El barril de petróleo promedió 61 dólares durante 2018, sin embargo, la producción petrolera retrocedió, lo que impactó en los ingresos de la estatal.

Caracas. El presidente Nicolás Maduro en su informe de gestión de 2018 reveló que la venta de divisas de Pdvsa al Banco Central de Venezuela (BCV) retrocedió, lo que refleja el deterioro de la industria petrolera y además la razón de la baja oferta de dólares oficiales para atender las importaciones.

Las cifras oficiales mostradas el lunes indican que en 2017 la estatal petrolera entregó al instituto emisor 5,1 millardos de dólares, mientras que en 2018 vendió 4,08 millardos de dólares, un descenso de 23 %.

En la medida en que Pdvsa entrega menos divisas al BCV, las reservas internacionales están estáticas e incluso cayendo. De hecho, cerraron el pasado año en 8,5 millardos de dólares y el instituto emisor tiene un menor margen de maniobra para cubrir compromisos, como las compras externas.

Gran parte de los fondos que percibió el Central se orientaron a las adquisiciones de bienes del sector público. A las empresas se les aprobaron divisas por medio del Dicom, que es el mecanismo de asignación del Gobierno, pero que se nutre de oferta privada que resulta insuficiente. Las autorizaciones de billetes verdes por ese sistema fueron inferiores a los 200 millones de dólares en 2018.

Ante la baja oferta de Dicom, las empresas que intentan seguir con sus operaciones en el país, y en medio de un contexto adverso de cinco años de recesión y con hiperinflación, terminan recurriendo al mercado paralelo.

Firmas económicas calculan que 90 % de las importaciones privadas se financiaron por medio del paralelo, lo que impacta en los precios finales de los rubros. El pasado año la inflación superó el 1.600.000 %, según los cálculos de la Asamblea Nacional.

Lee también
Maduro hace el primer aumento salarial de 2019 con incremento de 300%

En su discurso, el mandatario volvió a señalar que preparan acciones para combatir el “dólar criminal”, pero ya tiene seis años diciendo que atacará el mercado y las vía alternas creadas como Sicad, Simadi y Dicom no han tenido los resultados esperados, porque la política oficial termina incidiendo en el mercado paralelo.

El comportamiento de las ventas de divisas además muestra la crisis de la estatal petrolera, que genera 96 de cada 100 dólares que ingresan al país.

En 2017 el precio del crudo promedió 44 dólares, mientras que en 2018 el barril subió a una media de 61 dólares, pero la producción petrolera se desplomó a 1,4 millones de barriles diarios, por lo cual la industria no aprovechó el salto en los precios por el deterioro de los niveles de extracción.

Las firmas económicas privadas indican que por la menor cantidad de barriles producidos y vendidos se han dejado de percibir unos 20 millardos de dólares.


Participa en la conversación