Alfredo Serrano: “Nuestras divisas no pueden ser para actividades no prioritarias”

Para el asesor español, el Estado debe tener un rol mayor en la distribución de productos y considera que “hay grandes fortunas ociosas que no pagan impuestos”.

Caracas. Un incremento de la participación estatal en diferentes sectores y el mantenimiento de los controles son algunas de las líneas que el economista español, Alfredo Serrano, plantea que deben regir en la economía venezolana.

Serrano, autor del libro “El Pensamiento Económico de Hugo Chávez” —con frecuencia es citado por el Jefe de Estado, quien la semana pasada sugirió leer los artículos que el también miembro del partido Podemos (España) escribe en el Correo del Orinoco—, adicionalmente, está participando más seguido en los eventos que organizan los entes oficiales.

Este martes el consultor estuvo en un foro del Inces sobre las Perspectivas de la Economía Venezolana, y allí arrancó su ponencia destacando que “hay un Estado que está creciendo, que se puede convertir en un gran músculo. Está el poder comunal”.

El Plan de la Patria, que es el programa de Gobierno hasta el 2019, contempla el avance del socialismo y considera que la propiedad social, manejada por consejos comunales y comunas, debe tener más peso en áreas clave.

Serrano aseveró que más allá de los motores económicos, se tiene que hablar sobre los actores de la economía, por lo que insistió en el papel de las comunas.

Lee también
Cuentas en rojo y baja producción predomina en las empresas estatales

Mantener controles

Durante su exposición comentó que no quería ahondar en la unificación cambiaria —propuesta que se discutió dentro del Gobierno y que no ha avanzado—, pero igual el tema cambiario lo mencionó al señalar que “hay que ver cómo se captan y se distribuyen las divisas, antes que definir el tipo de cambio”.

Por esta razón, añadió que en la entrega de billetes verdes debe existir una “acupuntura de divisas” —término usado por Maduro— a fin de que “se coloquen de manera inteligente. Hay que asignar bien las divisas”.

Tras ese señalamiento asomó que el control tiene que mantenerse: “Con un sistema libre se comprarían todas las divisas y nuestras divisas no pueden ser para actividades no prioritarias. Un porcentaje de los dólares pueden ser para ahorro, pero hay que ordenar la asignación de dólares”.

Además de la materia cambiaria, el economista hizo comentarios acerca de la política de precios. Y aunque planteó que es necesario actualizar las estructuras de costos para la fijación de los mismos, dijo que se requiere revisar las partidas de “otros gastos” que las empresas incluyen en sus declaraciones de impuestos.

No obstante, el consultor difirió en parte con la línea del Gobierno sobre la reventa de productos y la responsabilidad en la escasez: “El bachaquero es la consecuencia de la ausencia de oferta y de la guerra económica. La política de precios tiene que resolver la oferta de productos”.

Comentó que “la economía tiene una baja tasa de productividad” y en ese marco, le sugirió al presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, que “antes que discutir la política de precios, hay que ver el rendimiento de la tierra”.

Para Alfredo Serrano, en la distribución de productos el Estado debe tener un papel mayor: “Cuando hay una actividad muy concentrada, el Estado tiene que ser rector, tener un rol. Dos empresas no pueden determinar la política de distribución”.

Hace tres semanas en el Congreso de la Patria Internacional, el economista apuntó que “la distribución es un sector que se apropia de la renta”.

Lee también
¿Quiénes son los que manejan la economía?

Más impuestos

Los impuestos y la actuación del sector bancario fueron evaluados por Serrano en el foro del Inces, donde estuvieron presentes la ministra de Agricultura Urbana, Lorena Freitez, el sociólogo y exvicepresidente de Economía, Luis Salas y el economista, Pablo Giménez.

El asesor dijo que además de discutir la política cambiaria, hay que revisar la política tributaria. Sugerencias que ha realizado en reuniones internas del Gobierno.

Considera que deben existir más impuestos para las empresas: «No hay impuestos para el gran capital. Hay grandes fortunas ociosas que no cancelan impuestos, por ello, la política tributaria tiene que remar a favor de la nueva economía”.

Después de los tributos, se dirigió a la banca. A su juicio “nunca se menciona a la banca como actor de la economía. Hay unas reservas excedentarias de 375 millardos de bolívares que tienen los bancos, ¿por qué no van a favor de la economía productiva? El ahorro de los venezolanos tiene que ir a  la economía productiva, a los motores”, concluyó.

Foto AVN


Participa en la conversación