Tres comerciantes fueron apresados por la GNB en San Sebastián de los Reyes, Aragua, por manifestar con cacerolas en contra de los prolongados apagones. Se reportaron reclamos en calles de Caracas, Guárico, Nueva Esparta. En Yaracuy, las protestas dejaron más de 30 detenidos.

José Ramón Herrera y su hijo José Ramón Herrera, además de Rafael Ángel Ollarves Nieves son comerciantes de San Sebastián de los Reyes, al sur de Aragua. Ellos tres fueron los primeros detenidos de ese municipio, el sábado 26 en la noche, por efectivos de la GNB, cuando participaban en una prolongada protesta con cacerolas. Tan larga como el apagón de más de 14 horas que han padecido en los últimos días.

Desde el viernes 25, cuando se generó un fuerte bajón eléctrico en Aragua y otros 16 estados del país, en San Sebastián de los Reyes el servicio fue intermitente. Y lo fue hasta que en horas de la noche se produjo un apagón que se extendió por 24 horas. Durante las dos noches consecutivas, los molestos pobladores realizaron cacerolazos para llamar la atención de las autoridades.

Sin embargo, la reacción oficial fue otra. El sábado en la noche tres comerciantes fueron detenidos solo por reclamar el pésimo servicio eléctrico que a dos de ellos les ocasionó severas pérdidas económicas y de mercancía. Así lo informó la diputada en la Asamblea Nacional por Aragua, Carolina Jaramillo de Miranda.

Se llevaron a José Ramón Herrera, quien posee un minimercado de verduras y realiza ferias ocasionales de venta de cochino, pescado u otros rubros. Y lo perdió todo por los apagones.

Lee también
Venezuela registra otros 679 casos y siete fallecidos por la COVID-19

detenido en protestas

Esposado junto a su hijo, Herrera fue trasladado hasta la sede del comando de la GNB en San Sebastián de los Reyes. A Ollarves Nieves, propietario de una cauchera en la zona, también lo detuvieron.

La parlamentaria denunció que el alcalde de San Sebastián, Félix Romero, del PSUV, “amedrentaba con unos funcionarios del Sebin a las personas que estaban en las calles caceroleando, después de 14 horas sin luz, en un gesto de desesperación ciudadana por los permanentes apagones”.

Jaramillo de Miranda refiere que las constantes interrupciones eléctricas han ocasionado grandes pérdidas, aún sin cuantificar, a los pequeños comerciantes del municipio. Este además tiene tres meses sin agua potable por tuberías y sin gas doméstico.

Más protestas, más detenidos

Mientras, en Yaracuy se reportaron este domingo 27 protestas en el pueblo de Aroa, municipio Bolívar, desde las 10:00 p. m. del sábado. Hubo un cacerolazo nocturno contra el gobierno de Nicolás Maduro que militarizó ese municipio durante el día para evitar más manifestaciones ciudadanas.

Otros municipios como Chivacoa, Nirgua y Yaritagua también fueron militarizados luego de las protestas de los habitantes por la falta de servicios públicos dignos, y que fueron fuertemente reprimidas por la GNB, la policía del estado y grupos armados, este sábado.

Al término de las violentas protestas en tres municipios de Yaracuy, el Foro Penal contabilizó 31 detenidos, entre ellos dos adolescentes. “La mayoría de los detenidos se encuentran en la PNB de San Felipe y otros en el Comando de la GNB de Chivacoa”, informó la ONG que verificaba la detención de un adolescente de 16 años de edad, en el Comando GNB de Chivacoa.

Lee también
Venezuela supera los 80.000 contagios de COVID-19 con otros siete fallecidos y 608 casos

Desde la mañana, también se registraron protestas en Maiquetía, La Guaira; en Santa María de Ipire, en Guárico; y en la avenida Jóvito Villalba, de Nueva Esparta. Todas por la falta de gasolina que no llega con regularidad a las estaciones de servicio del país desde hace dos semanas. Y también por las actuaciones arbitrarias de algunos efectivos de la GNB para permitir el acceso al servicio, según denuncias de usuarios.


Participa en la conversación