La cantidad de desperdicios aumentó luego de la construcción del conjunto residencial Hugo Chávez Frías, que pertenece a la GMVV. Además hay una filtración de agua en la calle que empeora la situación.

Caracas. Más de 350 familias que viven en el sector La Ladera, parte baja, se ven severamente afectadas debido al mal olor y contaminación que emanan dos basureros ubicados en la avenida Teherán de Montalbán. Se quejan porque las autoridades competentes, léase de la alcaldía del municipio Libertador y Supra-Caracas, hacen caso omiso al problema que tiene más de tres años.

David Gudiño, quien lleva 42 años viviendo en La Ladera, sector de la parroquia La Vega, aseguró que en todo ese tiempo nunca había tenido problemas con la recolección de desechos sólidos. “Luego de la construcción del conjunto residencial Hugo Chávez Frías de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV), ambos basureros no se dan abasto para tantos desperdicios. El camión del aseo pasa al mediodía pero siempre hay demasiada basura”, comentó.

El conjunto residencial de la GMVV, cuenta con cuatro edificios, cada uno con 14 pisos y por nivel tienen cuatro apartamentos. Gudiño denunció que debido al incremento de la población en ese sector la cantidad de desperdicios en ambos vertederos aumentó de manera considerable.

“Luego de culminada la construcción, el mal olor es insoportable al igual que la cantidad de ratas, y la cosa se pone peor porque hay una filtración de agua que llega a la basura y huele peor”, relató Gudiño vía telefónica para Cronica.Uno.

En la parte baja de La Ladera, según dijo, hay cinco consejo comunales que han realizado varias reuniones en las que se discutió acerca de la problemática. Sin embargo, aseguró que no han llegado a ningún acuerdo.

Lee también
Lo más reciente del 6 de agosto de 2020

“Incluso hemos intentado hablar con los habitantes de la GMVV y hacen caso omiso. Les planteamos que tengan un contenedor propio, pero siguen en lo mismo, lanzan las bolsas donde les da la gana o hasta en la mitad de la calle”, aseveró David Gudiño.

Foto referencial: Cristian Hernández.


Participa en la conversación