El personal afiliado a la AVEC, que son 35.284 entre docentes, administrativos y obreros, esperaba su quincena el 10 de marzo. Han pasado siete días y 60 % no ha recibido el pago o se ha efectuado incompleto a través de la Plataforma Patria.

Caracas. La Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC) teme que tras la decisión de migrar el pago de sueldos y salarios a la Plataforma Patria, las escuelas afiliadas opten por abandonar la asociación y convertirse en autosustentables. Esto iría en perjuicio de los más pobres y vulnerables, volveríamos a como estábamos hace 31 años cuando la educación católica era elitista. Esto es una opción por una calidad educativa para los más pobres, dijo sor Alicia Boscán, presidenta de la AVEC. 

Boscán agrega que esto también podría generar un mayor número de renuncias por parte del personal que está en desacuerdo con la decisión de recibir el pago vía Plataforma Patria. 

La AVEC tiene 1090 centros educativos afiliados, de esos, 925 forman parte del Convenio del Ministerio de Educación, también Fe y Alegría. Este acuerdo supone el pago de la nómina al personal docente y una parte del administrativo y obrero y fue renovado el 14 de enero. El convenio comenzó en 1990 para la subvención  de estas escuelas populares, según lo previsto en el artículo 14 del Reglamento sobre el otorgamiento de Subvenciones a los planteles privados, inscritos en el Ministerio de Educación, mediante Decreto N° 722. 

El 9 de marzo, la AVEC recibió una comunicación de la Dirección de Presupuesto y de Recursos Humanos del Ministerio de Educación sobre el pago de los sueldos y salarios correspondiente a la primera quincena de marzo: “No sería depositado en la cuenta de la AVEC, tal y como se había venido ejecutando dentro del marco del Convenio MPPE-AVEC, sino que se cancelaría directamente al personal de los Centros Educativos a través de la Plataforma Patria”.

El cambio en la modalidad de pago supone no reconocer la autonomía de gestión, afectar la calidad educativa y un cambio de patrono: “¿Cómo haremos contratos? ¿Cómo cada centro educativo va a gestionar lo pedagógico, administrativo, pastoral si no es el responsable del pago? Nos están considerando como entes adscritos de la administración pública y no lo somos, nuestra gestión es privada”, dijo Boscán. 

Al final de la tarde de este 16 de marzo, la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC) informó a su personal e instituciones afiliadas sobre la audiencia que sostuvieron ese día con Aristóbulo Istúriz, ministro de Educación, quien explicó que la decisión de migrar a la Plataforma Patria “no depende del Ministerio de Educación, sino de la Presidencia y la Vicepresidencia”. Según se lee en el comunicado, Istúriz llevará a esas instancias  la preocupación e inconformidad de la AVEC, así como también, una petición de audiencia.  

El personal, que son 35.284 entre docentes, administrativos y obreros, esperaba su quincena el 10 de marzo. Han pasado siete días y 60 % no ha recibido el pago o se ha efectuado incompleto a través de la Plataforma Patria. Boscán precisa que es un sistema nuevo y no está vinculado al monedero patria. 

En la zona oriente, de 111 administrativos de Fe y Alegría, solo 35 tienen el depósito, mientras que en occidente faltan 69 de 116. En Bolívar, 81 % del personal de las escuelas de esta institución están sin salario a la fecha.

“Creemos que la decisión tomada en cuanto a la nueva modalidad de pago, afecta en gran medida nuestra actividad y, por ende, el derecho a la educación de nuestros destinatarios”, se lee en el comunicado. Esto impide hacer el aporte regular a las casas hogares y el pago al personal de las Comunidades Indígenas.

El 7 de marzo, las universidades autónomas también recibieron la notificación de que la nómina del personal sería incluida en la Plataforma Patria.  Por lo que este 16 de marzo, la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu) acudió a la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para interponer una demanda de nulidad, “por razones de ilegalidad e inconstitucional con amparo cautelar”, contra la orden de la Oficina de Planificación del Sector Universitario de migrar a la plataforma Patria los pagos de salarios del personal de las universidades. 

“Esta acción solicitada va dirigida a impedir el atropello que constituye la sustracción del manejo de las nóminas de cada casa de estudio, como política reiterada de violación de los derechos humanos, laborales, constitucionales, legales y acuerdos colectivos”, escribió en sus redes sociales Cecilia García Arocha, rectora de la Universidad Central de Venezuela y presidenta de la Averu. 

Foto referencial: Luis Morillo.

Lee también
Familias contratan tutores para detener la pobreza de aprendizaje en la pandemia

Participa en la conversación