Alrededor de 4000 familias están afectadas por la falta de gas doméstico. 7300 por los cortes eléctricos y 60 % por ausencia de agua. 28 niños de la casa hogar Refugio de Amor Santo Francisco y Clara padecen por la falla de estos servicios.

Barquisimeto. En la casa hogar Refugio de Amor Santo Francisco y Clara, ubicada en El Cercado, hacen maromas para cocinar desde el mes de abril. Allí atienden a 28 niños con discapacidad, 10 de ellos pernoctan.

Por si fuera poco la falta de gas doméstico, también padecen constantes cortes de luz. “Cada vez que se nos va la electricidad en la noche nos complicamos, porque no podemos atenderlos a todos y hay niños que no les gusta la oscuridad. A veces tenemos que esperar que llegue la luz para que puedan dormir”, explicó Yelitza Méndez, quien es madre cuidadora.

Los cortes eléctricos se prolongan entre cuatro y cinco horas. “Cuando es en la tarde nos la quitan de 2:00 a 7:00 p. m. y en las noches de 7:00 a 11:00 p. m. Hay unos transformadores dañados, se ha notificado a Corpoelec y nada que vienen”, agregó.

Para completar, la falta de agua se convierte en otro dolor de cabeza para quienes cuidan a los pacientes. Afirman que el gobierno regional colabora con cisternas para llenar los tanques; sin embargo, necesitan que sean constantes.

El Cercado
Las fallas de luz constantes inquietan a los niños que pernoctan en la casa hogar. Foto: Cortesía Jesús Hernández.

Los vecinos de El Cercado solicitan a la gobernadora, Carmen Meléndez, que se aboque a solucionar la problemática, sobre todo el servicio de gas, que tenga como prioridad a la casa hogar. Igualmente, solicitan ayuda para las madres de niños de bajos recursos y les dificulta conseguir los medicamentos. 

En el macrosector habitan aproximadamente 7300 familias, con un mínimo de cuatro integrantes, máximo ocho personas. Solo en el sector Lomas Verdes Central se requieren 644 bombonas, en Lomas Verdes Este 220 y Lomas Verdes Alto 200. La falta de gas afecta, aproximadamente, a 4000 familias.

“Esto es grave, son muchas personas que no tienen gas”, denunció Alida Andrade, miembro de un consejo comunal de uno de los sectores. Varios habitantes pagaron su bombona en mayo y todavía no le han despachado. En reiteradas oportunidades, han denunciado ante las autoridades del gobierno regional para que se aboquen a solucionarles y todavía esperan respuesta.

Tenemos cuatro meses sin gas. Trajeron una bombona de 10 kilos por familia y duró cuatro días solamente porque venían medio llenas” .

La ausencia de gas ha llevado a los ciudadanos a tomar alternativas para preparar comida, como usar leña, lo cual es contraindicado por las infecciones respiratorias que ocasiona. 

No nos queda otra opción que cocinar a leña. Ya muchas personas entre ancianos y niños se han visto afectados con neumonía, bronquitis y cuadros alérgicos, comentó Andrade.

Servicio de agua

Desde 2018, el agua llega cada 60 a 80 días. Son ocho ciclos que distribuyen a los 26 sectores que conforman el macrosector. 60 % de la población no disfruta del servicio. Todo empeora cuando se bañan con el agua que sale de las tuberías oxidadas por no usarse, lo que ha ocasionado en algunas personas resequedad y alergia en la piel.

Hay casos de dermatitis en niños y adultos, porque la gente utiliza el agua con el óxido que bota las tuberías”, explicó Amalia, vecina del lugar.

La situación se complica con la pandemia causada por la COVID-19, que ha hecho estragos en el mundo. Es contradictorio que entre las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) está lavarse bien las manos, cara y los ciudadanos están más vulnerables porque no tienen agua en sus hogares por las fallas de la hidrológica del estado.

El Cercado
Los habitantes de El Cercado reclaman a las autoridades por servicios básicos. Foto: Cortesía Jesús Hernández.
Transporte público 

De 23 busetas solo seis están trabajando para facilitar el traslado de los habitantes. Los transportistas cobran entre Bs 20.000 a 30.000 por movilizarlos 7 kilómetros, de ahí a otro punto son 20.000 bolívares más. Esta situación obliga a las personas caminar para llegar a sus casas.

Las colas que se hacen para agarrar el autobús parecen interminables, sé a la hora que salgo de mi casa, pero no tengo idea a la hora que llegaré”, comentó Isaura Barrios.

Los habitantes recaudaron firmas en dos días de jornada entregarán en los entes encargados de estos servicios, para que los tomen en cuenta y les solucionen los problemas que afectan su calidad de vida. “Llevaremos los oficios a la Gobernación, a la hidrológica y a Corpoelec para exigir soluciones”, afirmó Alida Andrade, habitante de El Cercado. 

Lee también
Venezuela supera los 500 fallecidos por COVID-19 y se registra nuevo pico de contagios en Bolívar

Participa en la conversación