Para este 2021 Carabobo podría arrimar a la cosecha nacional unas 6000 toneladas de azúcar. Cañicultores de Carabobo piden que les entreguen salvoconductos que les permitan movilizarse durante las semanas de cuarentena radical por los seis municipios donde hay siembra y les permitan pasar al estado Aragua para moler la caña de azúcar.

Valencia. Desde principios de enero de 2021 cañicultores de Carabobo, agrupados en los municipios Valencia, Los Guayos, Carlos Arvelo, Guacara, Mariara y San Joaquín, iniciaron la zafra 2021, en medio de dificultades, debido a la escasez de combustible que se mantiene desde marzo de 2020.

Los cañicultores de Carabobo afirman, además, que están sacando adelante la siembra a “pulmón propio”, porque no cuentan con apoyo de entes gubernamentales; a esto se suman las dificultades para trasladarse durante las semanas de cuarentena radical para prevenir la COVID-19.

Eugenio Rodríguez, presidente de la Asociación de Cañicultores de Carabobo y directivo de Fesoca, aseguró que para este 2021 la entidad espera arrimar a la cosecha nacional unas 6000 toneladas de azúcar; dijo que están trabajando en 960 hectáreas donde esperan cosechar alrededor de 60.000 toneladas de caña de azúcar.

Añadió que hasta el momento cuentan con una reserva de combustible gasoil para poder garantizar al menos el inicio de la zafra, sin embargo, les preocupa que lo almacenado merme y no puedan continuar trabajando, por lo que pidió el apoyo a las autoridades gubernamentales para que les suministren combustible y no tener que paralizar la producción.

Otro problema que enfrentan los cañicultores de Carabobo es la falta de salvoconductos, lo que les impide movilizarse entre municipios durante las semanas de cuarentena radical que decreta la administración de Nicolás Maduro por la COVID-19. Rodríguez manifestó que ya los han solicitado, pero no han recibido respuesta.

Esto hace que los trabajos de siembra se retrasen. También se están presentando botes de aguas blancas en el sector Agua Dulce, que podría dañar la siembra y dificultar la entrada de las maquinarias; hicieron la denuncia ante Hidrocentro y tampoco han recibido respuesta.

Más carencias

En cuanto a la falta de insumos, fertilizantes, maquinarias es un factor que vienen enfrentando desde hace varios años. Rodríguez aseguró que, aunque han podido surfear esa ola, se les hace cuesta arriba sacar adelante la zafra sin el apoyo financiero de las entidades bancarias o de las organizaciones gubernamentales. 

“Nosotros sacamos la cosecha con esfuerzo propio, no recibimos apoyo del Estado ni de entidades bancarias”.

En noviembre de 2020, Eugenio Rodríguez dijo a Cronica.Uno que “el productor antes tenía los productos para la siembra, iba y buscaba sus insumos en Agroisleña; cuando desapareció, se acabó adónde ir a comprar”.

Agroisleña fue expropiada por Hugo Chávez el 4 octubre de 2010. Esta empresa, que fue fundada por españoles, vendió durante 52 años los productos para los agricultores. Chávez justificó la expropiación basándose en que la empresa vendía “los productos a precios elevados”, y no apoyaba a los productores pequeños; y aseguró en aquel momento que sería “una nueva institución en manos del pueblo”. ”Bajaremos los precios. Trabajaremos con el pueblo”, afirmó.

Rodríguez también denunció que actualmente existe una competencia desleal en cuanto a la importación de azúcar, ingresan al país sin cancelar aranceles, lo cual hace que el producto sea más económico que el de producción nacional.

Recalcó que, al no contar con apoyo económico ni con insumos suministrados por el Estado, los cañicultores de Carabobo deben recurrir a “los caminos verdes” cuando se ven en la necesidad de remplazar un repuesto de alguna maquinaria, o al comprar fertilizantes, entre otros, esto hace que la estructura de costos se eleve y eso se ve reflejado en el precio final del producto para el consumidor.


Participa en la conversación