Cicpc-Güiria libera a esposa del dueño de la embarcación Mi Recuerdo para que asista al funeral de sus hijos

pescadores guiria

Un grupo de pobladores de Güiria se apersonó en la sede del Zodi y protestó enérgicamente para exigir la libertad de la esposa de Luis Ali Martínez, dueño del bote que zozobró en las costas de Paria. Familiares y vecinos de los fallecidos aseguran que la cifra de víctimas asciende a 25, con el hallazgo de tres cuerpos en las últimas horas.

Cumaná. Los pobladores de Güiria continúan en las instalaciones del muelle del puerto de la localidad, a la espera de los cuerpos de sus parientes, que perecieron por inmersión en el naufragio ocurrido en las costas del municipio Valdez del estado Sucre. También presionaron para que pusieran en libertad a la esposa del dueño de la embarcación que naufragó en las costas del estado oriental.

De acuerdo con familiares y vecinos de los fallecidos, la cifra de víctimas asciende a 25, con el hallazgo de tres cuerpos en las últimas horas. Sin embargo, la mañana de este miércoles 16 de diciembre el Ministerio de Interior y Justicia había dicho que van 23 víctimas, 22 de ellas ya identificadas.

El pueblo está “indignado” con la causa que se le sigue al señor Luis Ali Martínez —dueño de la embarcación Mi Recuerdo, que zozobró en las costas, al parecer, con más de 20 pasajeros— y varios se presentaron ante la sede del Zodi-Güiria para reclamar la libertad de la esposa de Martínez.

Ante la presión y protesta de los habitantes de Güiria, la esposa del señor Martínez fue liberada por las autoridades del Cicpc para que pudiera asistir al funeral de sus hijos, que murieron en el naufragio junto con sus nietos y nuera.

Quienes protestaban frente a la sede del Zodi alegaban que “ella no tenía nada que ver con los delitos que le imputan y menos su esposo; ellos han perdido a sus hijos, a su familia en esta tragedia”.

Familiares contaron que este miércoles el ambiente en Güiria era muy tenso y triste. “En cualquier calle por donde te metas hay un funeral, la gente llora desconsolada. Esta tragedia nos ha convertido en pueblo triste”, dicen.

Comentaron que son tantas personas conocidas, amadas, amigos, que todos duelen porque son un pueblo pequeño.

Una de las chicas es hija de una muchacha que conozco desde mi infancia, sobrina de una amiga y compañera de estudios del liceo; también está la hermana de una novia que tuvo mi hermano a la cual le tengo mucho afecto, pero aparte de ella está Dulce, que también conocí desde pequeñita, está Dorielvis, hija de mi gran amigo, Diógenes, y tantos otros conocidos. Esto es terrible, doloroso e indignante”, relató una vecina.

No hubo deportación, los regresaron

Otro familiar de las víctimas advierte que las embarcaciones involucradas no fueron deportadas. «A ellos los regresaron, sin ningún tipo de protocolo”.

Señala que estas embarcaciones salen a diario desde Irapa, Güiria y del Delta hacia San Fernando, Chaguaramas y Los Cedros, todos estos puntos, puertos de Trinidad y “para ingresar deben tener un registro de zarpe porque cuando lo interceptan en altamar esa es la primera documentación que le solicitan”.

Para esta fuente, las investigaciones deben estar orientadas a establecer responsabilidades dentro de la Capitanía de Puertos de Güiria y la Gerencia de Aduanas porque desde allí se emiten los zarpes y arribo de embarcaciones.

Para el cierre de la nota se supo que el pueblo está resguardado. Transcendió que llegó una cisterna de gasolina, pero solo abastecerán las unidades que operarán en las maniobras de rescate de la víctimas. Asimismo, en horas de la tarde arribó al aeropuerto de Güiria la ministra de Interior y Justicia, Carmen Meléndez, para sumarse a las investigaciones.

Entretanto, los familiares, pese al dolor y la incertidumbre reinante sobre este suceso, por ahora tienen miedo de hablar “las autoridades no quieren medios ni fotos».


Participa en la conversación