Con sanciones y activos insuficientes reestructurar la deuda de Pdvsa tiene pocas salidas

producción petrolera | barril | ingresos | petroleros

Para el abogado José Ignacio Hernández los activos de Pdvsa en el extranjero son insuficientes para pagar la deuda. “Se ha hablado mucho, equivocadamente, del control de los activos en el extranjero, pero la realidad es que más que activos, lo único que existen son pasivos, como consecuencia de la deuda pública irresponsablemente contraída durante los regímenes de Chávez y Maduro”.

Caracas. La deuda de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la República se cuadruplicó en los últimos 20 años. Para académicos como Allan Brewer, profesor emérito de la Universidad Central de Venezuela y doctor en Derecho, una deuda de tal magnitud ($160.000 millones) solo responde a “la irresponsabilidad basada en el incumplimiento de la ley”. La suma de acreedores y litigios en el extranjero ponen presión a una reestructuración que está pendiente desde 2017. 

Un documento publicado por el diario Últimas Noticias el 19 de enero revela algunos datos de la deuda financiera de Pdvsa. Solo el endeudamiento por bonos aumentó $501 millones entre 2020 y 2021, al pasar de $25.655 a $26.156 millones en 2021. Mientras que la deuda financiera consolidada se ubicó en 34.894 millones, lo que representa $400 millones más que el año anterior. 

La deuda de Pdvsa es todavía más grande si se le agrega la no-financiera. Este adeudo deriva de incumplimientos contractuales, expropiaciones y otros hechos ilícitos, explica el abogado y profesor de Derecho Administrativo, José Ignacio Hernández, exprocurador especial del gobierno interino. Para el especialista también se deben agregar los litigios en contra de Pdvsa. La lista de demandas incluye casos en Estados Unidos, Europa y el Caribe. Esto sin obviar los pasivos ambientales, más las investigaciones criminales por los ilícitos financieros transnacionales que involucran a la estatal. 

“Todo este cuadro que menciono lleva a concluir que Pdvsa, como sociedad mercantil, es inviable. Es necesario asumir su reorganización integral, un objetivo para el cual el régimen de Nicolás Maduro no tiene ni capacidad ni voluntad, pues en 2017 decidió, de manera irresponsable, obviar la reestructuración de Pdvsa”, indica Hernández a Crónica.Uno

Incapacidad legal

Los ingresos de la estatal se han reducido de forma considerable en los últimos años por la merma de la producción, las sanciones estadounidenses que se aplicaron a Pdvsa en enero de 2019. A esto se le suma la caída en los precios del barril de petróleo. Nicolás Maduro dijo en enero de 2021, que las pérdidas para Venezuela por ingresos petroleros se ubicaban en alrededor de $100.000 millones desde 2015.

Maduro ha hecho intentos por negociar con los acreedores, pero hasta ahora no hay acuerdos. El abogado José Ignacio Hernández explica que la administración de Nicolás Maduro no puede representar a Pdvsa en Estados Unidos, debido a las sanciones. Sin embargo, la deuda de la estatal se rige por el Derecho de ese país. 

“Más allá de la falta de capacidad y de voluntad, lo cierto es que el régimen de Maduro no puede representar legalmente a Pdvsa para renegociar su deuda. Fuera de Estados Unidos podría implementar acuerdos de canje de activos por deuda, como sucedió en República Dominicana con Refidomsa. Pero los activos de los que dispone Pdvsa en el extranjero son claramente insuficientes para el pago de la deuda”, apunta.

El problema de la deuda pública externa se viene arrastrando desde 2017 y cada vez queda menos espacio para mantener la precaria situación actual, afirma el especialista. “Pero lo cierto es que, aisladamente, ni el régimen de Nicolás Maduro ni el Gobierno Interino pueden renegociar”.

Para Hernández lo deseable sería que el Gobierno Interino retomara la estrategia de la deuda y que el tema sea incluido en las conversaciones de México -que por ahora están detenidas-.

Los “activos” no alcanzan para pagar

La economista y especialista en energía, Pilar Navarro, estima que los activos en el extranjero están calculados entre $14.000 y $20.000 millones y solo 23 % está en EE. UU. A juicio de Hernández estos activos son insuficientes para saldar la deuda.

“Se ha hablado mucho, equivocadamente, del control de los activos en el extranjero. Pero la realidad es que, más que activos, lo único que existen son pasivos, como consecuencia de la deuda pública irresponsablemente contraída durante los regímenes de Chávez y Maduro”, sostiene.

Por su parte, el economista Francisco Rodríguez manifestó en su cuenta de Twitter que las sanciones “lejos de impedir el aumento de deuda”. Lo que hacen es impedir su reestructuración y la mantienen en niveles insostenibles, dada la actual producción de Pdvsa, que en 2021 cerró alrededor de 681.000 barriles de petróleo diarios, según fuentes secundarias de la Opep. 

“La compañía ha sido capaz de disminuir su deuda con algunas compañías petroleras transnacionales, incluyendo la compañía estadounidense Chevron, Gazprombank y Repsol, a través de canjes de petróleo por reducción de deuda. Para recuperar la producción petrolera, Venezuela y Pdvsa deben recuperar acceso a los mercados financieros y reestructurar su deuda. Esto no será viable en ausencia de un acuerdo o transición política”, concluye Rodríguez. 


Participa en la conversación