Las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción llegan cada dos meses a la ciudad. Los consejos comunales han puesto como condición a los beneficiarios poner su firma en una planilla a favor de la Constituyente, de lo contrario, no entregan los productos.

Maracaibo. Para acceder a una caja de alimentos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) en Maracaibo no es suficiente tener los Bs. 10.000 que esta cuesta. Ahora es una negociación, para muchos “un juego sucio del Gobierno”.

Beatriz Antúnez, habitante del barrio El Gaitero, del municipio San Francisco, denunció que después de esperar dos semanas por los productos y haber pagado por adelantado Bs. 12.500 (un aumento de Bs. 2500), al momento de la entrega, los miembros del consejo comunal intentaron obligarla a firmar una planilla en la que aprobaba la Constituyente planteada por el Gobierno. La mujer se negó. Como no firmé, no me dieron la caja. Incluso perdí el dinero y me dijeron que era una malagradecida y que no tenía derecho a reclamar nada.

En el oeste de Maracaibo, el beneficio llega de manera regular, según los consejos comunales. Sin embargo, Carmen Gonzales, vocera comunitaria del grupo bolivariano “Chávez Vive” del sector Las Mercedes —en la parroquia San Isidro— sostuvo lo contrario:

Las cajas nunca han llegado con regularidad, eso es una suerte. Cuando hay productos, la Gobernación las arma, pero si no la gente pasa hasta tres meses esperando. Allá nos instan a que digamos que por las guarimbas no llegan, que es culpa de la oposición.

Francisco Eugenio Bustamante, Idelfonso Vázquez, San Isidro y Antonio Borjas Romero han sido históricamente las parroquias con mayor índice de pobreza en la región. Las familias que habitan estas zonas ubicadas al oeste de la ciudad son, en su mayoría, numerosas. Una caja Clap —según el promedio familiar— alcanza para una semana, lo que deja sin alimento “seguro” al menos siete semanas a los beneficiarios.

Aquí cuando llega nos dura una semana, estirando la comida porque yo tengo cinco muchachos. Lo que menos dura es la leche y la pasta porque les hago chicha como alimento. Los grandes comemos granos y arroz o arepa con atún, dijo Verónica Solano, habitante del barrio La Estrella, en la parroquia Antonio Borjas Romero.

Lee también
Maduro anuncia que este mes las bolsas de los Clap se repartirán dos veces

Constituyente

La campaña que lleva a cabo el Gobierno desde el pasado 1° de mayo, cuando convocó la Constituyente, ha sido silenciosa. En el Zulia las estrategias van encaminadas a la comunicación directa con líderes comunales, voceros y representantes de los comités de abastecimiento. Román Chávez, vocero del consejo comunal del barrio San Sebastián (oeste), comentó:

Nos reúnen una vez a la semana para darnos charlas sobre cuál es el mensaje que debemos llevar a las comunidades, la gente tiene que entender que si no apoyan la gestión del Gobierno, no pueden gozar del beneficio. La orden es que el que no firme no va pa’l baile. No hay caja (sic).

Los representantes de los Clap se reúnen para debatir y discutir el proceso de elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), a celebrarse el próximo 30 de julio. El vocero reveló que esta última semana les han enseñado cómo votar y cuáles son las estrategias para ese día.

Lee también
Fallas en los Clap y los servicios básicos son los detonantes de las protestas en Libertador

Promesas

A principios de año, el gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas, informó que casi un millón de familias son beneficiarias de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción en la entidad, sin embargo, las cifras aportadas por los consejos comunales arrojan 75 % de déficit en la entrega y distribución de los alimentos.

Para marzo de este año, la Gobernación anunció la extensión de los Clap. Las cifras afirmaban que más de 12 mil 300 familias de los 73 sectores del municipio Colón del estado Zulia, habían sido atendidas con la distribución de alimentos a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, informó Yadiris Bravo, directora de la oficina Agroalimentaria de la alcaldía de ese municipio.

Clap en detalle

El precio de venta de una caja Clap es de Bs. 10.000. Sin embargo, en Zulia suelen pagar hasta  Bs. 15.000 debido a “gastos de transporte”.

Los beneficiarios deben pagar por adelantado la compra y la reciben una o dos semanas después de cancelado el monto.

Las bolsas las venden cada dos o tres meses, según aseguran los vecinos.

Foto referencial



Participa en la conversación