Jamilton Ulloa, líder de la banda que opera en las minas de la ciudad al sur del estado Bolívar, falleció durante un «enfrentamiento» con el Sebin, en Nuevo Callao.

Caracas. Jamilton Andrés Ulloa Suárez, autor de la masacre de Tumeremo, fue abatido durante un «enfrentamiento» la mañana de este viernes, en Nuevo Callao, estado Bolívar.

Alias “El Topo” cayó luego de enfrentarse a comisiones del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), según el ministro de Interior, Justicia y Paz, Gustavo González López.

“Tenemos identificación plena a través de prueba de necrodactilia, realizada al hoy occiso”, escribió el ministro a través de la cuenta de su red social Twitter.

tpoo 2

De acuerdo con información extraoficial, los uniformados hacían un rastreo del delincuente y obtuvieron información de que se dirigía a Nuevo Callao a desenterrar unas armas.

Este sujeto, de nacionalidad ecuatoriana, era el líder de la banda que operaba en las minas de Tumeremo, ciudad minera ubicada al sur del estado Bolívar. Habitantes indicaron que él decidía qué yacimiento se podía trabajar y además exigía 50 % de las ganancias en oro, o de lo contrario quemaba las máquinas empleadas o amenazaba de muerte.

El 4 de marzo fue señalado por la desaparición de 17 personas, situación que fue denunciada por el diputado a la Asamblea Nacional por el estado Bolívar, Américo de Grazia (Causa R), quien en un principio informó que se trataba de 28.

El gobernador de la entidad, Francisco Rangel Gómez, desmintió al parlamentario a través de su cuenta en Twitter, agregando que se trataba de acciones de la derecha.

04c2f27d84de1f47b7d4522309b7136b_XL

En la AN se creó una comisión especial para las investigaciones de esta masacre, que precisamente este jueves entregó su informe final, el cual indicaba que los homicidios ocurrieron días después de la creación de la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg), en el marco de Arco Minero del Orinoco, y cuya investigación no se ha esclarecido por completo.

Luego de 10 días de las labores de búsqueda la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, anunció el hallazgo de 17 cuerpos en estado de descomposición, enterrados y abaleados, a 12 metros de la vía que conduce a la mina de Nuevo Callao, en el sector Barro Largo.

Foto cortesía de Twitter


Participa en la conversación