El jueves falleció un señor. Según se informó estaba tomando la mitad de las dosis para alargar el tratamiento, en vista de que es muy difícil conseguirlo en el país.

Mabel Sarmiento Garmendia/@mabelsarmiento

Caracas. En los dos últimos meses se reportó la muerte de tres pacientes que padecían Parkinson. Y aunque eran personas mayores, estaban sufriendo porque no tenían los medicamentos a su disposición.

Según denunció Alexander Hernández de la Asociación Civil de Parkinson, Asocparka, el último que falleció estaba tomando menos dosis de la indicada. Lo hacía para alargar el tratamiento.

“Sabía que se le iba a terminar pronto y recurrió a partir las pastillas en dos. Eso está pasando con muchos pacientes. Incluso hay quienes están tomando medicamentos vencidos por la desesperación que sienten cuando no los consiguen”, destacó Hernández.

Las personas afectadas por el Parkinson (un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad progresiva), aunque estén en edades avanzadas, por lo general no mueren por esta patología.

Explicó Hernández que se complican por un paro intestinal o respiratorio, por un Accidente Cerebro Vasculas (ACV) o por convulsiones. “Y para cualquiera de los casos igual se ven afectados porque aquí no hay medicinas. Por eso estamos viendo que se están auto medicando y eso agrava la enfermedad”.

El señor que murió este jueves vivía en Valencia y estaba tomando Sinemet, que era el que más o menos se conseguía. “Tenía el tratamiento irregular. Por su puesto al no ser constante con el protocolo se deterioró más rápido”, destacó.

Ahora, dijo, nos llegó la noticia del que el laboratorio que produce ese fármaco y que se lo suministra al Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéutica, Sefar, se va del país lo que empeora la situación de nosotros los pacientes con Parkinson.

Lee también
Laboratorio del IVIC procesará pruebas PCR-RT y el Gobierno confirma 440 contagios de COVID-19

“Si no las conseguimos a tiempo no podemos tener calidad de vida. Necesitamos paz y tranquilidad y en este país eso es imposible, por lo acentuado de la escasez de medicinas, que oscila entre 80 y 100% en algunos casos según la Federación Venezolana Farmacéutica, Fefarven. Ya no se consiguen el Madopar, el Stalevo, el Parmital y el Mirapex. También los parches de neuro escasean. Se encuentran una semana sí y la otra no”, alertó.

En el ámbito nacional hay cerca de 32 mil pacientes con Parkinson, un alto porcentaje se encuentra en el estado Zulia.  Según Hernández lo grave del caso es que hay una población muy joven (de 30 a 40 años), diría que 12% de esa cifra, que sufriendo la enfermedad. “Y en nosotros los más jóvenes los daños son tremendos. Esta enfermedad es irreversible”, sentenció.

Foto referencia: Cheché Díaz


Participa en la conversación