Capriles: «Lucena no se atreve a decirle al país que no habrá revocatorio este año»

Tras las declaraciones de la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, dirigentes de la MUD ratificaron que el referendo sí se celebrará en 2016 y que el 1 de septiembre realizarán la Gran Toma a Caracas para exigir la fecha de la siguiente fase.

Caracas. El gobernador de Miranda y líder de la oposición, Henrique Capriles Radonski, afirmó que la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, «no se atreve a decirle al país que no habrá revocatorio este año, solo se atreven los del PSUV, no se atreven ella ni las otras rectoras. La señora Lucena no lo hace porque sabe que trancar la ventanita democrática, coloca a Venezuela en una situación sumamente peligrosa».

Aseveró que los anuncios de la titular del Poder Electoral no fueron más que “un ejercicio de cinismo, de mentiras, con toda la intención de hacernos creer que el revocatorio está lejos, que no lo vamos a poder lograr”.

Apuntó que no se fijó la fecha del 20 % sino que se asomó octubre como posible mes para el proceso: “los venezolanos queremos saber cuándo podremos ir a colocar nuestra huella”.

Reiteró que la Gran Toma de Caracas se mantiene el 1 de septiembre y será para hacer valer la Constitución y que al Poder Electoral no le quedará más remedio que aceptar la voluntad de los ciudadanos.

“Nosotros vamos a seguir organizando a todo el pueblo venezolano, porque estoy convencido de que un pueblo unido tiene mucha más fuerza que todos los personajes que le dan la espalda al país”, sostuvo.

Lee también
CNE asoma para finales de octubre recolección de 20 % de firmas violando su propio reglamento

Acusó al ente comicial de violar su propio reglamento y de instaurar requisitos que no estaban contemplados en la ley a fin de retrasar el mecanismo. Enumeró las trabas entre el cambio en la fecha de la carta entregada por el secretario Chúo Torrealba —que pasó del 1ero de marzo al 14 de abril—; el “invento” de la Asamblea de Ciudadanos que acreditara a la MUD como mediador del proceso; el retardo de dos meses para entregar las planillas y la disposición de 300 máquinas para validar a casi un millón 400 mil personas en horario de oficina.

Insistió en que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo y que la decisión del revocatorio no le corresponde a las rectoras del Poder Electoral: “Ya vendrá el tiempo en que en Venezuela impere la justicia para que todo aquel que haya pisoteado la justicia rinda cuentas”, concluyó.

MUD: El revocatorio en manos de la gente

El secretario de la Unidad, Jesús “Chúo” Torrealba, ofreció tres precisiones sobre la posición de la MUD: 1) el 1ero de septiembre realizarán la Gran Toma a Caracas para exigir la fecha del 20 %; 2) El referendo se hará en 2016 porque es “posible y pertinente” y 3) El revocatorio está en manos de la gente.

Torrealba aseguró que una vez activada la segunda fase, la jornada será superior a “la del firmazo de abril, superior a la validación de julio” y que posteriormente se creará una nueva dirección política en el país.

Foto: Miguel González


Participa en la conversación