Según el Cenda, en junio la canasta alcanzó los 184.072,39 bolívares y en 12 meses aumentó 760,8 %. Los productos que más se encarecieron el mes pasado fueron la mayonesa, la salsa de tomate, el vinagre y las bebidas no alcohólicas.

Redacción Crónica.Uno 

Caracas. La inflación le gana la carrera a los salarios. Los ingresos de las familias cada vez se quedan más cortos para adquirir los alimentos básicos.

En junio la canasta alimentaria llegó a los 184.072,39 bolívares, según la información del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda) y un salario mínimo de 15.051 bolívares apenas cubre 8 % de esa cesta de productos.

Un día de sueldo equivale a 502 bolívares y, ante el comportamiento de los precios, ahora se requieren nueve días de salario para comprar un kilo de carne que está en 4.626 bolívares, y siete días de sueldo para acceder a un cartón de huevos que cuesta 3.460 bolívares.

Los precios de los insumos se disparan con velocidad. El pasado mes de junio la canasta aumentó 20,9 % y en 12 meses la variación fue de 760,8 %.

Cuando se detalla por rubros, se tiene que en un mes el precio de productos como la mayonesa, la salsa de tomate y el vinagre subió 88,5 %, seguido de las bebidas no alcohólicas que aumentó 43 %, frutas y hortalizas 38 %, azúcar 31,3 %, aceite 30 % y verduras 26,3 %.

El Cenda detalla que “los salarios insuficientes y los altos precios dejan a muchos hogares con escasas posibilidades de incluir proteínas (pollo, carne) en su alimentación”. Las familias destinan la mitad de sus ingresos a la comida, por lo tanto, los costos de los rubros y la escasez golpean.

Lee también
Mayoría de dólares que circulan en efectivo los maneja un número muy reducido de la población

El reporte agrega que “las familias gastan más porque tienen que sustituir la harina precocida de maíz, el arroz, la pasta y el pan por yuca, plátano y papa”. Y actualmente, el kilo de esas verduras no se consigue por menos de 1.000 bolívares.

Foto: Mariana Mendoza


Participa en la conversación