El acceso al Hospital Clínico Universitario de Caracas se mantuvo cerrado hasta la 1:00 p. m. por parte de los trabajadores, quienes exigen «salarios dignos y no de hambre», según dejaron ver en sus pancartas.

Caracas. Una larga cola de autos se formó la mañana de este miércoles en la entrada del Hospital Clínico Universitario (HCU) de Caracas. Obreros de la Universidad Central de Venezuela (UCV) protestaban por el pago de sus salarios, que no reciben desde el 3 de febrero. Los empleados manifestaron a Crónica.Uno varias de las irregularidades que mantiene el Ministerio del Trabajo con el sector.

José Bastidas, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la UCV (Sinatra-UCV), repite con insistencia que el Ministerio del Trabajo viola los convenios asentados en la Tercera Contratación Colectiva (CCO), que establece calcular las tablas salariales a partir de 4,75 sueldos, lo que equivale a 85.500 bolívares. En la actualidad, la administración de Nicolás Maduro no lo cumple e impone a los trabajadores un piso de 18.000 bolívares.

Entre una escala y otra, según lo acordado en el convenio colectivo de la UCV, debe existir un 7 % de diferencia. Bastidas asegura que esta disposición tampoco se respeta. Desde hace más de seis meses el Gobierno desconoce las contrataciones y beneficios que el sector ha ganado en los últimos 100 años, así lo creen los sindicatos que en noviembre de 2018 llevaron a cabo una gran asamblea en el Aula Magna de la UCV para continuar con las manifestaciones.

“Por un salario digno y no un salario de hambre”. La expresión es viral en las protestas de trabajadores —que en los últimos dos años han tomado las calles con más fuerza— a medida que la crisis económica sigue socavando el poder adquisitivo de los venezolanos. De acuerdo con el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda), el salario mínimo de Bs. S. 18.000 solo cubre 5 % de la canasta alimentaria familiar, lo que ha llevado a la población a un estado de inseguridad alimentaria, según reveló la Encuesta Sobre Condiciones de Vida (Encovi-2017).

Lee también
Jubilados y pensionados reclamaron frente a Sudeban pago completo en efectivo

Los trabajadores recibían sus salarios semanalmente. A partir del 15 de agosto de 2018, cuando entró en el país una nueva reforma monetaria que quitó cinco ceros al bolívar, esto cambió y los pagos comenzaron a hacerse de forma quincenal. Bastidas denuncia el adelanto de una quincena que las autoridades hicieron de manera sorpresiva, a juicio del vocero, lo que desean es que se respeten los acuerdos del convenio y no “un salario que no alcanza para nada”.

“Nosotros lo que queremos es que nos cumplan este decreto, que establece un salario con base en 4,75 y un HCM [Hospitalización, Cirugía y Maternidad] que te cubra todas las necesidades que tenga cualquier trabajador. Nuestro seguro no lo están aceptando en ningún lado, no lo acepta ninguna clínica porque no cubre los montos y duran mucho tiempo para pagarles”, reprochó el sindicalista junto con un grupo de trabajadores.

La protesta se extendió hasta la 1:00 p. m. Este jueves y viernes estarán de paro. Mientras que el lunes planean un encuentro para definir qué otras acciones tomarán hasta que el Ejecutivo respete el artículo 91 de la Constitución, que reza lo siguiente: “Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales”.


Participa en la conversación