El seleccionador nacional tildó de «fracaso» la actuación de la Vinotinto en la Copa América, le echó flores a Tomás Rincón y confirmó a Rey como su asistente

Cristóbal Naranjo/@cristobnaranjo

Caracas. Noel «Chita» Sanvicente no entiende por qué la gente lo para en la calle desde que regresó de Chile. En cada esquina caraqueña, el seleccionador nacional recibe de buena manera los halagos y las felicitaciones por la actuación de la Vinotinto en la Copa América, pero con la sinceridad que lo caracteriza responde con una advertencia sobre lo peligroso de caer en conformismos.

En un hotel capitalino, Sanvicente lanzó el mismo alerta ante los medios de comunicación al ofrecer su balance de lo ocurrido en la justa continental. Y esta vez soltó sin tapujos ni cortesías de por medio la palabra que a su juicio mejor resume la actuación venezolana en el torneo: fracaso.

«Para mí fue un fracaso porque estaba convencido de que podía dar más. Que me deja buenas sensaciones, sí pero siempre me he puesto retos y la idea era poder llegar más lejos», señaló el DT. Acto seguido se apoyó en la calidad de sus jugadores para justificar su postura algo radical.

«Esta generación necesita resultados obligatoriamente. Es un grupo de jugadores importantes y Venezuela necesita que esta generación le brinde la oportunidad de tener unión cada vez que juega la selección y que le dé alegrías».

Lo que faltó.

Al detallar lo que faltó en Chile para conseguir mejores resultados, Sanvicente diagnosticó varios elementos. En primer lugar nombró la parte física y para demostrar dicha carencia en territorio austral mostró un cuadro estadístico donde se leían los kilómetros recorridos por las dos oncenas en los 90 minutos. Solo en el primer partido, Venezuela salió bien librada al superar a Colombia 112-108. En los otros dos choques, la selección se movió cuatro mil metros menos que sus oponentes.

En lo futbolístico, el estratega admitió que hizo falta más tenencia del balón. «Hay que mejorar en la posesión de la pelota. Quiero tener un equilibrio entre defensa y ataque». Para ilustrar su punto usó el ejemplo del choque contra Perú. «Con uno menos el equipo precisaba un poco más de jerarquía y tenía que defenderse con la pelota. No estuvimos bien en la posesión».

No considera «Chita» que el sistema de un solo atacante haya sido determinante para la temprana eliminación. «No lo cambiaría porque el equipo llegaba, pero no finalizaba las jugadas al perder el balón. Usamos el mismo esquema pero de acuerdo con cada rival». Sí lamentó la falta de amistosos antes de la Copa. «A lo mejor esos dos partidos nos daban un poco más de ritmo».

En cuanto a lo individual celebró la evolución y madurez de Tomás Rincón.»Tomás destacó y tuvo un cambio positivo. En esa posición no solamente es quitar. Hay que robar el balón y jugar. Estoy contento con ese cambio». Defendió las inclusiones de Nicolás Miku Fedor por el estado que exhibía en cada entrenamiento y de John Murillo aseguró que rendirá cuando le llegue su momento.

Lo que viene.

Cerrado el capítulo chileno, Sanvicente reveló sus planes para el inicio de la eliminatoria Rusia 2018. Los módulos de trabajo se mantienen y el próximo arrancará el lunes 13 en Puerto Ordaz. En esas sesiones, el cuerpo técnico estrenará asistente con el nombramiento de José Manuel Rey en lugar de Luis «Pájaro» Vera. «Rey ha dejado el alma con la Vinotinto. Va a colaborar y aportar».

¿Partidos antes del inicio de las eliminatorias? La posibilidad de chocar con Jamaica en septiembre pasa por la disponibilidad de los Reggae Boyz que actualmente disputan las clasificatorias de su zona en CONCACAF y esperan el sorteo de la segunda fase para saber si juegan por esos días, en cuyo caso no vendrían al país. La Federación negocia enfrentamientos de ida y vuelta con Costa Rica y no descarta un contrincante suramericano.

El entrenador de la Vinotinto confirmó al estadio Cachamay de Puerto Ordaz como sede del primer encuentro premundialista de local. Y antes de irse se refirió a la posibilidad de que el combinado encare el camino a Rusia sin su capitán. «Para mí Juan Arango es el mejor jugador venezolano de todos los tiempos. Los años no pasan en vano y va a depender de él y de su campaña porque ahora no es la Copa América sino el Premundial y hay que buscar al que esté mejor». «Chita» cerró con otra dosis de sinceridad. La misma que aplica cada vez que lo paran en la calle por estos días.


Participa en la conversación