Precios del gas doméstico impuestos por Lacava generan malestar entre los carabobeños

precios de gas doméstico impuestos por Lacava

Las bombonas de 10 kilogramos tienen un costo de 6.000 bolívares, la de 18 kilogramos de 15.000 bolívares, las de 43 kilogramos de 25.000 bolívares, mientras que el suministro a granel que corresponde a conjuntos residenciales se ubica en 700 bolívares por litro.

Valencia. El gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, estableció una nueva tarifa para el servicio de gas doméstico, luego de que a principios de junio anunciara que el gobierno de Nicolás Maduro le transfirió las competencias para encargarse de la distribución y comercialización del producto en la entidad.

Las nuevas tarifas son las siguientes: la bombona de 10 kilogramos tienen un valor de 6.000 bolívares, la de 18 kilogramos 15.000 bolívares y la de 43 kilogramos 25.000 bolívares, mientras que el suministro a granel que corresponde a conjuntos residenciales se ubica en 700 bolívares por litro.

La reacción de los carabobeños en rechazo a esta medida se ha sentido. En esta oportunidad los vecinos del conjunto residencial La Palmera, ubicado en el municipio Naguanagua, protestaron los nuevos montos, pues consideran que invertirían 51 % del salario mínimo solo para cancelar este servicio.

Freddy Rojas, habitante de esta zona, explicó que el conjunto cuenta con ocho edificios que albergan a unas 480 familias, y cada apartamento debe cancelar 21.000 bolívares para ser abastecidos de gas doméstico. Asimismo, refirió que en el lugar la mayoría de las personas no pueden costear ese gasto pues solo dependen del pago de las pensiones que es de 40.000 bolívares mensuales.

Rojas manifestó que con esta medida «arbitraria» el gobernador Lacava violaba los derechos humanos, sobre todo el derecho a la alimentación de estos ciudadanos que en su mayoría son adultos mayores, al no permitir que accedan al servicio con un precio que puedan cancelar.

El vecino relató que, hace unos días, el comisionado del gas doméstico en el municipio Naguanagua, Iromedes Bello, visitó la comunidad La Palmera y les indicó en tono altanero que ese era el precio que había establecido Lacava y que debían pagarlo sin derecho a reclamar. Es de señalar que a los vecinos les notificaron que los precios se ajustaron para poder cancelar el transporte del rubro.

Están solicitando que paguemos transporte y nosotros no somos administradores del servicio, nosotros somos consumidores y estamos dispuestos a pagar, pero en una condición normal», dijo Rojas.

Exigen al gobierno regional que reconsidere el ajuste económico y escuche las propuestas de las comunidades, en este caso los vecinos proponen cancelar 4000 bolívares mensuales por apartamento.

Otra vecina afectada que alzó su voz fue Diamris Rodríguez, de 68 años de edad, que con preocupación aseguró que no cuenta con los ingresos económicos para costear el gas doméstico. «Soy profesora universitaria, gano un poquito más del salario mínimo y no se cómo voy a hacer para pagar. Me va tocar montarme en camioneticas a pedir dinero, o vender jugos en el puente Bárbula para tener otro ingreso y poder pagar».

Alimca cobra y las alcaldías distribuyen el gas

La filial petrolera Gas Comunal perdió las competencias de distribución y comercialización del gas doméstico en la entidad. La distribución permanece en manos de las 14 alcaldías del estado, mientras que la empresa socialista Alimentos Carabobo (Alimca), administrada por José Ávila, se encargará del cobro del servicio.

A través de un boletín de prensa se conoció que fueron habilitadas dos cuentas bancarias para realizar el pago por el servicio en Banesco y el Banco del Tesoro. Aseguran que no recibirán pagos en efectivo.

Sin salario en Gas Comunal

Trabajadores de Gas Comunal, que por razones de seguridad prefirieron declarar bajo el anonimato, indicaron a Cronica.Uno, que ya llevan una quincena sin cobrar salario, y que están preocupados pues desconocen quién tomará las responsabilidades de la administración del personal.

Además aseguraron que para la distribución del gas doméstico aún están utilizando personal y transporte de esta filial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Señalaron que no cuentan con la capacidad de unidades de transporte para atender a todo el estado Carabobo.

En la entidad hay siete plantas de llenado y un depósito, pertenecientes a Gas Comunal. También se cuenta con dos plantas de llenado que son privadas. El gas es traído desde la Refinería de Jose, ubicada en el estado Anzoátegui, por un contratista de ascendencia árabe, que utiliza los cilindros de la empresa petrolera.

Los trabajadores señalaron que este contratista entra a las plantas de Gas Comunal a dar órdenes, «amedrentarlos y amenazarlos sin contar con un cargo dentro de la estructura de la filial petrolera».

Despachadores privados asfixiados

Los distribuidores de gas de empresas privadas están asfixiados por estos nuevos precios, pues ellos deben cancelar al mismo costo que se vende a los ciudadanos y los deja  sin la capacidad de ofrecer el producto a un costo asequible para la población, por ende han tenido que aumentar sus servicios para poder costear los gastos operativos de sus empresas y temen que en poco tiempo tengan que cerrar.


Participa en la conversación