La mañana de este jueves tomaron la calle que da acceso al Seguro Social, en la parroquia Altagracia y fueron cercados por la Policía Nacional Bolivariana. Denunciaron que la pensión no les alcanza sino para comerse una galleta. No compran proteínas ni medicinas con ese pago, que se les otorga de manera mensual.

Caracas. Muchos abuelitos llegaron a la esquina de Salas, en Carmelitas, sin desayuno. Con sus muletas, collarines y mostrando sus récipes médicos se plantaron en medio de la calle para exigir el pago del beneficio de los cestatickets.

“No hemos comido”, “me siento descompensado”, “es una burla lo que hacen los bancos con nosotros, nos quieren dar 5000 bolívares por taquilla”, “si compro comida no puedo adquirir las medicinas”, me estoy tratando la hipertensión con té de hojas de guanábana, fueron algunas de las frases que decían las personas de la tercera edad con un tono de disgusto.

De inmediato, un cordón de la Policía Nacional Bolivariana les impidió cerrar la calle y, de nuevo, los confinó a media cuadra de la acera que está al frente de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre).

Carlos Julio Rivera, de la comisión de pensionados y jubilados, dijo que están reclamando el pago del bono de alimentación, que figura en la contratación colectiva, y el cual se debe pagar por igual a activos y jubilados.

Lee también
Pensionados no dejarán la calle hasta lograr publicación de la ley de bonos

En enero no se los depositaron, según dijo, porque no había presupuesto.

Cerraron la vía cerca del Seguro Social.

Por eso tomaron la calle. Pasadas las 11:00 a. m., una comisión de la Onapre, de la dirección de Recursos Humanos, informó que los atendería.

De no darse una respuesta satisfactoria, los abuelitos dijeron que se van a parar al frente de la Vicepresidencia.

“Ya basta de burla”, dijo Flor Rosario, quien señaló que ni pasaje tiene para ir a cobrar lo que le dan de pensión.

Además de los cestatickets, reclaman que aumenten el retiro diario por taquilla bancaria y que el depósito de las pensiones sea quincenal, en vez de un solo pago al mes.

Fotos y video: Luis Miguel Cáceres


Participa en la conversación