Alcaldía de Valencia abrió megahueco en Prebo hace tres semanas y aún no lo cierran

Aunque el proyecto de remodelación de la plaza Fabián de Jesús Díaz de Prebo tiene como intención ser un proyecto sostenible, en el transcurso de sus obras se han desperdiciado una cantidad incontable de agua, debido a las tardanzas para cerrar el enorme hueco hecho por el equipo del Plan Buho.

Valencia- El pasado 14 de julio Fernando Paz estaba llegando a su edificio, ubicado en la avenida 105-C de Prebo al norte de Valencia cuando se encontró con parte de la calle cerrada. Al intentar ingresar por el lado de la calle 134 se topó con 3 conos de seguridad, por lo que volvió a la entrada anterior y pasó por un pequeño espacio en el que cabía su vehículo entre un cono de seguridad y la acera. No tenía pensado ingresar al edificio, pero si subiría hasta su apartamento para buscar algunas cosas.

No obstante, al pasar los conos percibió la evidente molestia de los funcionarios de la Policía de Valencia que se encuentran destacados en la estación policial ubicada en la Plaza Fabián de Jesús Díaz.

Recuerdo que apenas les pasé con el carro por el lado, el policial alzó los manos y junto con su compañera se me quedaron viendo. Yo sabía que algo me iban a decir o a hacer pero no iba  a caminar media cuadra ni iba a estacionar mi carro lejos por capricho de ellos», dijo.

De inmediato, cuando Paz apagó su vehículo y se bajó del carro escuchó el llamado a gritos del policía. «Me dijo exactamente: ¿Es qué no ves que no se puede pasar hasta acá? Eso me molestó mucho porque él no tiene derecho para hablarme con ese tono, menos aún cuando desconoce las circunstancias. Por eso, le dije que bajara el tono y que primero dijera buenos días y que además yo vivía en el edificio».

Sin embargo, el policía ofuscado pareció no entender, mientras de fondo los trabajadores del Plan Buho continuaban picando el suelo con un martillo hidráulico.

Después de discutir por varios minutos el policía pareció entender que Paz estaría unos minutos ahí mientras subía a su apartamento a cambiarse de ropa, por lo que volvería a salir. «Bueno, nosotros no nos haremos responsables si una piedra le cae a tu carro y rompe algo. Ya estas advertido», le comentó el policía, a lo que Paz respondió que le pidieran a la Alcaldía de Valencia dotar a sus trabajadores de la indumentaria necesaria para no causar daños. «Además son las 10:00 a.m ¿Cómo se les ocurre cerrar una calle tan transitada?».

De acuerdo con información proporcionada durante una asamblea de vecinos a inicios de febrero de 2022 realizada en la misma plaza parte de estas labores corresponden a un plan de restauración del icónico lugar en donde se encuentra ubicada la Galería Universitaria Braulio Salazar, la cual está incluida en los trabajos gracias a los convenios entre la Universidad de Carabobo y la gobernación del mismo estado.

En el encuentro, en el que estuvieron presentes el gobernador Rafael Lacava y el alcalde, Julio Fuenmayor, se explicó que a la plaza se le reacondicionaría la laguna para peces ornamentales, así como la construcción de gradas en la Rotonda central, en donde se colocaría una especie de concha acústica, así como la construcción de un espacio de primeros auxilios y un cafetín.

Fotografía: Armando Díaz.

Es precisamente una de estas dos últimas construcciones las que llevaron al rompimiento de la calle. No obstante, de acuerdo con algunos obreros la razón por la cual rompieron el asfaltado fue el cambio de una tubería y el ampliamiento de esta para abastecer a las nuevas estructuras.

Sin embargo, del 14 de julio al 24 de julio el espacio en cuestión se dejó sin tubería, lo que dejó escapar una incontable cantidad de litros de agua que corrían por toda la canal de la avenida 105-C. Cabe destacar que cuando Lacava y Fuenmayor anunciaron el proyecto de la plaza este estaba enmarcado en un contexto sostenible. Al menos así lo reflejaban los pendones expuestos durante el encuentro.

Fotografía: Armando Díaz.

Luzmila Félix, vecina del sector, afirma estar enfurecida cada vez que pasa por el frente de la plaza y ver el bote de agua.

«Me parece una falta de respeto con la comunidad, tomando en cuenta que en esta ciudad un día no tienes agua y el otro, tampoco. En donde yo vivo se supone que solo quitan el servicio martes y viernes, pero es mentira la quitan casi todos los días y sin avisar. Entonces, mientras en mi casa no llega ni una gota de agua aquí en la calle te encuentras con ese tubo roto que bota y bota agua, como si estamos para regalarla».

La plaza de Prebo «más sustentable»

Las labores tanto fuera de la plaza como en su interior van a paso de morrocoy. Si bien, el problema de la tubería fue solventado, los trabajadores del Plan Buho no han cerrado el hueco que abrieron y que abarca más de 50% de ancho de la calle, e impide el libre tránsito y facilita accidentes.

Catiuska Abreu de hecho estaba pintando en óleo en la sala de su casa cuando escuchó un estruendo y se asomó pro la ventana. «Eran como las 11 o 12 de la noche cuando escuché aquel ruido y yo de inmediato supe que algún carro se había caído».

En efecto, eso había ocurrido, un Renault Twingo color amarillo conducido por una mujer en compañía de sus dos hijos menores de edad cayó en el orificio. «Estuvieron ahí un buen rato intentado sacarla, pero no podían. Si estaban a punto de lograrlo el carro volvía a caerse. Me causaba un poco de gracia y se que está mal, pero también es el reflejo de la ineptitud del gobierno».

En 11 días se cumple un mes desde que el hueco fue abierto y hasta los momentos, la vía sigue abierta. De hecho, parte de la acera, de la reja de la plaza están rotas por parte de las labores de instalación de tuberías. José Castro trabaja como obrero desde hace más de 20 años y observando la obra dice.

«Tan fácil que es dejar listas las tuberías que van a pie de calle, cerrar y continuar con la parte interna de la plaza, porque se trata de tuberías, lo puedes hacer, pero aquí todo está mal hecho y pareciese que lo que se quiere es incomodar a los vecinos. No hay justificación para tres semanas de un hueco abierto en donde se han caído varios carros».

Este tipo de labores realizadas por el Plan Buho, se han vuelto recurrentes, abren, trabajan, pero no cierran, si no que dejan el hueco abierto por semanas, impidiendo que los carros transiten con libertad por las ya deterioradas calles.


Participa en la conversación