Un grupo de vecinos acudió a la Alcaldía de Caracas y esperan llevar próximamente una carta explicativa de cómo afecta esta situación en la comunidad, fotos y croquis de la zona para introducir la denuncia contra el taller informal. No obstante, aún no se han acercado a negociar con los mecánicos.

Caracas. Los talleres mecánicos se expandieron hasta algunas aceras de La Florida. En sus locales ya no cabe un carro más, porque están estacionados desde hace uno o dos años ante la falta de dinero para repararlos y, para no perder los nuevos clientes, los mecánicos trabajan en las calles. En otros casos los negocios simplemente han surgido sin un techo fijo.

Vecinos de las residencias ubicadas en la avenida Los Naranjos de La Florida denunciaron que desde hace dos semanas un nuevo taller informal se instaló en la calle que está justo detrás de la iglesia Nuestra Señora de la Chiquinquirá. Los fuertes olores, el tránsito obstaculizado, el aumento de la basura y el robo en dos oportunidades a un edificio para obtener partes de carros son algunas de las razones que han puesto en alerta a los habitantes de la zona.

En una oportunidad se pusieron a trabajar en la entrada del estacionamiento del edificio y obstaculizaban el acceso. No lo hicieron más porque uno de los vecinos puso la queja de manera fuerte, contó María Ramírez, habitante de la zona.

José Rafael González, encargado de un taller de mecánica en los alrededores de la iglesia, aseguró a Crónica.Uno que nunca han tenido problemas con los vecinos, e incluso, afirmó que las personas se sienten más seguras con ellos en las calles porque le hacen frente a la inseguridad.

Aquí yo he pagado entre 15 y 20 dólares a un camión para que se venga a llevar la basura, porque debería pasar semanal y no es así, detalló González. Sin embargo, una vecina que prefirió mantenerse en el anonimato, desconoció que fuera cierta esta declaración debido a que ella se ha encargado de mantener contacto con Supra-Caracas para que recojan los desechos, que muchas veces han sido cauchos y piezas de vehículos.

Lee también
Supra Caracas creó una mini Bonanza en el estacionamiento de Residencias Venezuela
Los vehículos en reparación impiden a los peatones transitar con seguridad. Fotos: Tairy Gamboa

Al menos 65 familias de esta zona están afectadas. Las quejas parten principalmente de la basura que se acumula, el olor y la imposibilidad de caminar por sus aceras. A esta problemática también se le ha sumado un comedor que realizan en la iglesia los sábados, que produce mucha basura y los asistentes de bajos recursos hacen sus necesidades en los espacios cercanos a los edificios. Además, un comercio informal de frutas también ha tomado buena parte de la calle y suma más desechos sólidos.

Un grupo de vecinos acudió a la Alcaldía de Caracas y esperan llevar próximamente una carta explicativa de cómo afecta esta situación en la comunidad, fotos y croquis de la zona para introducir la denuncia contra el taller informal. No obstante, aún no se han acercado a negociar con los mecánicos.

Freddy Guzmán, empleado de un nuevo taller ubicado en Los Caobos, indicó que desde hace tres meses un amigo le prestó un garaje en la planta baja de un edificio que convirtió en un taller de mecánica y, como es pequeño, tiene que atender los carros en la calle.

Guzmán aseguró que esta es una manera de hacerle frente a la crisis. Aunque entiende que el espacio no es el más óptimo para abrir un negocio de este tipo, insiste que es la única forma que tiene, junto a sus compañeros, de ganarse la vida.

Si me preguntas si pago impuestos o algo así la respuesta es no. Aquí trabajamos tranquilos, nadie nos dice nada, nadie se ha quejado, apuntó Guzmán.

Considera que su mayor aporte con la comunidad es recoger la basura, ponerla cerca de donde pasa el camión del aseo urbano y limpiar las calles si trabajan con algún tipo de aceite.

Lee también
Parques de Caracas se encuentran deteriorados y sin condiciones para abrir al público
Los vecinos estudian llevar el caso ante la Alcaldía de Caracas. Fotos: Tairy Gamboa
Más talleres mecánicos, menos clientes

Aunque han surgido más talleres informales en las calles, la clientela no ha aumentado. Anteriormente Yorman Lobo podía recibir en una semana hasta veinte carros, ahora con suerte le llegan siete para atender el aire acondicionado.Es un lujo tener aire, pero también es una necesidad, agregó.

Evelyn García, dueña de dos talleres mecánicos de La Florida, lamentó que después de un diciembre atípicamente malo, por primera vez en cinco años, en las primeras tres semanas de enero no llegó ningún carro, cuando en esas fechas solía recibir hasta ocho vehículos.

Vienen muchas personas, pero cuando les dices el precio no regresan. Uno lo entiende porque a veces son repuestos que pueden llegar a costar hasta 600 dólares o, por ejemplo, un carro que tengo parado en mi taller desde hace un año porque para arreglarlo se necesitan 1200 dólares. Uno sabe que no tienen dinero para pagarlo, enfatizó García.

Los vecinos puntualizaron que la idea no es cazar peleas con los trabajadores de los talleres informales, pero sí quieren mejorar las condiciones de su sector y esperan que los representantes de la iglesia de la Chiquinquirá les ofrezcan más apoyo con esta y otras problemáticas de la zona.

Los mecánicos admiten que la clientela se ha reducido por los altos costos para reparar los vehículos. Fotos: Tairy Gamboa

Participa en la conversación