Caracas. En reconocimiento a los 16 años que lleva en la defensa de los derechos de las personas que viven en condiciones de salud crítica, la Embajada de Canadá otorgó el Premio Derechos Humanos a  Francisco Valencia, quien preside a Codevida, la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida.

El movimiento tiene como misión luchar por millones de venezolanos que dependen de medicamentos y tratamientos de alto costo para seguir viviendo. Esta labor social surgió en el 2002 cuando un grupo de trasplantados formó la organización Amigos Trasplantados de Venezuela (ATV) para reclamar los medicamentos que les permiten mantenerse con vida.

El galardonado recibió felicitaciones de otros activistas de derechos humanos.

Francisco Valencia, quien dedica las 24 horas del día al activismo en procura de medicamentos para garantizar la vida de los trasplantados, agradeció al organismo internacional la distinción que lo compromete a seguir en esa lucha por el derecho a la salud y la vida que se merecen todos los venezolanos.

Es un derecho que estos últimos años ha sido violado, utilizado, ignorado por quienes deben garantizarlo. Estamos frente a un Gobierno que ha optado como una política de Estado la negación de los derechos de la salud y la vida de las personas sin importar el dolor y el sufrimiento de cientos de miles de familias que están teniendo serias consecuencias físicas y emocionales debido a la emergencia humanitaria.

Valencia afirmó que las instituciones destinadas a defender, velar y sancionar estas irregularidades que sufren los pacientes “han volteado su cara, han ignorado las violaciones masivas y consecutivas del derecho a la salud y la vida, convirtiéndose en cómplices de esa sentencia a muerte silenciosa”.

Lee también
Codevida rechaza declaraciones del Gobierno con las cuales insiste en negar la emergencia humanitaria

Expresó preocupación por la emergencia humanitaria que avanza cada día, por lo cual instó a las organizaciones y la sociedad civil a unirse ante la situación que vive el país.

Fotos: Cortesia