Desde este lunes, en Alta Vista, la zona de Ciudad Guayana en la que terminará la manifestación convocada por la MUD para este 1 de septiembre, hay tanquetas de la Guardia Nacional.

Puerto Ordaz. Desde este lunes, tanquetas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) están estacionadas en la avenida Paseo Caroní, de Puerto Ordaz. Algo nada habitual y, por tanto, llamativo, especialmente porque justo por allí transitarán quienes acudan el 1 de septiembre a la marcha para exigir el referendo revocatorio.

Fueron muchos los guayaneses que se quedaron con las ganas de asistir a la Toma de Caracas. Algunos partidos de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) alquilaron autobuses que ya están reservados. Las otras dificultades son los costos de logística y la casi inexistente oferta de pasajes terrestres. Pero la coalición opositora señaló que nada de eso debe frenar la participación y que, por ende, en Bolívar también debe haber manifestaciones de calle.

La convocatoria en Ciudad Guayana está prevista para las 8:00 am, desde La Churuata (una de las urbanizaciones en donde prevalecieron las protestas de 2014) hasta la plaza Monumento CVG, en Alta Vista: sector en el que, desde el lunes, está desplegada la Guardia.

Lee también
MUD movilizará 10.000 zulianos a la Toma de Caracas

Más amenazas

El concejal opositor Iván Yáñez entregó el pasado martes un comunicado al alcalde encargado de Caroní, Eriberto Aguilera, en el cual le notificó sobre la manifestación pautada para el jueves.

“Se solicita de sus buenos oficios para que le sea informado a los organismos y entes gubernamentales (bomberos, policía, Protección Civil) para garantizar el respeto a los derechos humanos y la protección y custodia de la seguridad social de todos los ciudadanos que asistirán ese día a la marcha”, expone en la carta.

El documento tiene como motivo no solo la amenaza que, según la oposición, representan la GNB y sus tanquetas, sino también la de los Colectivos Simón Bolívar y Mersuv: ambos proclamaron que estarán en la calle para “defender la revolución”.

“Estamos dispuestos a hacerlo a costa de lo que sea, estamos dispuestos a tomar las armas y a entregar nuestras vidas si es preciso, ante la arremetida violenta de esta oposición que quiere emular al 11 de abril de 2002”, advirtieron en un comunicado.

Rommel Marouf, vocero del Movimiento Estudiantil de Ciudad Guayana, hizo saber que ya hay planes previstos en caso de que los colectivos se apuesten en el punto de llegada. Si eso ocurre, sencillamente desviarán el recorrido. Pero, sea como sea, marcha habrá.

Foto: Cortesía Oliver González León


Participa en la conversación