Denuncian que cinco empresas de maletín recibieron de Cadivi $11,5 millones en 2012

Las compañías importaron productos con sobreprecio informaron los diputados de la Comisión de Controlaría de la Asamblea Nacional

Caracas. En la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional la investigación a las empresas de maletín que recibieron dólares preferenciales va de a poco. Este miércoles los diputados revelaron los casos de cinco compañías implicadas en corrupción que obtuvieron de Cadivi (ahora Cencoex) 11,5 millones de dólares en 2012.

El diputado, Robert Alcalá, fue el encargado en formular las denuncias sobre las operaciones que efectuaron las empresas: Radio y Comunicaciones Telocaliza 1, Gerkat Corporation, Corporación 1TO1, Chenys Exportaciones y Mexbi, las cuales importaron productos que no estaban vinculados con su actividades, compraron bienes con sobreprecio y hasta facturaron 10 veces el mismo rubro.

Los accionistas de esas compañías son: Fabrizio Mendoza, Salvador Lairet, Alejandro Berrizbeitia, Alex Saab, German Carreño, Jhonatan Sánchez y Álvaro Pulido, quien según el parlamentario es sobrino de la senadora colombiana, Piedad Córdoba.

Las adquisiciones de insumos, que en gran medida fueron químicos, se hacían a empresas relacionadas que estaban en Ecuador y Perú.

Los detalles

Robert Alcalá detalló que la empresa Radio y Comunicaciones Telocaliza 1 solicitó dólares para la importación de sulfato de sodio y recibió del organismo 4, 6 millones de dólares. Las compras se hicieron en Ecuador a la empresa Ecuainsumos, que tenía vínculos con Telocaliza 1. El parlamentario expresó que “esa operación genera dudas, ¿por qué una empresa de telecomunicaciones importa sulfalto de sodio?”.

El segundo caso es el de la compañía Gerkat Corporation  que en marzo de 2012 solicitó a Cadivi 445.000 dólares para la adquisición de una molinera de café cuando su precio real era 135.000 dólares. Alcalá dijo que además de la adquisición con sobreprecio, la solicitud fue introducida 10  veces, por lo cual recibió 4,4 millones de dólares.

El tercer caso es el de la Corporación 1TO1 que fue conformada en Perú  y que tenía como vinculada a la Importadora Gold Electric, C.A, que para la compra de dióxido de titanio Cadivi le autorizó 2,5 millones de dólares. El precio al cual se pactó la compra fue de 1.100 dólares el kilo, pero en aquel momento el costo de ese insumo era equivalente a 581 dólares.

El cuarto caso es el de Chenys Exportaciones también creada en Perú. Esta compañía usó a Construcciones Mewy (ubicada en Puerto Ayacucho) para obtener 1,6 millones de dólares, dinero que se orientó a la importación de alcohol cetoestearílico, usado para la elaboración de champú y tratamiento para el cabello.

El quinto caso abarca a las empresas Mexbis, constituida en Ecuador, y la importadora ExhiFrío, la cual adquiere productos de refrigeración. Esta última compañía efectuó la compra de 19 bultos de beonzato de sodio, que se usa para preservar alimentos, por 476.649 dólares.

El parlamentario indicó que esas empresas también efectuaron importaciones de otros rubros y estima que las operaciones totales suman 800 millones de dólares, por lo cual instó al resto de la Comisión a investigar la gestión del ex presidente de Cadivi, Manuel Barroso. Destacó que «esos 800 millones de dólares se han podido invertir en los hospitales».

En 2013 la ex presidenta del Banco Central de Venezuela, Edmée Betancourt, señaló que en 2012 se asignaron 20 millardos de dólares a empresas de maletín, y tras los señalamientos,  la Asamblea Nacional constituyó una comisión especial para investigar a esas industrias, luego las autoridades dijeron que publicarían una lista de las compañías. Pero de la investigación no se divulgaron los resultados y la lista no se presentó.


Participa en la conversación