En Catia, la avenida Fuerzas Armadas y el bulevar de Sabana Grande, varios locales optaron por trabajar con los portones semiabiertos, a pesar del decreto de cuarentena. Las medidas más extremas de movilidad y mayor despliegue de funcionarios de seguridad se implementan en un intento de controlar el contagio de la COVID-19, tras la llegada de la variante P.1 a Venezuela.

Caracas. Durante este lunes 8 de marzo, como parte de la cuarentena radical estricta, solo los locales que expenden alimentos tenían permitido trabajar en Catia. El encargado de una charcutería de la calle Argentina, que prefirió no identificarse, contó que funcionarios de las FAES y de la PNB solo les explicaron que “a cierta hora” ellos iban a pasar solicitando que cerraran el portón a medias. “De resto no nos han dicho más nada, yo creo que vamos a poder trabajar con normalidad, sin restricción de horario”, añadió.

Las tiendas del bulevar, la mayoría de ropa y zapatos, no trabajó. Algunas tenían las puertas o la santamarías disimuladamente abiertas y con vendedores dispuestos en las entradas. A diferencia de los primeros decretos de cuarentena, en marzo de 2020, esta vez el bulevar no tuvo restricciones de movilidad de peatones. Sin embargo, un grupo de FAES iba en una camioneta solicitando, a través de un parlante, el uso correcto del tapabocas a los transeúntes.

Foto: Gleybert Asencio

Los comerciantes informales salieron a trabajar a pesar de la semana de cuarentena radical estricta, decretada por Nicolás Maduro el 5 de marzo y ratificada en su alocución de este domingo tras la llegada a Venezuela de la variante P.1. “Me vine a trabajar porque hay que buscar los reales para la comida”, comentó Juan Terán, quien llegó a Catia desde La Guaira a vender como todos los días sus sacos y bolsas. Aunque aclaró que esta vez tardó más de lo normal en llegar a Caracas debido a la cola que encontró en la autopista por las alcabalas.

Lee también
Metro Comunidad duda que se haga pública información oficial sobre la magnitud del incendio en estación Palo Verde

“Fue tanto que preferí bajarme del autobús mucho antes de llegar a la parada y caminar. Con todo y eso llegué a las 8: 00 a. m., pero yo siempre estoy aquí a las 6:30 a. m. Me di cuenta de lo que estaba pasando al llegar aquí porque ayer no pude escuchar a Maduro, pero yo tengo que trabajar para comer, solo voy a descansar el miércoles que es día de parada”, relató Juan.

Foto: Gleybert Asencio

A los negocios de venta de alimentos de la avenida Fuerzas Armadas les permitieron laborar máximo hasta el mediodía, según la orden emitida por funcionarios de la PNB que pasaban constantemente por la zona.

Eduardo López, zapatero con más de 40 años prestando servicio en la zona, trabajó este lunes. A él particularmente no le dijeron nada. De igual forma piensa trabajar martes y miércoles y parar jueves y viernes.

Migdalia Valerry, su ayudante, explicó que la motivación para salir de casa “es la necesidad de trabajar para comer”. Además, comentó que Eduardo es hipertenso y ella tiene problemas en una pierna, ambos necesitan trabajar para cubrir el gasto de las medicinas. “Nosotros no tenemos quien nos ayude. Ni siquiera recibimos el beneficio ese de la bolsa Clap”, expresó Migdalia.

Foto: Gleybert Asencio

Fueron pocas las unidades de transporte público que este lunes en la mañana se observaron transitar por la Fuerzas Armadas, y las que pasaban lo hacían con pocos usuarios. Valeria tenía rato esperando que pasara una camionetica de las que llegan hasta el Hospital Vargas. “Si no pasa me tocará irme caminando”, dijo mientras explicaba que tuvo que salir de casa para asistir a una consulta médica a la que no podía faltar.

Sé que hay que cuidarse, hay mucha gente imprudente en la calle, pero yo voy al médico, estoy en control porque deben operarme de la columna.

Según una publicación de Hipólito Abreu, ministro de Transporte de Maduro, estará suspendido el servicio de transporte interurbano hasta el próximo 14 de marzo.

Lee también
Guaireños rechazan pretensión de transportistas de cobrar pasaje a Bs. 1.500.000 para Caracas
Foto: Gleybert Asencio

Una comisión de la inspectoría de control urbano de la Alcaldía de Caracas estuvo en moto por el bulevar Sabana Grande aplicando sanciones a las tiendas que estaban trabajando con portones semiabiertos. Los únicos que tenían permiso para abrir eran los locales de comida y farmacias. Una de las inspectoras declaró que hasta las 11:00 de la mañana habían aplicado “bastantes sanciones”, que consistían en pegar un cartel a los portones de los negocios y allí anotar que ese establecimiento no podía laborar hasta el próximo lunes.

Foto: Gleybert Asencio

En la zapatería donde trabaja Dormanny Sánchez solo advirtieron con sancionar. La vendedora explicó a los inspectores que allí no solo venden zapatos, sino que también funciona un despacho de alimentos. “La orden del jefe es que si alguien viene a comprar zapatos, lo podemos atender, pero que lo más importante es la venta de alimentos, y por eso tenemos el portón medio abierto”, declaró.

Foto: Gleybert Asencio

Con la santamaría bien arriba trabajó la tienda de ropa interior de la que son empleadas Vanessa y Kimberly. Las vendedoras comentaron que los mismos inspectores de la alcaldía pasaron por allí reclamando porque el local estaba abierto, pero al final no sancionaron.

“Tenemos que trabajar porque si no cómo hacemos”, se preguntó Vanessa mientras arreglaba la mercancía, “aquí trabajamos hasta la hora que ellos (los jefes) dicen. Casi siempre es hasta las 5:00 de la tarde”, replicó su compañera.

Lee también
Globos tricolor y cohetes adornaron el cielo caraqueño para celebrar al beato

“Vamos a fortalecer las medidas de vigilancia. Está suspendido todo, las marchas, los actos públicos. Se hará por videoconferencia todo lo que tengamos que hacer. Y que el pueblo ayude junto con los grupos civiles, militares y policías a supervisar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad. A un año del primer caso (de COVID-19) en Venezuela vamos a fortalecer las medidas de protección, de disciplina, de vigilancia”, señaló Maduro este domingo.

Foto: Gleybert Asencio

La región capital encabeza las cifras de casos activos de COVID-19 en Venezuela, por lo que el primer mandatario nacional llamó tomar medicas para tener una semana de cuarentena radical estricta. Hasta este domingo se registraron 3262 casos. Específicamente, Distrito Capital contabilizó 1811, Miranda 875 y La Guaira 576 activos.


Participa en la conversación