En los últimos 40 días no hubo suministro de tapabocas, por lo que los trabajadores tuvieron que comprar insumos y los han reutilizado.

Caracas. Trabajadores de la salud del hospital Herrera Vegas, uno de los cinco centros del complejo José Ignacio Baldó, conocido como El Algodonal, denunciaron que están enviando a sus casas a los pacientes con tuberculosis, TBC, y que solo están dejando a los que están en condiciones críticas.

Vale recordar que el pasado 20 de mayo un nutrido grupo de pacientes con TBC protestó a las afueras de Distrito Sanitario 3, en San Martín, por el retraso en la entrega de medicamentos.

Y se supo extraoficialmente que uno de los fallecidos por COVID-19 anunciados el pasado 29 de mayo era una paciente con tuberculosis y VIH.

Los médicos advierten que dar de alta a estos enfermos implica un riesgo sanitario, toda vez que se desconocen las cifras epidemiológicas al respecto. 

Centro centinela

El Algodonal es uno de los centros centinela de los 42 habilitados por el gobierno de Nicolás Maduro para atender la pandemia. En la actualidad, dicen los trabajadores, hay 24 casos positivos, pero en los últimos 40 días no hubo suministro de tapabocas, por lo que tuvieron que comprar insumos y los han reutilizado. 

Además, no cuentan con cloro, desinfectante ni jabón. La consulta de nefrología está paralizada por falta de mantenimiento, y no tiene agua; en este centro no hay tomógrafo y no hay intervenciones quirúrgicas debido a que el aire acondicionado está dañado.

En denuncia hecha pública por la cuenta en Twitter Pandemia Venezuela, se destaca que la terapia intensiva de la sede del Herrera Vegas cuenta con ocho ventiladores, de los cuales funcionan cuatro. Mientras que en la del edificio Bolívar, de los cuatro ventiladores, está operativo uno solo.

Además, critican que se haya nombrado como protector designado al ministro de Deporte, Pedro Infante, pues las fallas de este nosocomio importante para enfermedades respiratorias son de vieja data y del conocimiento del ministro de Salud, Carlos Alvarado. 

Aparte del caso de El Algodonal, al final de la tarde de este miércoles 3 de junio, informaron que al menos 12 trabajadores adscritos a la sede principal del Ministerio de Salud, ubicada en Plaza Caracas, dieron positivos al virus. 

Según presumen, se contagiaron dentro de la sede y fueron trasladados al hotel President, de Plaza Venezuela. 

Entre los enfermos hay secretarias, ascensoristas, personal de limpieza y vigilancia. No contaban ni con tapabocas ni con guantes. Al parecer, solo la primera semana de medidas preventivas rociaron con alcohol a los empleados. 

Estas denuncias se hacen vía redes sociales debido a que los médicos están siendo perseguidos y hostigados por hacer del conocimiento de la opinión pública información relacionada con la COVID-19, en manos únicamente del gobierno de Maduro.

Lee también
Curva estable de casos COVID-19 está asociada a déficit de pruebas virocults

Participa en la conversación