Ecoanalítica estima que al cierre de este año los precios tendrán una variación de 1438% y las importaciones serán de 12,7 millardos de dólares, un recorte de 25% respecto a 2016.

Caracas. Contracción mayor a la esperada e hiperinflación es el balance de lo que va de 2017 ante las acciones desordenadas que ha tomado el Gobierno y que han profundizado los desequilibrios de la economía.

“La magnitud de la crisis es mucho mayor”, aseveró el director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, quien en una presentación mostró que los sectores clave de la economía tienen fuertes caídas y, en consecuencia, los venezolanos sufren una inflación de cuatro dígitos y fallas de abastecimiento de los rubros de la canasta básica.

En el foro organizado por la firma “¿A dónde va Venezuela”, el economista indicó que el país entró en una dinámica de hiperinflación. “El dólar paralelo impacta en la inflación, y la inflación genera más depreciación”.

En 12 meses, la variación de precios fue de 1081 % de acuerdo con las estimaciones de la firma. Por tanto, el ingreso de las familias está pulverizado, y los pobres son los más golpeados.

Los cálculos de la firma muestran que, por ejemplo, el tipo de cambio ponderado del consumidor en el estrato D y E de la población —los más pobres— fue de 8226 bolívares, hace un año era 562 bolívares, de manera que las familias de menos ingresos, y a pesar de tener subsidios, están siendo impactadas fuertemente por las distorsiones de la economía.

¿La razón? En la canasta básica, los alimentos tienen un peso promedio de 83 %. En en los estratos D y E es 90 % y la inflación de alimentos en septiembre fue de 45 %. “El ajuste ha sido más grave en el sector más pobre”, dijo Oliveros.

Para el cierre de este año, la firma proyecta que la inflación general estará en 1438 %. En 2016, el Banco Central de Venezuela (BCV) le notificó al Fondo Monetario Internacional que la variación fue 274 %.

Los precios se aceleran velozmente debido a la mayor inyección de dinero de la economía y la baja oferta de bienes. La producción sigue afectada por el recorte severo de las importaciones. Oliveros destacó en septiembre que la liquidación de dólares oficiales (Dipro y Dicom) fue de apenas 2 millones de dólares, el nivel más bajo desde que se arrancó el control de cambio en 2003.

Lee también
Manpa sigue abierta pese a crítica situación financiera

Esas liquidaciones caen 63 % respecto a agosto, cuando fueron 5,4 millones de dólares diarios, y en octubre el panorama es negro debido a que las subastas de Dicom aún están suspendidas por la decisión del Gobierno de ahora asignar euros, yuanes, rupias y rublos, en lugar de dólares.

La perspectiva de la firma es que las importaciones públicas y privadas alcancen los 12,7 millardos de dólares, de manera que habría un recorte de 25 % con relación a 2016 cuando fueron 17 millardos de dólares.

De las compras externas, las privadas se prevén en 3,3 millardos de dólares, y de ese monto, 47,7 % terminará siendo financiada por el mercado paralelo, lo que incide en los precios de alimentos, medicinas, artículos de higiene, repuestos y otra larga lista de productos.

Ese comportamiento de los precios repercute en el consumo y los ciudadanos se ven en la obligación de disminuir las compras o dejar de adquirir artículos. El economista Alejandro Grisanti agrega que el consumo tendrá una contracción de más de 30 % y añade que “hoy día se consume un tercio de lo que se consumía en 2012”.

2018 más negro

Ecoanalítica calcula que para el 2018 la inflación será de 3575 %.
La economía tendrá una caída de 7,3 % del PIB
Las importaciones bajarán a 11,8 millardos de dólares
El déficit fiscal será de 11,4 % el PIB

Foto referencial



Participa en la conversación