Apartamentos de la Misión Vivienda Andrés Bello tienen más grietas que polvorosa

En este urbanismo fueron adjudicadas 240 familias, las últimas llegaron hace seis meses, y a decir de los voceros las paredes se filtran, los pisos tienen gritas y fallan los servicios públicos

Mabel Sarmiento Garmendia/@mabelsarmiento

Caracas. «Estamos cansados de tanta burla», «merecemos respuesta”,  «también somos pueblo», «Paola Posani debe dar la cara».

Esas eran las frases que repetían esta mañana cerca de 100 mujeres y hombres que decidieron tomar las instalaciones de un urbanismo en construcción, ubicado en la avenida Andrés Bello. Protestaron por las malas condiciones de sus viviendas.

La GNB acudió al sitio para apaciguar la protesta.
La GNB acudió al sitio para apaciguar la protesta

Denunciaron que tienen más grietas que una polvorosa, que nadan en agua cada vez que llueve, que desde hace ocho días no tienen agua y que no hay bombillo que dure medio, día debido a las fallas de energía de las torres.

El promedio de habitabilidad de este urbanismo entregado por la Alcaldía de Caracas es de tres años. Los más antiguos que son las 35 familias de la torre B tienen cuatro, y los más nuevos llegaron hace 6 meses. En total son 240 las familias las afectadas.

«Desde que nos adjudicaron todo es un pesar. Vivo en el piso 12 y no puede llover porque nadamos en agua. Hasta el piso nueve corre la torrentera. Nos entregaron los apartamentos sin impermeabilización y por eso es que estamos así. En consecuencia se están generando grietas el paredes y pisos que en algunos casos dejaron rústicos», dijo Nily Pérez.

Pérez participó en la protesta que se inició a eso de las 3 am, en los espacios aledaños al urbanismo donde se construye otra torre.

Las fosas de los ascensores siguen vacías y llenas de escombros.
Las fosas de los ascensores siguen vacías y llenas de escombros.

«De aquí no nos vamos sin respuesta. Hace un par de meses protestamos en plena avenida Andrés Bello y nos ofrecieron organizar mesas de trabajo. Pero los de la constructora se hacen los sordos. Exigimos que venga Paola Posani, como responsable de Fundacaracas», dijo.

Las personas señalaron que esa obra además está parada desde hace siete meses. «Y lo peor del caso es que se está perdiendo el material. Les pedimos que nos den el cemento para tapar las grietas y ni eso logramos», dijo Luis Pérez, vocero de la  torre B.

Los edificios tampoco tienen ascensores. Los espacios donde van los aparatos están sellados preventivamente. Los sótanos no fueron culminados, así como tampoco las áreas verdes.

Las áreas comunes sufren de mal drenaje y empozamiento de agua.
Las áreas comunes no tiene drenajes y por tanto se empoza el agua

Edy Méndez, otro de los voceros del Comité Multifamiliar, señaló que en los pisos altos hay incluso personas de la tercera edad con algún tipo de discapacidad, a las que se les dificulta subir y bajar.

Uno de esos casos es el de María Niño, quien tiene una niña en silla de ruedas y siempre para salir debe esperar por la ayuda de los vecinos.

«Estoy muy agradecida por mi apartamento, pero el costo de vivir aquí es alto. Estoy desempleada y no tengo dinero para estar parapeteando a cada rato la casa», acotó Niño, quien además mostró las grietas del techo de su baño y denunció que las filtraciones ya están afectado a la vecina del piso dos.

Todavía a las 4 pm la toma se mantenía. Un equipo antimotín llegó al sitio y acordonó a los manifestantes ante su negativa de retirarse de la construcción.

«Nos están amenazando con enviar un colectivo, pero lo que estamos reclamando es un derecho y también somos pueblo”, indicó Luis Pérez, quien al final ratificó la decisión de permanecer con la protesta, hasta tanto llegue Paola Posani, arquitecta de la Alcaldía de Caracas y presidenta de Fundacaracas.

Las obras tienen 7 meses paralizadas.
Las obras aledañas tienen 7 meses paralizadas

Fotos Cristian Hernéndez


Participa en la conversación