas e institucionales. Sin embargo, lo ven poco viable “en el marco del actual régimen político-ideológico”.

Recuperar la economía venezolana parece improbable a menos que se cuente con la solidaridad internacional y la activa participación de los organismos financieros multilaterales y bilaterales, se lee en el documento.

Foto referencial



Participa en la conversación