Colegio de Médicos de Carabobo registra tres denuncias semanales por mala praxis e intrusismo

El Colegio de Médicos del Estado Carabobo se ha reunido para denunciar casos de intrusismo y mala praxis en la región, lo cual si bien siempre ha existido, en los últimos años ha habido un aumento preocupante.

Valencia – Desde hace muchos años se ha popularizado la creencia entre muchos venezolanos que cualquiera puede ser médico o ejercer alguna especialidad. La finalidad es encontrarse con un grifo abierto de dinero. Por ende, la junta directiva del Colegio de Médicos del Estado Carabobo, durante una rueda de prensa denunció a un grupo de farsantes que se han hecho pasar por médicos. Asimismo, muchos profesionales de la salud realizan procedimientos médicos sin contar con los credenciales.

De acuerdo con Lilia Magallanes, presidenta del gremio en Carabobo, al menos tres casos de denuncias por mala praxis llegan a su despacho. La recomendación de esta profesional es que ante algún tipo sospecha hagan la denuncia ante las autoridades pertinentes, entre esas: el Colegio de Médicos, para que estos tomen las medidas necesarias.

Foto: Armando Díaz.

Aunado a esto, la doctora explicó que otro problema recurrente es la aparición de múltiples cursos de la Universidad de Carabobo que ofrecen especialidades que no existen.

Los médicos piensan que con eso van a escalar y al final resulta que son especialidades que no son para nada reales»:

Por tal motivo, Magallanes ha conversado con el vicerrector académico de la UC, Ulises Rojas, para que tome nota sobre el asunto.

Sin embargo, no solo la Universidad de Carabobo está incurriendo en irregularidades, el gobierno nacional también, al realizar presuntos posgrados en Psiquiatría. De acuerdo con Magallanes este posgrado no llenaría los requisitos, ni mucho menos las prelaciones correspondientes.

La pandemia una responsable

Al gremio médico carabobeño le preocupa puntualmente la situación con los cirujanos plásticos. En esta área específicamente es en la que  se están viendo la mayoría de los casos en  los cuales personas aplican procedimiento no quirúrgicos, como es el ácido hialurónico sin contar con el título de médico.

También han llegado casos de galenos quue tienen  clínicas privadas y aprovechan estos espacios para realizar procedimientos en los cuales no cuentan con la experticia necesaria, esto es el caso de Oftalmólogos, Ginecólogos y Dermatólogos.

De igual modo, el secretario del Colegio de Médicos, Darío Saturno, apoyó  la posición en referencia a los intrusismos y le pidió a los centros privados y públicos que exijan a su equipo de trabajadores los reconocimientos médicos.

Saturno enfatizó que estas prácticas aumentaron durante el período de pandemia radical, en la que el aislamiento y el cierre de los consultorios llevó a muchos inescrupulosos a hacer publicidades, para ofrecer servicios en casas, así como en clínicas. La idea es que mediante la estética, muchos encuentran una vía para recuperar el dinero perdido durante la recesión.

Hemos tenido un caso de falsificación de documentos. La persona se vendía como Neurólogo y Pediatra. Se hicieron las denuncias y ahora esa persona está presa»

Para Saturno está en juego no solo una serie de vidas, sino el prestigio de las universidades. De igual modo, la calidad del servicio queda en juego.

Saturno quien es especialista en Cardiología recomendó a la ciudadanía como técnica para mantenerse seguros, acudir a centros de salud con reconocimiento y prestigio.

En la web hay respuestas

Fernando Silva, presidente de la Sociedad de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Maxilofacial, capítulo Carabobo, reconoció como el principal problema el desconocimiento. «Que el paciente desconozca las vías para saber si el cirujano que lo va a tratar tiene o no las credenciales es terrible. Eso lo puede conocer en la página de la sociedad. Busca el nombre del doctor y si no sale ya sabe que es fraudulento».

Silva considera indignante que en redes sociales proliferen publicidades de procedimientos quirúrgicos con precios. «Eso no puede colocarse y el Colegio de Médicos debe crear una regulación. Entendemos que todos quieren tener dinero, pero esa no es la forma de vender los servicios».

Como el ácido hialurónico ha sido uno de los productos utilizados por los inescrupulosos para lucrase, Silva detalla que entre las consecuencias están: formación de granulomas, necrosis y hasta ceguera.

Foto: Armando Díaz

Junto a Silva está el cirujano plástico, Benjamín Ochoa, que recalca que siempre podrán existir malas praxis, pero el detalles es que en la actualidad la cantidad ha aumentado, lo que activa indudablemente las alarmas.

No podemos seguir haciéndonos a la vista gorda. Somos uno de los gremios afectados, pero en dermatología, fisiatría también». Ochoa culpa a la educación en línea como una de las grandes causas de este desastre. «La preocupación está allí, no podemos meter la cabeza como el avestruz e ignorar lo ocurrido».

En Carabobo hay alrededor de 50 cirujanos plásticos, de los cuales de acuerdo con Ochoa, 30 están activos y los otros se encuentran en distintas partes del territorio nacional, así como en el extranjero.


Participa en la conversación