El 14 de septiembre el gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, autorizó a los dueños o encargados de las estaciones de servicio “premium” de esa entidad importar gasolina y venderla por encima de los $0,50. Dijo que el valor podía variar según el tipo de combustible, por ejemplo, ir de $0,70 a $0,75 el litro.

Caracas. Empresarios privados del sector comercial ven como una opción importar gasolina si es para mitigar los efectos de la crisis, que empeoró en marzo de este año. La población hace colas durante días o semanas en las regiones del país. En la capital las autoridades han privilegiado el despacho y aún así también hay colas debido a la profunda escasez ocasionada por la paralización de las refinerías y las sanciones de EE. UU.

En junio el gobierno de Nicolás Maduro anunció que 200 estaciones de servicios venderían gasolina a precio internacional. Estas bombas fueron identificadas como “privadas”, sin embargo, a los pocos días Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ocupó más de 20 estaciones del país al pedir el desalojo a los antiguos encargados. El negocio ha estado manejado principalmente por los entes públicos.

El 14 de septiembre el gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, autorizó a los dueños o encargados de las estaciones de servicio “premium” de esa entidad importar gasolina y venderla por encima de los $0,50; el precio más elevado que fijó el gobierno el 1° de junio. El gobernador dijo que el valor podía variar según el tipo de combustible, por ejemplo, ir de $0,70 a $0,75 el litro. “Siempre el precio debe estar por debajo de un dólar”, expresó.

Lee también
Trabajadores aseguran que gasolina disponible es para privilegiar a Caracas

El presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Felipe Capozzolo, manifestó este miércoles 16 de septiembre en una rueda de prensa que “no es humano lo que ocurre con el combustible”. “Prolongar el sufrimiento de la gente no va a producir los cambios que desean en uno u otro bando”, señaló. A su juicio quienes hacen las colas y pagan el precio del conflicto político son los ciudadanos y no los miembros del gobierno de Maduro o de Guaidó.

El empresario sostiene que se debe incrementar la producción de gasolina y también buscar mecanismos para importarla, solo si se generan los incentivos que estimulen la inversión privada.

Consecomercio asegura que urge un acuerdo político entre el gobierno y la oposición para aliviar la escasez de gasolina. Capozzolo mencionó que si ambas partes se unen y dan algunas libertades podría llegar gasolina, inclusive que esta sea distribuida por otros actores multilaterales para evitar disputas.

La industria tiene una serie de falencias a nivel técnico, así que sería interesante que los privados participen en esas inversiones, si llegamos a tener un acuerdo para que la gasolina llegue por cualquiera de las fuentes y que la gente pueda adquirirla. Es necesaria la importación, dice Felipe Capozzolo, presidente de Consecomercio.

El déficit diario de combustible es de unos 100.000 barriles. Recientemente 60.000 barriles fueron distribuidos en la Gran Caracas, según el reporte de los trabajadores. En el interior la situación de los servicios en general es crítica y la implementación de un nuevo esquema de venta de gasolina no logró aliviar la demanda.

La población está agobiada por las constantes fallas de electricidad, agua o gas, a ese escenario se sumó la falta de combustible. A algunos les ha tocado caminar largas distancias por la falta de transporte o la imposibilidad de mover sus autos. En Tucupido, estado Guárico, Grismar Hernández cuenta que la gandola con gasolina llega al pueblo solo una vez por semana y con aproximadamente 9000 litros. La carga alcanza para unos 80 carros y no todos pueden llenar el tanque completo.

Lee también
Por la COVID-19 clases del nuevo año escolar serán online hasta diciembre

La gente en Tucupido pasa entre tres y cuatro semanas en cola. El estado es productor agropecuario, así que quienes se dedican a esa actividad han tenido que trasladar el queso en tractores, motos o caballos, pues los autos donde generalmente los llevaban están parados por la escasez.

En Puerto Ordaz, estado Bolívar, las filas de vehículos también duran hasta una semana, aunque los vecinos dicen que las fuerzas de orden público las dispersan con megáfonos o grúas si el chofer no está en el auto, sobre todo en las noches. Conseguir una bomba abierta es tan inusual que los habitantes explican que ya no ven tantos autos como antes.

Efectos de la pandemia

En seis meses de confinamiento los sectores considerados no esenciales trabajaron 30 días. La implementación de un esquema de 7+7 a partir de junio es considerado negativo por comercios e industrias, estos recomiendan que se haga una evaluación que incluya las particularidades de cada ramo para beneficiar su actividad los días de parada.

El sector papelero, de edición y comercialización de libros y el licorero han trabajado menos de 30 días, de acuerdo con cifras de Consecomercio. La recesión económica desde hace siete años, así como la llegada de la pandemia por COVID-19 afectó aún más a las empresas: 81 % de estas se declara en riesgo si la pandemia se extiende hasta 2021 y no se toman medidas de apoyo.


Participa en la conversación